Buscar
sábado, 02 de marzo de 2024 09:51h.

Elecciones Europeas con programa para Europa UE. La realidad y La Ficción - por Carlos Martínez

 

fr cm

Elecciones Europeas con programa para Europa UE. La realidad y La Ficción - por Carlos Martínez, politólogo, Secretario General del PSLF, miembro del Comité Científico de Attac *

La Unión Europea se acerca a un nuevo proceso electoral al Parlamento Europeo en el que no se habla de Europa, su futuro y su realidad. Lo cierto es que las políticas europeas las dirigen élites funcionariales corruptas y burocráticas que funcionan al margen de cualquier proceso democrático pero en clarísima conexión con los grandes poderes financieros e industriales privados de las multinacionales que dominan el continente en función de los intereses extra europeos de los EEUU y la anglosfera en su conjunto. La casta burocrática y bancaria que manda en la UE lleva años ejecutando su política en contra de los pueblos de Europa de forma autónoma y por tanto sea cual sea el resultado de las elecciones nacionales y/o estatales de sus miembros nada importa. Menos, las elecciones a un Parlamento sin competencias parlamentarias, que por tanto es un “bluf”.

Todo esto provoca que ningún partido de todo el arco parlamentario tenga un programa europeo real y las europeas no sean sino un sitio donde colocar a elefantes cansados, los personajes raros de los partidos o personas en busca de colocación que se sitúan en Bruselas con exceptivas de mejor puesto. Al fin y al cabo nadie salvo vaguedades habla de Europa, su sumisión total a la OTAN y su estatus colonial con respecto al “hegemon” de los EEUU, nadie la discute. Europa UE no es sino un parque temático turístico, una zona donde recaudar impuestos a las clases trabajadoras para sostener guerras y corruptos aliados. Una zona sin futuro. 

Europa Unión ha destruido su agricultura, su industria, su investigación, sus planes de estudio y sus universidades, su cultura, su capacidad crítica y solo invierte con éxito por ahora y gracias en gran parte a jeques árabes en sus ligas de futbol.

La única cuestión que se observa en el panorama electoral es si la extrema derecha va a subir más o menos. Una extrema derecha que a la OTAN y sus planes no le molesta, pues les es sumisa y está vendida a los intereses finales de la anglosfera, luego lo mismo da. Una extrema derecha que en Italia se ha visto muy claro no aporta nada diferente a lo que son cumplir los intereses de los EEUU y sus multinacionales.

En la UE hace años que gobierna una Gran Coalición de la que nadie habla y que lo hace en defensa de los intereses extranjeros y capitalistas, una alianza entre liberales es decir neoliberales, conservadores y socioliberales ex socialdemócratas, con algunos aliados como los verdes o gran parte de las nuevas extremas derechas asimilables al poder real de “Europa”. Esto no va a cambiar. Nada va a cambiar. Nada va a cambiar porque nadie dice nada ni informa sobre la situación real del continente, ni nadie promueve un cambio real en el continente y su sumisión, insisto colonial a los EEUU y la anglosfera.

Esperamos que la presencia de la nueva izquierda alemana del BSW traiga alguna posibilidad de cambio al menos inicial pero la inutilidad de la llamada izquierda europea tampoco ha aportado nada diferente ni ha sido capaz de articular nada que permita distinguirla de otros discursos. La UE es profundamente enemiga del socialismo y no es democrática pues impide que ningún pueblo de Europa UE sea soberano y tome sus propias decisiones y el ejemplo más palmario fue Grecia con Xiritza. La UE trabaja en favor de las derechas y del capitalismo ligado a los EEUU.

La apisonadora globalista aliada al rodillo trumpista controla el viaje a la nada europeo en un mundo en cambio y un mundo nuevo que emerge y en el que Europa UE ha decidido jugar con lo viejo, con el colonialismo, con la guerra, con la injusticia y con la desigualdad. 

Encima las potencias significativas de Europa como Francia continúan atascadas en su carta neocolonial y Alemania en la autodestrucción de la agricultura y de la industria comenzando por la propia.

Lo honrado desde la izquierda es decir que la UE no sirve a los intereses de los pueblos de Europa y destruye todas sus posibilidades de futuro. La UE actual ha fracasado, es un timo. Parece que agricultoras y agricultores lo están comenzando a vislumbrar, luego, van por buen camino. 

* Gracias a Carlos Martínez

CARLOS MARTÍNEZ PSLF
CARLOS MARTÍNEZ PSLF
mancheta pequeña