Buscar
sábado, 01 de octubre de 2022 00:00h.

El acoso a Rusia ha originado dramatismo y mucha tensión - por Antonio Aguado, coherente veterano militante socialista

 

F AAS

El acoso a Rusia ha originado dramatismo y mucha tensión - por Antonio Aguado, coherente veterano militante socialista *

Después de la caída de la Unión Soviética y militarmente del Pacto de Varsovia que la sustentaba, no era cuestión de mantener en sentido opuesto la Alianza Atlántica, más bien conocida como OTAN (Organización Tratado Atlántico Norte). Sin embargo, Estados Unidos que la tiene como suya propia y con variadas excusas para defender sus propios intereses, ha venido haciendo justo lo contrario, o sea, expansionándola hasta pretender llevarla a la misma frontera de Rusia, como es el caso de Ucrania. Algo que Putin ya venia advirtiendo que no iba a permitir. Por supuesto, que éste es un indeseable y realmente un ser despreciable y sin escrúpulos, hasta llegar a ordenar la invasión de Ucrania y sin tener en cuenta las miles de víctimas que ocasionaría y cerca de dos millones por ahora de personas desplazadas.

Pero con toda probabilidad, en sentido contrario hubiera pasado lo mismo si Estados Unidos, viera amenazada su seguridad con una potencia extranjera instalada en sus fronteras tanto en su flanco Sur de México, como en el Norte de Canadá. Esa experiencia la vivió con la consiguiente amenaza, cuando la Unión Soviética instaló una base de misiles nucleares de alcance medio en Cuba. Desde que fue descubierta el 15 de octubre de 1962, hasta su desmantelamiento el 28 de ese mismo mes, el mundo entero durante esos 13 días, estuvo viviendo con gran angustia la posibilidad de que, se produjera una gran confrontación bélica, que con toda probabilidad hubiera tenido alcance mundial. 

Después de la II Guerra Mundial donde tanto Estados Unidos como la Unión Soviética (de la que Rusia formaba parte) lucharon unidos en contra de la Alemania nazi, para defender la paz y la libertad y ya a partir de la caída del Muro de Berlín en 1989, tuvieron grandes oportunidades para producir la necesaria distensión e incluso, colaboración para lograr un nuevo Orden Mundial. No ha sido así y ahora, nos encontramos en una situación muy peligrosa y dramática, pero que podría tener arreglo, siempre que se negocie el fin de la expansión de la OTAN, empezando por los países más cercanos o que hace frontera con Rusia, como es el caso de Ucrania, que si podría pasar a formar parte de la Unión Europea.

Estados Unidos a través de la OTAN, tiene a Europa (incluida España) plagada de bases militares. Va siendo hora de que la Unión Europea, empiece a soltar lastre de ese tipo de dependencias, pues lo único que nos ha venido produciendo son grandes y dramáticos problemas, al vernos involucrados en conflictos o guerras que no eran de nuestra incumbencia y si de Estados Unidos, con sus ansias a toda costa de control del mundo y expansión.

Nuestro país desde que entró en la OTAN el 30 de mayo de 1986, ha venido jugando más bien un papel de subalterno y a expensa de Estados Unidos, que ha venido utilizando a su criterio las bases que actualmente tiene instaladas en Morón de la Frontera en Sevilla y Rota en Cádiz. De entre todos los casos de supeditación de España a los designios de Estados Unidos comandando a la OTAN, uno de los que más rechazo ha tenido, fue la invasión de Irak el 20 de marzo de 2003 y es que se hizo con argucias y mentiras, como la de que Irak contaba con armas de destrucción masiva, además la invasión fue ilegitima al no contar con el mandato de la ONU.

La invasión se decidió en la llamada Cumbre de Las Azores, celebrada el 16 de marzo del mencionado 2003, siendo el anfitrión el primer ministro portugués José Manuel Durao Barroso y estando al frente de la misma el presidente de los EE.UU. George W. Bush, el primer ministro del Reino Unido Tony Blair y el presidente del gobierno español, José María Aznar. Cuando el 18 de diciembre del 2011, se produjo la retirada de las tropas de los países asaltantes, el número de bajas iraquíes sobrepasaba mas de un millón, aunque con la gran desestabilización que se produjo en la zona, las bajas continuaron incrementándose considerablemente. Sin embargo, los máximos responsables: Bush, Blair y Aznar, no han sido juzgados por genocidio y/o crímenes de lesa humanidad y sentenciados por la Corte Penal Internacional. El único que reconoció su equivocación y en consecuencia su responsabilidad, fue Tony Blair. 

José Luís Rodríguez Zapatero nada más tomar posesión como presidente del gobierno, tras las elecciones generales del 14 de marzo de 2004, hizo algo que siempre le honrará, ordenar al ministro de Defensa José Bono, la retirada de las tropas españolas de esa irracional e injusta contienda. La referida orden se cumplió a los 33 días el 18 de abril. 

Han sido muchos los conflictos e invasiones directamente protagonizados por los Estados Unidos y otros que, desde hace mucho tiempo cuenta con sus apoyos, como son los casos del Pueblo Palestino permanentemente masacrado por Israel, nación que cuenta con todo el beneplácito estadounidense y mas cercano a nosotros el del hermano Pueblo Saharaui, injusta e ilegalmente abandonado a su suerte al Reino de Marruecos, por parte de España, de la que llegó a ser una de sus provincias la 53. Precisamente fue el anterior presidente de los EE.UU. Donald Trump, quien con su Administración, complicó mucho más la situación del Sahara, reconociendo a Marruecos la “legitimidad” de sus dominios.    

* La casa de mi tía agradece la gentileza de Antonio Aguado Suárez     

ANTONIO AGUADO RESEÑA

 

 

MANCHETA FEBRERO22