Buscar
domingo, 05 de febrero de 2023 18:04h.

ALTERMUNDISMO "LA POESÍA ES UN ARMA CARGADA DE FUTURO" (GABRIEL CELAYA)

El poeta apache: John Trudell Pablo Espinosa en LA JORNADA

 

p e

Francisco Morote. de Attac Canarias, recomienda este bellísimo comentario que hace Pablo Espinosa en LA JORNADA de la glosa sobre John Trudell contenida en el libro The Philosophy of Modern Music de Bob Dylan. Morote, además aporta el antetículo con el que establece una atinada relación entre los poetas músicos Trudell y Dylan y el poeta Gabriel Celaya y el músico Paco Ibañez. Porque en verdad, La poesía es un arema cargada de futuro y no tiene fronteras.

Esa canción, Crazy Horse, está en el álbum Bone Days, de John Trudell; entre sus versos figuran gemas como la siguiente: Cada ser humano es una gota de agua. Una gota en la lluvia. Y cuando se junta el número suficiente de esas gotas se hacen más claras y coherentes y cobran el poder de la tormenta.

Habla el maestro Dylan junto al pizarrón: “Mientras más profundizas en la obra de John Trudell, ya podrás entender a plenitud el álbum Bone Days y en ese disco está la canción Does’t Hurt Anymore (Ya no duele). El espacio entre esa canción y la de Hank Snow titulada I Don’t Hurt Anymore es profundo. La primera es una suerte de declaración sobre el acto de enjugarse las lágrimas, de lágrimas secándose, pero la otra te hará romper en llanto”.

Y llega así el maestro de filosofía, don Robert Allen Zimmerman, quien en la lista de profesores universitarios firma como Bob Dylan, al siguiente silogismo:

Lo que verdaderamente nos unifica es el sufrimiento porque todos por igual hemos tenido pérdidas, seamos ricos o seamos pobres; no se trata de tener privilegios o poder. Es una cuestión del alma. Es un asunto del corazón.

Y he aquí que hay personas que no tienen alma. Que no tienen corazón.

Son personas sin parámetros, no tienen llenadera en lo económico, en la cosificación, en lo banal, en lo que los dejó vacíos de alma, precisamente. No tienen, o si las tienen no las escuchan, personas que les digan: Oye, la realidad no es así, la vida se trata de otra cosa, piensa en las personas que sufren, piensa en los que no tienen para comer hoy, los maltratados, los condenados solamente por ser pobres. Son personas que ni siquiera saben lo que quieren.

¿Y saben qué es lo más triste?, pregunta el profesor Zimmerman en el estrado, frente a todos los pupitres. Lo más triste, se responde, es que una persona como esas que no tienen corazón ni tienen alma, nunca podrá escuchar, porque no la entendería, la música del poeta apache John Trudell. Salimos del salón de clases, pensativos.

Lo único que queremos es llegar a casa y escuchar la música del poeta apache. Y seguir leyendo el nuevo libro de Bob Dylan, de quien presentamos en este texto un nuevo ejercicio del formato reseña, simple y humildemente siguiendo sus enseñanzas, porque ese libro es, entre otras muchas cosas, un arsenal de nuevas maneras de contar historias, de recomendar caminos, nuevas formas de escribir reseñas de discos y de libros.

Volteamos hacia el ventanal que da hacia el salón: el profesor de la clase, Robert Zimmerman, sigue ahí, de pie, sonriendo.

Todo el texto de Espinosa en LA JORNADA

https://www.jornada.com.mx/2023/01/21/cultura/a12n1dis

PABLO ESPINOSA
PABLO ESPINOSA
LA JORNADA

La poesía es un arma cargada de futuro

Gabriel Celaya

GABRIEL CELAYA
GABRIEL CELAYA

Cuando ya nada se espera personalmente exaltante,
mas se palpita y se sigue más acá de la conciencia,
fieramente existiendo, ciegamente afirmando,
como un pulso que golpea las tinieblas,

cuando se miran de frente
los vertiginosos ojos claros de la muerte,
se dicen las verdades:
las bárbaras, terribles, amorosas crueldades.

Se dicen los poemas
que ensanchan los pulmones de cuantos, asfixiados,
piden ser, piden ritmo,
piden ley para aquello que sienten excesivo.

Con la velocidad del instinto,
con el rayo del prodigio,
como mágica evidencia, lo real se nos convierte
en lo idéntico a sí mismo.

Poesía para el pobre, poesía necesaria
como el pan de cada día,
como el aire que exigimos trece veces por minuto,
para ser y en tanto somos dar un sí que glorifica.

Porque vivimos a golpes, porque a penas si nos dejan
decir que somos quien somos,
nuestros cantares no pueden ser sin pecado un adorno.
Estamos tocando el fondo.

Maldigo la poesía concebida como un lujo
cultural por los neutrales
que, lavándose las manos, se desentienden y evaden.
Maldigo la poesía de quien no toma partido hasta mancharse.
Hago mías las faltas. Siento en mí a cuantos sufren
y canto respirando.
Canto, y canto, y cantando más allá de mis penas
personales, me ensancho.

Quisiera daros vida, provocar nuevos actos,
y calculo por eso con técnica, qué puedo.
Me siento un ingeniero del verso y un obrero
que trabaja con otros a España en sus aceros.

Tal es mi poesía: poesía-herramienta
a la vez que latido de lo unánime y ciego.
Tal es, arma cargada de futuro expansivo
con que te apunto al pecho.

No es una poesía gota a gota pensada.
No es un bello producto. No es un fruto perfecto.
Es algo como el aire que todos respiramos
y es el canto que espacia cuanto dentro llevamos.

Son palabras que todos repetimos sintiendo
como nuestras, y vuelan. Son más que lo mentado.
Son lo más necesario: lo que no tiene nombre.
Son gritos en el cielo, y en la tierra, son actos.
 

La poesía es un arma cargada de futuro", Gabriel Celaya

Por Paco Ibañez

 

https://www.youtube.com/watch?v=q_b0myUpwpE

 

mancheta dic 22