Buscar
domingo, 05 de febrero de 2023 15:00h.

Europa en la cola de las reventas. PAZ - por Carlos Martínez

 

fr c m

 

Europa en la cola de las reventas. PAZ - por Carlos Martínez, politólogo, miembro del Comité Científico de Attac y secretario general del Partido Socialista (PSLF) 

La Unión Europea va de un error a otro. Las políticas de Von der Leyen y Borrell llevan a los pueblos de Europa Unión al desastre. No es que yo sea tan ingenuo como para pensar que estas personas son autónomas, su dependencia de la OTAN y los EEUU es total, pero influyen y mucho y su influencia es tan grande como nefasta. Me explico. Su política de sanciones a Rusia es un fracaso y estas sanciones al final solo están perjudicando a Europa, a nosotras y nosotros.

Los rusos han encontrado nuevos mercados y están vendiendo sus materias primas e hidrocarburos a las potencias emergentes del Sur y de Asia. Solo somos un puto 15% de la población mundial. Pero es que ha aparecido un nuevo y lucrativo negocio, la reventa. 

Es decir la UE, los EEUU y países OTAN siguen comprando gas, petróleo y gasóleo ruso, también trigo, pero a terceros es decir revendido, luego, mucho más caro. Pueden ser la India, China, Turquía u otros, que a veces no nos imaginamos. Eso por no hablar de la última jugada de la democristiana alemana, católica ultra conservadora, señora Leyen. Lo último ha sido su fracaso dentro de la propia EU de topar el gas natural ruso, por cierto a un precio incluso superior a lo que Rusia lo vende lo que ha revelado a varios socios, España incluida. Incluso el fracaso en Qatar, donde al final es China quien se lleva el gato al agua de los nuevos yacimientos de gas, con los que Europa y España presumían.

Hay otra rebelión y es que varios países del este, con Croacia a la cabeza también se niegan a entrenar a tropas ucranianas en su territorio por parte de su ejército. Hecho este en el que España si participa desde hace meses.

Necesitamos la paz y los partidos, sindicatos y asociaciones de izquierda y/o de clase, debemos exigir e impulsar la paz. Debemos impulsar la paz, por que, en primer lugar, estamos ante lo que Kaustky definiría como una guerra imperialista. En Ucrania solo se defiende en realidad el potencial de control de la OTAN y sobre todo los EEUU, sobre Rusia y de rebote sobre China y gran parte del sur mundial. Lo demás en mi opinión, es mentira.

En segundo lugar, en Occidente OTAN y cristiano, hasta ahora solo habíamos visto las guerras por televisión, mientras que las carencias, el hambre, el frio o el calor, las violaciones, lo sufrían otros, con color de piel más oscuro, morenas o morenos y de otras culturas que moría a cientos de miles bajo bombas OTAN. Ahora es cierto que los ucranianos y ucranianas sufren la muerte, la destrucción y el terror, pero los pueblos europeos comenzamos a sufrir ya, los altos precios, cada vez más altos, la lenta pero continua destrucción de tejido productivo, viviendas con alquileres especulativos inmorales, hipotecas a precio de lujo que no nos podemos permitir y una gran caída de nuestras exportaciones, amén de un endeudamiento de los estados que pagaremos caro. A esto hay que sumar las consecuencias políticas como son el auge de la extrema derecha, la derechización e incremento de la violencia social, el auge del machismo y el sálvense quien pueda violento.

En tercer lugar la gran cantidad de material bélico aportado a Ucrania, es caro, muy caro, encima sale de nuestros bolsillos y tan rápido como se envía al teatro de operaciones es destrozado y solo sirve para prolongar la muerte y el sufrimiento. Pero es que en paralelo a esta cuestión en los propios EEUU la violencia política y cívica está en niveles alarmantes incluso en un Estado acostumbrado a ir de compres al súper con un fusil de asalto en el maletero del Volvo familiar y una semiautomática bajo la sillita del niño. Muchos observadores señalan el peligro de guerra civil en esa potencia. Esto no es alarmismo ni “cosnspiranoia”.

En cuarto lugar las izquierdas debieran estar muy preocupadas por la reaparición de la censura, las persecuciones raciales y religiosas, étnicas y “fascionacionalistas” en la propia Europa. Cuando la guerra de Vietnam en la propia España de Franco, si bien la información era sesgada y pro EEUU, sin embargo aparecían imágenes y reportajes incluso en la propia TVE sobre Vietnam del Norte, los bombardeos americanos o la corrupción de los mandatarios del Sur. Ahora nada aparece sobre el Dombás, el otro lado del frente o las perdidas ucranianas de material occidental… batallones nazis o purgas en ambos lados. Silencio. No es comparable Vietnam y Ucrania, lo sé, quería poner un ejemplo de otra guerra, fuera de Europa, y con Franco, en una TVE franquista en la que se llegó a alabar la gran profesionalidad de la artillería antiaérea del Norte. Esto no quiere decir que fueran mejores que ahora, no, esto quiere decir que comparando conflicto exterior con conflicto exterior había menos censura. Claro que la explicación es que en este caso España está en la guerra, la UE está en la guerra, sin que los parlamentos lo hayan aprobado siquiera. Al fin y a la postre, los regímenes parlamentarios liberales están muriendo y estos parlamentos son la soberanía popular. Los están matando entre los propios liberales, extrema derecha, izquierdas gubernamentales y la Unión Europea. 

En realidad todo este conflicto es mundial y va más allá del teatro ucraniano y el mafioso Putin, eso es otra mentira, creo, es publicidad globalista, lo que vivimos es un conflicto mundial con la aparición de nuevas potencias, la liberación de las viejas colonias y el fracaso del capitalismo occidental. Un mundo nuevo que aparece y como en todo parto, lo hará con dolor.

Mientras tanto los pueblos, las pobres, las clases trabajadoras del mundo y del estado español, necesitamos paz y luchar por la paz y ello exige el retorno de la izquierda al internacionalismo solidario no con los ricos, sino con las y los iguales. De todas formas este cambio mundial, nos pongamos como nos pongamos va a ocurrir.

* En La casa de mi tía por gentileza de Carlos Martínez

CARLOS MARTÍNEZ PSLF
CARLOS MARTÍNEZ PSLF

 

MANCHETA AGOSTO 22