Buscar
miércoles, 31 de mayo de 2023 10:04h.

Radio San Borondón no está emitiendo ilegalmente, aseguran los abogados Felipe Campos, José Manuel Rivero y Santiago Pérez

La Sala San Borondón acogió un debate sobre el ataque del gobierno de Canarias a Radio San Borondón al más puro estilo de una dictadura

Radio San Borondón no está emitiendo ilegalmente, aseguran los abogados Felipe Campos, José Manuel Rivero y Santiago Pérez    

La Sala San Borondón acogió un debate sobre el ataque del gobierno de Canarias a Radio San Borondón al más puro estilo de una dictadura

Audio de la charla-coloquio

SB-Noticias.- La Sala San Borondón del Centro de la Cultura Popular Canaria, acogió este miércoles una Charla-coloquio bajo el título “Un nuevo ataque a la libertad de expresión: El gobierno Canario sanciona a Radio San Borondón”, un acto que se enmarcó en la Universidad Libre del Atlántico y el Ciclo “Los Cimientos de un Mundo Sostenible. La Alternativa Democrática y Social”.

Con este ataque político del gobierno de Canarias a Radio San Borondón estamos todos afectados, no solo la emisora, dijo Felipe Campos, quien recordó que están en juego derechos consagrados en la constitución como la libertad de expresión e información, pero fundamentalmente está en juego la democracia:

“No puede haber democracia, además de ciudadanos, poder judicial independiente, sin medios de comunicación igualmente independientes, que en Canarias prácticamente no los tenemos porque más de un 90% de los que hay, funcionan como gabinetes de comunicación de los partidos”, afirmó el abogado, quien llamó la atención sobre el hecho de que se incoe expediente a Radio San Borondón, medio crítico donde los haya, y se mira para otro lado con centenares de emisoras que emiten en la misma condición legal, como por ejemplo Radio Club Tenerife, a la que techó de campeona de la ilegalidad.

Sobre Radio San Borondón, dijo que funciona como deberían funcionar todos los medios de comunicación, de modo que se ha convertido en excepción lo que tendría que ser la regla general en los medios y dijo que una de las consecuencias de la crisis que ha generado el sistema radica en que la mayoría de los medios olviden su función social, abandonen la ética profesional y se arrastren ante los partidos políticos para ganar un puñado de euros.

José Manuel Rivero, por su parte, dijo que esta sanción que impone el gobierno de Canarias a Radio San Borondón no se puede calificar de otro modo que de persecución política, no en vano se ataca a un medio de comunicación, atentando contra derechos fundamentales como la libertad de prensa, por cuestiones claramente políticas, ya que recuerda que antes de la apertura de expediente sancionador, el Gobierno había recortado todo tipo de subvenciones a las que el Centro de la Cultura Popular Canaria tiene derecho como el resto de organizaciones culturales del archipiélago y había dejado sin pagar algunas de las aprobadas por el Parlamento.

Se trata de un procedimiento sancionador contra Radio San Borondón que tiene como objetivo la censura de ese medio crítico con la gestión de Gobierno y asegura que el último informe remitido por la jefa de inspección a los medios del Gobierno, en el que se niega a informar del expediente a Felipe Campos, supone un nuevo atropello, además de que es inconstitucional, porque en evidente fraude de Ley, elude a quien ha presentado el escrito de defensa de la emisora (Campos), para hacer valer derechos para no causar indefensión, para ir directamente a la parte afectada (RSB), cuando consta oficialmente es que el letrado quien ha suscrito esos informes.

De este modo, afirma que el Gobierno atenta contra el derecho de defensa al que tiene derecho Radio San Borondón a través de Felipe Campos, causando indefensión ante este proceso sancionador, tras lo que deja claro que la emisora “no está emitiendo ilegalmente”, además de que está ejercitando, conforme a la constitución, derechos fundamentales como la libertad de prensa (libre información y libertad de prensa).

Santiago Pérez, profesor de Derecho de la ULL, dijo que la incoación de expediente sancionador a Radio San Borondón tiene una consideración política muy clara, que se resume en una palabra “discriminatorio”, porque el objetivo del Gobierno no es otro que ahogar a una emisora de radio que no está bajo el redil del sistema político establecido en Canarias, que va degradando cada día que pasa la calidad de la democracia, entre otras cosas porque constantemente está degradando el pluralismo informativo.

El gobierno conculca el derecho fundamental de la ciudadanía a obtener información objetiva y plural, porque una democracia que no esté acompañada de un pluralismo efectivo en el terreno de la información y de un respeto efectivo al ejercicio de la ciudadanía al derecho a la libertad de expresión y de información se convierte en un andamiaje vacío, en definitiva en una farsa de democracia.

En este sentido, afirmó que el despliegue de iniciativas que ha puesto en marcha Felipe Campos para defender a Radio San Borondón de este ataque discriminatorio está muy bien planteado, puesto que abre todas las vías de defensa a su alcance y añade que si el Gobierno pone pegas en relación a la representación que ostenta en ese expediente el letrado, está entrando en un terreno muy peligroso, porque el derecho a intervenir en este proceso está dentro de lo constitucional a la tutela efectiva, resaltó Pérez.