Buscar
viernes, 09 de diciembre de 2022 20:48h.

Los bancos daneses despiden a Moody's por la falta de confianza de sus clientes. Las agencias de rating ya no son referencia ni para las gestoras


Mi amigo Arkasov me manda los enlaces a estas dos noticias gratificantes, dentro de esta ciénaga de desesperanza en que nos debatimos. Poco a poco se va imponiendo el sentido común. La lástima es que, claro, eso ocurre primero en los países donde el sentido común prevalece sobre la ciega codicia especulativa. Bueno. pues habrá que esperar que poco a poco, el dominio de las agencias de rating, que emiten sus diagnósticos desde su posición interesada de juez y parte, sean desechados, dejados de tener en cuenta por la especulación financiera. Claro que tiodavía sería mejor que esa especulación financiera fuera neitralizada. La única solción a esta crisis es conseguir que los estados dejen de financiarse acudiendo a inversores privados. Si en Europa el BCE ofreciera su barra libre de liquidez a coste simbólico a los estados, en lugar de a la banca. (Cada vez que escribo sobre esto me invade el sentimiento de verguenza ajena) si el VCE hiciera eso, digo, el imperio despótico de las Agencias de Rating desaparecería. 

Los bancos daneses despiden a Moody's por la falta de confianza de sus clientes

 
Los principales bancos daneses han decidido prescindir de los servicios de calificación de Moody's porque los grandes inversores les han manifestado su desconfianza en la agencia y el poco valor que conceden a sus ratings sobre las emisiones financieras. 

Las agencias de rating ya no son referencia ni para las gestoras

 
Desde que estalló la crisis financiera, las agencias de calificación han perdido todo su prestigio. La quiebra de Lehman Brothers supuso un antes y un después para este tipo de firmas, que se han mostrado incapaces de prever los acontecimientos del mercado y se han limitado a ir a remolque de lo que sucede, bajando la calificación de las compañías o los propios estados  una vez los problemas son públicos.
 
Comentario de Arkasov: Es una alegría que estos "gaznápiros" financieros  dejen de jugar en dos mesas con sus informes. Los consideramos cómplices en las "andanzas" de Lehman Brothers