Buscar
jueves, 29 de septiembre de 2022 10:05h.

NC cataloga de “absolutamente insuficiente” la subida de 5,5 millones de euros para la PCI en 2016

El portavoz adjunto del grupo parlamentario de Nueva Canarias (NC), Luis Campos, catalogó que el incremento de 5,5 millones de euros de la Prestación Canaria de Inserción (PCI), en los presupuestos de 2016, son “absolutamente insuficientes”. Campos denunció que las transferencias en materia social a los ayuntamientos se congelan al igual que el plan de empleo social, que el Gobierno de Canarias se olvida de las familias y personas que carecen de vivienda y que “no se reflejan con claridad si están en su totalidad” los 18 millones de euros y los seis millones de euros provenientes del Fondo Social Europeo y el Programa de Garantía Juvenil, respectivamente. 

NC cataloga de “absolutamente insuficiente” la subida de 5,5 millones de euros para la PCI en 2016

 
   

Campos denuncia que las transferencias en materia social a los ayuntamientos se congelan al igual que el plan de empleo social y el “olvido” de las familias sin vivienda    

El portavoz adjunto del grupo parlamentario de Nueva Canarias (NC), Luis Campos, catalogó que el incremento de 5,5 millones de euros de la Prestación Canaria de Inserción (PCI), en los presupuestos de 2016, son “absolutamente insuficientes”. Campos denunció que las transferencias en materia social a los ayuntamientos se congelan al igual que el plan de empleo social, que el Gobierno de Canarias se olvida de las familias y personas que carecen de vivienda y que “no se reflejan con claridad si están en su totalidad” los 18 millones de euros y los seis millones de euros provenientes del Fondo Social Europeo y el Programa de Garantía Juvenil, respectivamente. 

A la exposición de los presupuestos de Empleo, Políticas Sociales y Vivienda por parte de la vicepresidenta del Ejecutivo, Patricia Hernández, el portavoz adjunto de NC respondió que “no pueden ser unas buenas” cuentas cuando el 76% del aumento total del proyecto de ley se dedica a pagar las deudas con los bancos y sólo el 24% a gasto social e inversiones. No obstante reconoció que esta consejería es la que tiene una mayor subida pero, “para nada, suficiente, dado el vergonzoso déficit estructural” existente, tal y como especificó.

El portavoz de NC rebajó el incremento de la PCI de 17 millones de euros con respecto a 2015, dicho por la consejera Hernández, a 5,5 millones de euros ya que  el gasto consolidado del ejercicio económico en vigor será de 39,5 millones de euros. “Absolutamente insuficiente”, reprochó Luis Campos, si se tiene en cuenta, en base a los datos ofrecidos por la consejería, que 35.000 hogares sin ingresos se quedarán sin la PCI con la partida asignada para el próximo año.

Sólo supone, indicó, el 0,74% del presupuesto canario global en 2016 cuando en comunidades con una población similar pero con una tasa de pobreza tres veces inferior, como Euskadi, destina el 2,8%.

Para exponer otras debilidades de este departamento, Campos denunció el “mantenimiento” de las transferencias a los ayuntamientos en materia social. “Cero euros de subida” con respecto a 2015, continuó, en la gestión de la PCI (tres millones de euros), para el plan de servicios sociales concertado (6.400.00 euros), para las prestaciones básicas de servicios sociales (3.800.000 euros), para las ayudas a la emergencia (dos millones de euros). “Ni un euro de aumento en un momento muy delicado”, apercibió el diputado de NC, derivado de la entrada en vigor, el próximo 1 de enero, de la Ley estatal de Racionalización y Sostenibilidad de la Administración Local.

Tras reprochar las deficientes partidas para la ley de la dependencia, Campos criticó que el plan de empleo social tampoco aumente y que sólo se pongan 50.000 euros para la creación de nuevas viviendas, bien sea por la construcción o por la adquisición de unidades vacías, lo que demuestra que el Ejecutivo está “poco preocupado de los canarios que no tienen vivienda”.

El aspecto positivo final destacado por Luis Campos fue el anuncio de la puesta en marcha de un plan de lucha contra el fraude laboral.