Buscar
miércoles, 01 de febrero de 2023 17:41h.

Elecciones en Francia marcan el destino europeo - por Emilio Díaz Miranda

 

f díaz mi
f díaz mi

 

 

Elecciones en Francia marcan el destino europeo - por Emilio Díaz Miranda *

Al parecer este domingo 24 de Abril se abren o se cierran las puertas del destino europeo. Recuerdo de mi adolescencia un juego radiofónico que planteaba preguntas que había que contestar pero la contestación no podía ser :“Ni sí, ni no, ni blanco ni negro, sino todo lo contrario.“

LE PEN MACRON
LE PEN MACRON
SLEEPY JOE BIDEN
SLEEPY JOE BIDEN

Y la verdad es que no estoy seguro de cual será el resultado mejor para Europa y sus pueblos, independientemente de los franceses. Y no estoy seguro porque la OTAN que Macron había declarado “cerebralmente muerta“, después de la guerra de Ucrania ha motivado la resurrección de la Alianza Atlántica, bajo el mando del aparentemente adormilado Biden. Porque si triunfa Macron se puede entrar en un período europeo de sumisión a los designios americanos. Y si triunfa la señora Le Pen, enérgica madre de tres hijos, dos veces divorciada e hija del fundador del partido de extrema derecha Frente Nacional.

La Prensa europeísta, que es mayoritaria, teme la candidatura de Marine Le Pen y articula su miedo con artículos y comentarios contrarios. El caso es que la sociedad francesa con condiciones de vida que siguen siendo muy altas incluso para los estándares europeos y están sostenidas por un Estado del bienestar que les permite entre otros privilegios mantener la edad de jubilación en 62 años, pero el crecimiento económico ha ido acompañado de desigualdades cada vez mayores que dejan a una parte de su población en condiciones precarias. Y ello puede que el electorado francés se incline por Le Pen que ha puesto el acento en “Francia para los franceses“ y el peligro de la islamización.

MARINE LE PEN
MARINE LE PEN

Emmanuel Macron y Marine Le Pen pasaron a la segunda vuelta que tendrá lugar el día 24. Cinco años después del 2017, Francia tendrá que elegir el candidato liberal y europeísta y una candidata nacionalista, pero a diferencia de la amplia victoria de Macron en 2017 las encuestas anuncian una reñida elección y hasta ahora casi un empate técnico.

MACRON LE PEN
MACRON LE PEN

Francia es el Estado político de la Unión Europea, ahora que el Brexit alejó a Inglaterra, que tiene el ejército más poderoso y la mayor presencia exterior de la Unión Europea, además de poseer la bomba atómica y asiento permanente en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas. La sociedad francesa, como muchas otras a nivel mundial, tanto en Europa como mundialmente, parece atravesar una crisis existencial, profundamente dividida por cuestiones aparentemente no materiales pero de origen material, como es las divisiones en la Unión Europea, el medio ambiente, la inmigración o el terrorismo islamista. La Pandemia le ha dado un puntillazo político-económica que ha hecho lanzarse a las calles a miles de personas con el brazalete amarillo reuniendo tanto fuerzas sindicales como clases medias y la ultraderecha.

Francia tiene tradición revolucionaria desde el siglo XVIII y fue el país de las movilizaciones contra todo retroceso social. En las décadas después de la Segunda Guerra Mundial tuvo el Partido Comunista más grande de Europa y los principales intelectuales orgánicos de la izquierda en todo el mundo: el existencialismo de Albert Camus y Jean-Paul Sartre, el feminismo de Simone de Beauvoir, el estructuralismo de Claude Lévi-Strauss y Louis Althusser, el postestructuralismo de Michel Foucault, la sociología crítica de Pierre Bourdieu, el psicoanálisis de Jacques Lacan o la teoría descolonizadora de un Frantz Fanon plasmada en su segundo libro “Los condenados de la tierra“.

FRANTZ FANON
FRANTZ FANON

Pero, como en el resto de Europa, el espíritu reivindicativo que dio lugar a la Revolución Francesa, a la Comuna de París y al Mayo del 1968, hoy en día la izquierda es mÍnima frente a una ola reaccionaria de la extrema derecha que por primera vez tiene opciones reales de llegar al Elíseo, como ya ha pasado en Polonia, en Hungría, Italia y en España.

IPSOS MORI
IPSOS MORI

En 2016 una encuesta de Ipsos Mori descubrió que toda Europa creía que vivían en su país más musulmanes que los datos reales debido al miedo generado hacia la minoría musulmana. Concretamente en Francia un 7’5% de la población es musulmana, pero la media de las respuestas era que creían que los musulmanes eran el 31%. Eso es un factor de inclinación derechista.

DE GAULLE EUROPA
DE GAULLE EUROPA

Históricamente, desde Charles de Gaulle o François Mitterrand, Francia ha tenido voz y presencia propias frente a la subordinación a la OTAN o a un hipotético ejército europeo. El sistema de partidos sobre el que se ha apoyado la Quinta República está roto. Los Republicanos no se recuperan tras la caída electoral y posterior juicio por corrupción de Nicolás Sarkozy. El Partido Socialista tras la presidencia de François Hollande está volatilizado siendo curioso que un miembro de su gobierno, Macron, se presentase a las elecciones, bajo otra bandera.

El sistema electoral francés de doble vuelta condiciona enormemente las decisiones de los votantes. Algunos argumentan que permite a los electores manifestar su verdadero deseo en la primera vuelta y quedarse con el mal menor en la segunda. Está claro que este condicionamiento hace el sistema autoritario, centralista y presidencialista.

JEAN-LUC MÉLENCHON
JEAN-LUC MÉLENCHON

En la primera vuelta hubo un masivo voto útil concentrado en tres candidatos: Jean-Luc Mélenchon abarcando la extrema izquierda y el centro izquierda, Le Pen desde el centro derecha a la extrema derecha y Macron balanceando entre ambos. La excandidata socialista Ségolène Royal dijo que votaría por Mélenchon y criticó que las candidaturas minoritarias de izquierda, incluida la de su partido, no se retiraran, y tenía razón, porque la diferencia entre los tres primeros candidatos y el resto ha sido mucho mayor de lo que parecía hasta la última semana de campaña.

La derechización está al orden del día y en mi opinión juegan un gran papel los órganos de prensa privados que se sujetan las agencias americanas con la exageración y manipulación de los problemas sociales. Los medios de comunicación como CNews han aupado a Zemmour y han contribuido al endulzamiento de Marine Le Pen, que se presenta como una figura presidenciable, relativamente moderada, con enorme diferencia con su padre.

El programa de Macron, según sus tweets, se centra en que Francia y Europa son claves para el lograr el futur mundo de mañana. Afirma que hay cosas de no nos faltan (a los franceses, claro): la ambición, el entusiasmo  y “ l’énergie de conquête“. Macron afirma que Europa es el lugar que permite al máximo las capacidades de todos nosotros, europeos. No hay ningún espacio en el mundo con 28 culturas diferentes, pueblos con sus identidades que no solamente no se hacen la guerra desde hace 70 años sino que construyen proyectos comunes.

La Guerra de Ucrania ha generado nuevos miedos y junto a la subida de los precios, las perdidas de empleo y otros muchos factores hacen incierto el resultado. El electorado no tiene claro qué es mejor, si el europeismo a lo Macron/Merkell/Scholz y la reanimación militar de la OTAN y nuevos gastos gigantescos o si, como promete Marine Le Pen, será mejor concentrarse en los problemas cotidianos franceses y salirse de la OTAN y sus gastos y riesgos.

 

* La casa de mi tía agradece la gentileza de Emilio Díaz Miranda

EMILIO DÍAZ MIRANDA
EMILIO DÍAZ MIRANDA

 

MANCHETA FEBRERO22