Buscar
jueves, 29 de septiembre de 2022 10:05h.

un mensaje del cielo para cancelar la Navidad.

Bendita mutación, Javier Sampedro en EL PAÍS, El cielo o la Tierra, están avisando, comenta Chema Tante

 

FRASE SAMPEDRO TANTE

Bendita mutación, dice Javier Sampedro en EL PAÍS, que el "aviso del cielo" con la mutación, debe ser bienvenida si consigue infundir cordura en la gente y en los gobiernos. El cielo o la Tierra, están avisando, comento yo, Chema Tante. Y es que los gobiernos no han entendido este asunto. Esta enfermedad mata y hace sufrir, guste o no. Y todo indica que ni siquiera la vacuna solucionará la tragedia. Todo indica que solamente las buenas prácticas ambientales lo harán. Aunque los gobiernos, entre ellos el de Canarias, no se enteren.

Comenta Chema Tante:

CHEMA TANTEJavier Sampedro, lo llama cielo. Yo lo llamo Tierra. Da lo mismo. Lo que importa es que es un aviso. Hace tiempo que yo sostengo que esta pandemia, esta plaga vírica, es una advertencia de la Pachamama, de un Planeta vivo que se ha hartado de que el género humano lo destrocemos. Ya en la primera fase de esta calamidad, cuando se obligó a la gente a retirarse a sus casas, se notó como, inmediatamente, la fauna y la flora, animales y plantas empezaban a recuperar los espacios que humanas y humanos hemos acaparado. Nos dijeron entonces con claridad que no hacemos ninguna falta en un Mundo que estamos destrozando, que estamos convirtiendo en inhabitable.

De hecho, mucha gente formuló buenos propósitos, asumiendo que el origen de la pandemia está en el deterioro ambiental, de una recuperación respetuosa con la Naturaleza.

Sin embargo, en cuanto remitieron un pizco los contagios, gobiernos y personas empezaron a actuar como si no pasara nada. Se aprestaban a retomar todas las malas prácticas de producción y de vida que destrozan la habitabilidad del Planeta. En Canarias, a pesar de las advertencias, súplicas, exhortaciones y sugerencias de abandonar una actividad que contribuye fuertemente al calentamiento global, todos los planes de recuperación se limitan a empezar de nuevo con la orgía turística. Hasta hoteles nuevos, se proyecta construir, y hoteles y puertos... todo de nuevo, como si nada nuevo hubiera ocurrido.

Y, como dice Sampedro, el cielo o, como digo yo, la Tierra, lo cierto es que el aviso se renueva. Los gobiernos y las empresas le quitan hierro al asunto, diciendo que con la vacuna todo se ha arreglado. Pero el cielo o la Tierra no han dicho la última palabra. Y esa última palabra, probablemente, será: ¡desaparezcan!, el mundo no les necesita. Anda por ahí una iniciativa que dice que la salvación para el planeta es que nos suicidemos. Como no lo hacemos voluntariamente, pero tampoco cambiamos de actitud, el Planeta nos está presionando.

salva el planeta, suicídate

--------------------------------------------

El mutante del coronavirus que se ha expandido por Londres y el sur de Inglaterra, que ha suprimido vuelos, atascado camiones y erizado los cabellos de los reguladores, tiene un ángulo de buena noticia. El SARS-CoV-2 de nuestros amores muta continuamente, como todo virus, pero los científicos que asesoran a Boris Johnson han visto ahí algo que les ha preocupado.

Todo el lúcido artículo de Sampedro en

https://elpais.com/ciencia/2020-12-21/bendita-mutacion.html

javier sampedro reseña

el país

MANCHETA 21