Buscar
viernes, 07 de octubre de 2022 07:18h.

El Movimiento por la Unidad del Pueblo Canario apoya la convocatoria del 12 de noviembre de 2015 de los comités Anti-OTAN

El Comité Anti-OTAN de Canarias ha convocado para el próximo 12 de noviembre de 2015 una concentración en el Parque Duramas (ex San Telmo) n Winiguada n Tamarán, a las 18 horas, contra la creciente militarización de Canarias al servicio de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) como plataforma de agresión tanto hacia nuestro pueblo como hacia  los hermanos pueblos vecinos.

El Movimiento por la Unidad del Pueblo Canario apoya la convocatoria del 12 de noviembre de 2015 de los comités Anti-OTAN

El Comité Anti-OTAN de Canarias ha convocado para el próximo 12 de noviembre de 2015 una concentración en el Parque Duramas (ex San Telmo) n Winiguada n Tamarán, a las 18 horas, contra la creciente militarización de Canarias al servicio de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) como plataforma de agresión tanto hacia nuestro pueblo como hacia  los hermanos pueblos vecinos.

El pueblo canario está especialmente conscienciado por el abusivo uso torticero que el colonialismo viene haciendo de nuestro territorio mediante su ejército de ocupación, ahora integrado en la OTAN, que nunca ha ocultado su ambición sobre Canarias según hace constar el ex ministro de la Presidencia de Adolfo Suárez, Otero Novas (ver link adjunto), cuando afirma: “entonces tuvieron lugar unos hechos que, por ahora, yo no puedo relatar". Y en 1978 "se produce la misma presión (que la ejercida por la URSS) sobre España de EE UU, pero en sentido contrario, para que España ingrese en la OTAN. Y esa decisión tiene que ver con Canarias". Según Otero Novas, a finales de marzo "por conductos informales nos llega un mensaje que debidamente traducido significaba: o entráis en la OTAN o nos encargaremos de que perdáis Canarias”  “Y cuando le doy mi conclusión a Suárez, él llegó a la misma idea. Lo tomamos muy en serio".

En 1990 se descubrió que agentes de los servicios secretos españoles habían codirigido, junto a la CIA, una célula del Gladio español en Las Palmas, Canarias. La base fue construida en 1948 y estuvo operando durante los años 1960 y 1970. Agentes del servicio de inteligencia de las fuerzas terrestres parecen haber estado profundamente implicados en la red secreta stay-behind, a las órdenes de la OTAN, según relata Daniele Ganser, profesor de la Universidad de Basilea, Suiza, en su libro “Los Ejércitos Secretos de la OTAN”.

En el glorioso Referéndum celebrado el 12 de marzo de 1986 y convocado por el siniestro personaje Felipe González, Secretario General del Partido Socialista Obrero Español y de los GAL (PSOE), Canarias se opuso a integrarse en la OTAN por una amplia mayoría del 53.69 por ciento, organización militar de la que forma parte España, porcentaje que podría haber sido muy superior si el antidemocrático gobierno metropolitano no hubiera puesto tantos impedimentos a los electores, que, milagrosamente, desaparecían del censo electoral, no pudiendo votar por correo en la mayoría de los casos. Por lo tanto Canarias ya decidió, en pasado, no como algunas plataformas electorales de nuevo cuño proponen “Canarias decide”.

Pese a los insalvables inconvenientes, Canarias rechazó su integración en ese bloque militar, tan antidemocrático como el propio gobierno colonialista del reino de España, pues a pesar del rechazo expresado en las urnas sigue campando a sus anchas en Canarias, con bases militares en prácticamente todas las islas, que utilizan como plataforma de agresión contra los indefensos pueblos africanos, entre los que nos encontramos, con el único fin de apropiarse de las abundantes materias primas del continente, sobre todo los cuestionados recursos fósiles, carbón y gas principalmente, expoliación a la que no escapa tampoco Canarias.

Fue precisamente un canario, Soria, J. M., el que, como Ministro de Industria del Gobierno colonialista del reino de España, autorizó a la multinacional petrolera Repsol la realización de prospecciones petrolíferas hasta las cuarenta (40) millas de las costas Canarias, poniendo en peligro no sólo nuestra industria turística sino la supervivencia del propio banco pesquero canario-sahariano, dado que también es canario.

Según el derecho marítimo internacional el gobierno español sólo tiene jurisdicción en 12 millas náuticas alrededor de cada isla, siendo internacionales las aguas más allá de esa distancia hasta que no se resuelva tanto el contencioso sobre la situación colonial de Canarias como el del Sahara, ahora en el Comité de descolonización de las Naciones Unidas. Se da la circunstancia de que la monarquía alauita no recurrió en Naciones Unidas el decreto de autorización de prospecciones a Repsol, por lo que en buena lógica empresarial la compañía petrolera pactó con el gobierno de Marruecos las prospecciones fuera de las 12 millas de jurisdicción española, lo que viene demostrado por el hecho de que el reino de Marruecos autorizó también prospecciones a la petrolera Kosmos.

Ambas autorizaciones, a Repsol y a Kosmos, fueron recurridas por el Movimiento por la Unidad del Pueblo Canario ante el Tribunal Internacional del Mar, lo que originó que ambas petroleras se vieran obligadas a abandonar las citadas prospecciones.

La aplastante victoria de Canarias en el Referéndum del 12 de marzo produjo tal conmoción en el colonialismo español que en más de un cuarto de siglo no han vuelto a convocar referéndum alguno, prueba más que suficiente de que el caduco régimen monárquico y colonial español es antidemocrático, como lo atestigua recientemente el intento del C’sPPSOE, con Alberto de Rivera y de las JONS en cabeza, de que el Tribunal Constitucional metropolitano prohibiera el debate a celebrar el lunes 9 de noviembre de 2015 por la Generalitat catalana sobre la proclamación de la Independencia de Catalunya, proclamación de la que nos congratulamos y felicitamos el pueblo catalán, al igual que hacemos con el pueblo canario que desde el 1 de enero de 2011 tiene su propia declaración de Independencia, coincidiendo con el final de la segunda década para la erradicación de la lacra del colonialismo de las Naciones, Unidas finalizada el 31 de diciembre de 2010.

En reivindicación de nuestros justos y legítimos derechos hacemos un llamamiento a todos los anticolonialistas en particular y a todos los demócratas en general a secundar la convocatoria del Comité Anti-OTAN de Canarias el próximo 12 de noviembre de 2015 en el Parque San Telmo de la Capital Gran Canaria, así como a preparar la conmemoración del 30 aniversario de nuestra democrática decisión de no integrarnos en la OTAN.

J.M. Otero Novas (Historia de un crimen de estado)

https://www.youtube.com/watch?v=Q_kYhDTQRQc