Buscar
miércoles, 01 de febrero de 2023 17:41h.

COORDINADOR DEL INFORME SOBRE BIODIVERSIDAD DE LA IPBES

“El PIB como indicador rey del progreso es una de las mayores falacias de nuestra sociedad” Unai Pascual, entrevista de Gorka Castillo

FR GRK PSCL

 

UNAI PASCUAL - FOTO GORKA CASTILLO
UNAI PASCUAL - FOTO GORKA CASTILLO

UNAI PASCUAL / COORDINADOR DEL INFORME SOBRE BIODIVERSIDAD DE LA IPBES

“El PIB como indicador rey del progreso es una de las mayores falacias de nuestra sociedad” Unai Pascual, entrevista de Gorka Castillo 

 

Hace años que los seres humanos rebasaron los límites del mundo. El impacto de su actividad sobre la biodiversidad de la Tierra es realmente profundo. La rapidez del cambio climático, revelada en todos los informes periódicos del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC), es sólo la evidencia de una crisis aún más profunda: la naturaleza se muere. Un selecto equipo de científicos y expertos internacionales presentaron el pasado 7 de julio en Bonn un minucioso trabajo sobre los múltiples valores que alberga un bosque o un océano sano y por qué no se tienen en cuenta en la toma de las decisiones que determinan la marcha del mundo. Según razonan los científicos, ahí está el nudo gordiano de la decadencia de los ecosistemas de la Tierra. El asunto merece una explicación.

El documento, encargado por la Plataforma Intergubernamental sobre Diversidad Biológica y Servicios de los Ecosistemas (IPBES, por sus siglas en inglés) auspiciada por la ONU, se resume en 33 páginas que resultan sobrecogedoras: “Si las instituciones que intervienen en la toma de decisiones siguen viendo a la naturaleza sólo como un lugar para explotar recursos, nos encaminamos hacia el desastre”, detalla Unai Pascual (Vitoria-Gasteiz, 1973), doctor en Economía Ecológica y coordinador principal de este estudio, presentado y defendido por la comunidad científica ante los 139 Estados que conforman esta plataforma y cuya aprobación por consenso era indispensable para que el informe viera la luz. “La guerra en Ucrania está sirviendo como excusa perfecta para retardar los cambios estructurales que necesita la economía global”, especifica. Por eso, la negociación de los términos en los que fueron expuestas las críticas al sistema económico y político resultó titánica. “Fue un juego de ajedrez diplomático. Uno debe aprender a pensar cuál es el siguiente movimiento de los negociadores y cuáles los puntos críticos y líneas rojas de cada país”, añade Pascual. 

Pero lo lograron. “Si seguimos tratando a la biodiversidad de manera insostenible el daño se acumula hasta que los sistemas naturales y, por lo tanto, los sociales y económicos se derrumban”, apostilla el científico vasco, que recuerda la conexión encontrada entre la pérdida de biodiversidad y la pandemia que ha barrido el planeta. Por todo esto, la otra gran aportación de la IPBES fue proponer a los Estados firmantes, entre ellos España, una oportunidad viable, quizá la última, para abordar una solución al desastre anunciado. “El paso decisivo es llevar este conocimiento a la práctica, reconocer la gran diversidad de los valores que tiene la naturaleza lo cual nos llevaría automáticamente a modificar el estilo de vida que viene gobernando el Norte Global desde los años setenta”, asegura. Pascual, que ha escrito varios artículos sobre esta cuestión en revistas como Science, descarta que la prosperidad esté ligada a un desarrollo concebido únicamente como crecimiento del PIB. Para él, ha llegado la hora de volver a una vida sostenible para prosperar como especie. Es la única opción racional que queda. Las pruebas abundan, aunque hay tiempo de enmendarlo. “Y todo comienza respetando la diversidad de los valores de la naturaleza”, concluye.

El dominio de la visión cortoplacista sobre la naturaleza está respaldado, en gran medida, por el sistema neoliberal

¿Cuáles son esos valores de la naturaleza?

Simplificándolo mucho, identificamos tres tipos de valores que son fáciles de comprender. Aquellos que consideramos instrumentales, es decir, todo lo que la naturaleza nos aporta para nuestro bienestar individual y colectivo. Por ejemplo, las materias primas o el suelo fértil para ser cultivado. Pero la naturaleza también tiene otros valores que no son apreciados en el sistema económico dominante. Uno es el que la naturaleza tiene en sí misma, independientemente del bienestar que nos aporta. ¿Por qué decimos a los niños que no maten una lagartija o un pájaro? Sencillamente por la importancia que le damos al hecho de que los seres vivos vivan. Ese es un valor intrínseco y está indiscutiblemente relacionado con la ética. Hay un tercer tipo al que llamamos valor relacional, que es el que construimos a partir de nuestros vínculos con un entorno natural determinado. Por ejemplo, el valor personal que tiene un árbol o un bosque donde jugamos en la infancia, o el huerto donde plantabas tomates con tu abuelo. Su importancia es incalculable ya que está asociado a nuestra propia identidad cultural, lo aplicamos constantemente a la hora de tomar decisiones, aunque no seamos muy conscientes de ello. El problema es que el sistema de mercado solo evalúa aquellos valores de la naturaleza asociados al beneficio a corto plazo, al que cotiza en bolsa, y desecha el resto de valores. Ahí tenemos el problema porque el mercado sólo ve la naturaleza como una fábrica que nos provee de bienes y no como un sistema del que dependemos a niveles más profundos.

¿Cuál es el sentido de definir y medir esos valores?

Lo importante es que cualquiera pueda entender el valor conjunto de la biodiversidad, más allá de aquellos elementos que contribuyen a nuestro bienestar material. Hay que tener en cuenta que existen distintas visiones culturales a la hora de entender nuestra relación con la naturaleza. Los pueblos indígenas, por ejemplo, se rigen por sistemas de conocimiento sociales propios, más allá del científico. Esta es una realidad que el informe de la IPBES incorpora para darle un sentido mucho más amplio. El objetivo es que sirva como brújula en la toma de decisiones colectiva hacia la sostenibilidad, dando cabida a esos diferentes enfoques culturales y sistemas de conocimiento que aportan soluciones a la crisis socioecológica actual. 

 

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

- Gracias a Gorka Castillo  y a CTXT. En La casa de mi tía con licencia CREATIVE COMMONS

https://ctxt.es/es/20221001/Politica/40881/Gorka-Castillo-entrevista-PIB-IPBES-biodiversidad-prosperidad-Unai-Pascual.htm#md=modulo-portada-bloque:4col-t2;mm=mobile-medium

gorka castillo
CTXT CREATIVE

 

MANCHETA AGOSTO 22