Buscar
miércoles, 05 de octubre de 2022 10:08h.

Proceso penal de la Fiscalía Anticorrupción en el caso mascarillas Intersindical Canaria exige el cese cautelar del director del Servicio Canario de Salud

 

f int conrd dguez
f int conrd dguez

 



Logo SALUD verticalcontra el cambio climático 2   c
 

                                       

Proceso penal de la Fiscalía Anticorrupción en el caso mascarillas

Intersindical Canaria exige el cese cautelar del director del Servicio Canario de Salud

Don Conrado Domínguez Trujillo, Director del Servicio Canario de Salud, contra el que se ha querellado el Fiscal Delegado contra la corrupción y la criminalidad organizada de la provincia de Las Palmas, en un proceso penal por presuntos delitos de prevaricación y tráfico de influencias, debe ser cesado de manera cautelar de su cargo, porque, desde Intersindical Canaria entendemos que su permanencia en el mismo genera inseguridad jurídica tanto para la investigación como para las labores que desarrolla al frente del SCS.

En el denominados caso mascarillas, se adelantan sin concurso público y habiendo rechazado otras ofertas, vía whatsapp, 4 millones de euros del erario público a un empresario (RR7 United S.L.) sin ningún tipo de experiencia en sanidad, dedicado a la compraventa de repuestos para coches y un capital social de 3.000€, conocido de un amigo, para la adquisición de mascarillas FFP3, necesarias en los hospitales para evitar el contagio a los trabajadores de primera línea, con sobreprecio y que nunca llegaron a su destino. 

Hay que remontarse a mayo del 2020, para la primera entrega económica, pero en octubre, sin haber recibido material alguno, se adelanta el total. Los cuatro millones de euros. Pero, es más. Después de extinguido el contrato por incumplimiento, se intenta acceder a cambiar las características del producto a adquirir, que había llegado, pero resultó ser falso y se destruyó en aduana. En fin, los pormenores, propios de una trama delictiva. 

El señor Conrado Domínguez Trujillo, fue designado por el gobierno, y en el Estado de Alarma actuaba como Coordinador del Comité de Gestión de la Emergencia Sanitaria por Covid-19, estando de consejero Don Julio Pérez, y más tarde, en septiembre de 2020, fue nombrado director del SCS.

Nos enfrentamos a un asunto turbio, donde se ha jugado con la pandemia por Covid-19, con la vida de los trabajadores, con la vida y el dinero de los ciudadanos que corresponde a necesidades de la Sanidad Pública, y ante tal ignominia, a día de hoy, desde nuestra organización sindical no podemos entender cómo es posible que nadie haya dimitido y no se hayan depurado responsabilidades políticas: ni del actual Consejero de Sanidad, ni del Presidente del Gobierno de Canarias, y peor aún, ningún grupo político del gobierno o de la oposición lo ha solicitado.

Por su parte, la Audiencia de Cuentas, aprecia además la suma de otras irregularidades en la contratación de emergencia realizada por el SCS, como la adjudicación de once contratos por un importe superior a dos millones de euros cada uno (41,8 millones en total), sin contar con la autorización del Consejo de Gobierno. Añadir que, cantidades ingentes de material de protección frente a la Covid-19 (Guantes, mascarillas, batas…), por importe de más de tres millones de euros, se encuentran depositadas en almacenes aledaños al hospital La Candelaria por no estar homologados ni ser aptos para su uso. 

Canarias, 18 de julio de 2022.  

Federación Nacional de Salud

- Organización No Gubernamental para la protección de los derechos de los trabajadores y usuarios de la Sanidad Canaria-

 

INTERSINDICAL CANARIA FEDERACIÓN DE SALUD
INTERSINDICAL CANARIA FEDERACIÓN DE SALUD

 

MANCHETA JULIO 22