Buscar
miércoles, 05 de octubre de 2022 10:08h.

Carta abierta a Lasquetty, la ceguera no es excusa - Plataforma Asamblearia de Trabajadores y Usuarios de la Salud (P.A.T.U.SALUD)

 

La ceguera no es excusa

Carta abierta a Lasquetty, la ceguera no es excusa - Plataforma Asamblearia de  Trabajadores y Usuarios de la Salud (P.A.T.U.SALUD)

LA CEGUERA NO ES EXCUSA (Carta abierta al Sr. Fernández-Lasquetty)

Sr. Fernández-Lasquetty, le sugerimos que haga un hueco en su agenda para leer esta carta que le dirigimos desde la Plataforma Asamblearia de Trabajadores y Usuarios por la Salud (PATUSALUD),  y que podría firmar cualquiera de los más de 900000 madrileños que dijimos alto y claro ¡NO! a su plan privatizador de la Sanidad Pública madrileña durante la Consulta Ciudadana celebrada entre los días 5 y 10 de este mes de mayo.

Le vamos a repetir las cifras. Sabemos que no le gustan, pero esta es la realidad, dura de reconocer, peligrosa para usted y su partido político, orgullo para los que nos hemos acercado a participar, y esclarecedora de su calidad como político:

 

-         935.794 personas han votado

-         103 municipios de la de la Comunidad de Madrid

-         929.903 personas, un 99,4%, han respondido que SÍ

-         3.558 personas, un 0,35%, han votado que NO

-         1.454 personas, 0,15 % han votado en blanco

-         879 votos nulos, 0,1%

Usted la ha calificado de parodia. Es de entender su posición a la defensiva respecto a la Consulta Ciudadana. No es fácil encajar el golpe que significa que casi un millón de ciudadanos expresen su oposición a su proyecto de una forma absolutamente democrática. No es cómodo sentirse tan solo y tan falto de respuestas, como por otra parte ha sido habitual en los últimos 6 meses. Debe ser desesperante y poco gratificante comprobar cómo su intento de cambiar por decreto algo tan esencial para el ciudadano como la Sanidad Pública no es aceptado sino, una y otra vez, rechazado.

Su ceguera política y social no sirve de excusa. Es posible que esta ceguera se extienda también a la hora de ver los medios de comunicación, donde miles de ciudadanos, usuarios y profesionales sanitarios han salido a la calle para decirle que no quieren, que no queremos  su proyecto. Ciego para ver la aglomeración de personas en torno a una simple urna diciendo ¡SÍ! a la sanidad de gestión pública. Incluso muchos ciudadanos han depositado su voto expresando que su  voto en las pasadas elecciones, fue favorable al Partido Popular, pero que se sentían engañados y que votaban sí a la Sanidad Pública. Ha intentado apartar la vista, ha contraatacado, pero la realidad es tozuda. La vida es muy dura, don Javier.

A usted se le supone que no es sordo. Aunque no vea nada de nada, usted debería haber tenido sensibilidad para al menos oír los cientos de alternativas escritas, comunicados, ofertas de negociación, de profesionales, asociaciones, sindicatos y partidos políticos. Y para colmo, escuche bien: casi un millón de personas denunciando un plan que supone el fin de algo por lo que se ha luchado durante mucho tiempo en este país: una Sanidad Pública, gratuita en el momento de su uso, universal y de calidad. No ha contado con nadie ni escuchado a nadie. Eso sí que es una parodia de ejercicio del poder. Es una parodia intolerable.

Don Javier, así no se pueden hacer las cosas. Hay que tener un poco de tacto. Con los trabajadores de la sanidad para no engañarles tan descaradamente, con los ciudadanos prometiéndoles una asistencia que no puede nunca igualarse a la que se ha prestado hasta ahora en los hospitales de gestión pública. Poniendo de excusa una crisis económica real, pero no menos que la verdadera intención de su plan: un cambio radical en el modelo de asistencia sanitaria. Hombre, por Dios, tenga un poco de tacto y de vergüenza y reconozca que con unos medios casi artesanales se ha realizado un plebiscito que le ha puesto nervioso, que le ha puesto, una vez más, en su sitio: personaje intolerante, bravucón y mal educado.

Y dígaselo a su equipo asesor y colaborador, a las empresas adjudicatarias: esto huele a chamusquina. Huela, huela, ya verá (perdón, ya se dará cuenta). Dígales que esto se está poniendo muy feo: mareas multitudinarias que no cesan, recurso admitido ante el Tribunal Constitucional, 1400000 firmas en contra de sus planes, y ahora para colmo casi un millón expresando libremente su rechazo a perder nuestra Sanidad Pública. Y todo esto  a pesar de haber dado los pasos que había que dar y que deberían de haber diezmado la resistencia del ciudadano. Dígales a las empresas que lo van a tener complicado en “sus” hospitales, que se lo piensen dos veces. Que muchísimas de esas personas que ejercieron su derecho a expresar su opinión en la Consulta Ciudadana van a acudir y a trabajar en esos hospitales. Y que les van a tener a raya, vigilando cualquier irregularidad, cualquier abuso. Esto atufa a conflicto para largo, Sr. Consejero.

La máxima expresión de la democracia, que es depositar la opinión de un ciudadano en una urna, no puede ser nunca objeto de falta de respeto por su parte. Demuestra ser un político de muy bajo perfil si no reconoce la importancia y transcendencia de la Consulta. Los resultados no van a quedar como unos simples números. Se van a utilizar a todos los niveles sociales y legislativos para que no se les olvide, a ustedes los promotores de este expolio, que no hicieron caso a la voluntad popular, al pueblo soberano, para que tengan que expresarse, a lo mejor disculparse, e incluso despedirse. Don Javier, le está haciendo usted un flaco favor a su partido. Su ceguera es peligrosa.

En fin, que usted esté ciego para ver lo que pasa por delante de sus narices, no es excusa para que, con sus probadas limitaciones, intente utilizar alguno del resto de los sentidos del ser humano. Pero el que no ha usado nunca ni parece tener intención de hacerlo es el más común de ellos: el sentido común.

Plataforma Asamblearia de  Trabajadores y Usuarios de la Salud (P.A.T.U.SALUD)

http://plataformaciudadanaya.wordpress.com/2013/05/18/carta-abierta-a-lasquetty-la-ceguera-no-es-excusa/