Buscar
jueves, 09 de febrero de 2023 00:16h.

Pero el futuro nos pertenece y no es fascista.

Uno del uno del 2021. Felicidad, y merecerla - por Chema Tante

 

frase tante felicidad

Uno del uno del 2021. Felicidad, y merecerla - por Chema Tante *

Confieso que lo pasé mal, el día 24, pero este 31 lo he pasado todavía peor.  Las redes sociales, el correo, los medios saturados de los melifluos deseos de felicidad.

En Canarias, este día 30, cerca de 300 personas se han contagiado. Y en el mundo... no les puedo contar nada que no sepan. Se acumulan las muertes y el sufrimiento

Felicidad

En el mismo momento en que se entrecruzan los alegres y confiados buenos deseos, miles de personas mayores se consumen, encerradas en la soledad, y la nostalgia, en las residencias, en medio de la amarga tristeza que el abnegado personal se esfuerza por mitigar...

 Felicidad

Los sistemas públicos -en los territorios opulentos, en el resto, ni eso- colapsan, por la demanda de asistencia por la covid-19 y no es posible atender como es debido otras patologías distintas, pero igualmente mortales y atormentadoras...

Felicidad

La población trabajadora mira con terror un futuro que nadie sabe como se va a desenredar, porque la crisis económica ha barrido con millones de puestos de trabajo, y quienes gobiernan no aciertan con las soluciones...

Felicidad

En Canarias, en España, en el mundo, centenares de millones de personas -una cifra creciente- luchan por sobrevivir en un infierno de miseria, porque unos cuantos granujas han acaparado toda la riqueza y se resisten a que una pequeña parte de ella se destine a una renta básica de supervivencia...

Felicidad

En el mismo momento en que vídeos y chistes celebraban -no sé por qué- el cambio de año, seres humanos, gente que tiene tanto derecho como quien más a la vida y a defenderla, languidecen en los campamentos de refugiados, o han muerto en los mares, porque los crueles gobiernos de los estados ricos desertan de su deber humanitario de solidaridad y permiten que el hostigamiento a una migración incontenible favorezca a la oligarquía empresarial, facilitando mano de obra sumisa y barata...

Felicidad

Ahora mismo, cuando escribo y cuando me lea cada una de las personas que me leen, están prendidas guerras por todo el mundo, seres humanos mueren y sufren, por las ambiciones de rapiña...

Felicidad

Y, en último lugar, lo más urgente, aunque no sea lo más importante. La pandemia. Curiosamente, los mismos deseos de felicidad se solapan con la felicidad porque ya tenemos la vacuna. Porque, otra vez, los mensajes de los gobiernos felones han engañado a la gente, que no se entera de que la vacuna, en el mejor de los casos, preserva de la infección, pero no impide el contagio. Porque la vacuna protege a la persona, pero no extermina al virus. Hasta tanto todo el mundo esté inmunizado, cosa que puede perfectamente tardar varios años, los contagios persistirán. 

Felicidad

Bob Fosse tuvo la pésima idea de incrustar en su película Cabaret una canción de bella música, con una letra que empieza bien y acaba horrendamente, que cantaba un mozalbete vestido con el uniforme de las juventudes asesinas hitlerianas. El título, "El mañana me pertenece" se lo ha apropiado, como hace con tantas cosas, el fascismo. He visto por ahí miserables piezas de VOX utilizándolo. Y no, la canción, a pesar de su preciosa música, se la pueden quedar. Pero el futuro nos pertenece y no es fascista.

El futuro nos pertenece, si nos lo merecemos. La Naturaleza nos ha dicho, aunque no nos enteremos, que la Humanidad no hace ninguna falta. Y que, si persistimos en querer destrozar la habitabilidad del Planeta, acabará con nosotras y nosotros.  Además de desear felicidad, la gente de buena voluntad, que somos mayoría, tenemos que hacerla posible.

Para que los deseos de felicidad no sean hipocresía.

Felicidad

Lo escribe y lo sostiene

Chema Tante

CHEMA TANTE

MANCHETA 9