Buscar
sábado, 02 de marzo de 2024 09:51h.

Sobre las frases destacadas de la entrevista a  Putin - por Maribel Santana

 

fr m st

Sobre las frases destacadas de la entrevista a  Putin - por Maribel Santana *

Sobre las frases destacadas de la entrevista a  Putin: Apoyamos Rusia-Putin  acosada  por el imperialismo occidental en cabeza EEUU, pero no su visión histórica sobre Ucrania, “invento de Stalin”

Leído e informados sobre la entrevista concedida por parte de Putin al periodista estadounidense Tucker Carlson, expuesta en un artículo en la pagina “La casa de mi tía”, donde  el mandatario ruso tiene sus razones como puños, no vamos a desarrollar u opinar  lo analizado, trabajado,  comentado y  leído por todos sobre el asunto ya muy trillado de la guerra de Ucrania.

Intereses, mentiras, medio verdades,  cómo se despachó en esos medios, apuntado como un maniqueísmo, el terror es Rusia-Putin y el angelical es Ucrania-Zelenski, proporcionando patadas al análisis histórico y a la realidad que nos envuelve  como meros relatores infantiles desarrollando la ciencia ficción por bandera. 

Si por algo simpatizo con Rusia-Putin y su defensa contra el imperialismo occidental, en cabeza EEUU, es porque los susodichos necesitan acorralar y quitarse de encima el estado ruso-Putin porque le molesta para sus andadas  y una persona no  puede dejar de ser anti-imperialista aunque un sistema  no le sea simpático por su ideología u otros. 

Juntos, EEUU y su ya esclava Europa, llevan a cabo con su plataforma aguerrida LA OTAN, el intento contra el grano en el culo (Rusia) y asi les queda menos terreno para más tarde intentar hacerlo con China. Los imperios creen que estos son los únicos y los últimos en dominar para el futuro y para siempre a otros  pueblos  pero nada más lejos de la sabia dialéctica: Todo nace se desarrolla y muere para dar paso a otro/a.

Ahora bien, los análisis o apuntes que alega Putin “Ucrania es un estado artificial creado por la voluntad de Stalin” me parece bastante ramplón y casi imposible, no se puede despejar  los balones fuera del campo.

Si mal no recuerdo, cuando se formó  la URSS se respetó la necesidad de las 17 repúblicas socialistas donde estaba incluida Ucrania, ya sea por aspectos culturales, lengua, costumbre etc, o  por aspectos meramente políticos o de otra causa.

En su momento Stalin hizo un traslado de masas trabajadoras y populares de habla rusa hacia la zona del Donbas, para desarrollar los yacimientos y riquezas ahí. Concede a Ucrania, o le dona,  al igual que lo hizo Lenin y hasta Niquita Kruschef, el desarrollo de ciudades como Odesa, Crimea entre otras, porque Ucrania era parte de la unión socialista, y ¿porque no?.¿Había alguna sospecha en ese momento determinado  del desarrollo  nacionalista- nazi más tarde?

Putin tampoco se ha  leído el tratado de Lenin o si lo ha leído se lo pasa por la plaza de Moscú,  sobre la necesidad del derecho de la autodeterminación e independencia de los pueblos. Putin quiere una gran Rusia unidad y centralizada como el tiempo de los zares versión moderna y reciclada. Otros nacionalismos no existen, sino el mío. Se refleja hoy por hoy en la España nacionalista de derechas.

Repetimos que aun así apoyamos a Rusia-Putin como ha sido ya expuesto más arriba . Pero lo Cortez no quita lo Cafrune.

A Lenin y luego a Stalin, no les apoyaron los trabajadores y  la masas populares, asi como todos los intelectuales revolucionarios de la época (Reconocemos que Lenin fue mejor mandatario que Stalin, pero a este último le costó  el nazismo echado a sus espaldas y aplaudido por los que se decía aliados que eran más fascistas que los propios nazis, como ahora, esperando a que los nazis devorara a los comunistas, que era el problemas fundamental). Decía que no les apoyaban porque sí las masas, sino porque éstas participaban en la lucha del día a día en los procesos políticos y sociales, haciendo suyos poco a poco el porvenir y su necesidad cotidiana. 

No sucede lo mismo para con Rusia-Putin  hoy por hoy aunque tenga “apoyo popular” la diferencia es abismal.

Putin no siguió, o intentó apostar por el socialismo corrigiendo los aspectos dañosos de sus antecesores (los transformaciones no son fáciles), sino que siguió la estela de los traidores que desmantelaron y traicionaron el intento de socialismo, dando “golpes de estado”, robando el dinero y  apropiándose de los recursos, que las clases laboriosas desarrollaron cuando la URSS.

Putin profundiza  cada vez más en el capitalismo, que no imperialismo y por ello como no apostó  por el socialismo como lo hizo Lenin y Stalin, otro gallo le hubiera cantado con el apoyo incondicional de su pueblo para salvar de  la barbarie donde cayó la URSS. 

 Los trabajadores con su sabiduría y la experiencia y servidores del socialismo, en este momento en  que se encuentra Rusia acorralada por la bota Otanica, hubiese sido distinta, porque donde los pueblos, están apoyados por una dirección correcta para su salvación, ahí está ellos.  Pero el pueblo ruso hoy por hoy desmantelado, vendido, y humillado, no tienen herramientas capaces, ni para decidir, ni para tan siquiera tener conciencia de lo que hay.

Lenin decía: “No soy yo son ustedes los que tienen que cambiar  el mundo para sus necesidades”, si no lo hacen las masas ¿quienes? nos preguntamos nosotros.

Podrán decir que son otros tiempos, que las cosas se salieron de madre, o lo peor de la hipocresía y del giro a la derecha, “el socialismo no cuajó“ cuando aún casi no ha empezado.  Pero digan lo que digan, la razón cae por su propio peso. Rusia podrá tener las defensas y las herramientas para librar las guerras unas más justas y otras menos, pero la realidad es que si no apuesta por el socialismo, arrastrará su sombra con los otros caimanes hasta que caigan reventados, porque la cordura en estos momentos es nula y  pulso muy caro y poco templado.

Decía el pensador Doménico Losurdo, en su tratado “Stalin  historia y critica de una leyenda negra”, que, a menudo los grandes mandatarios y líderes revolucionarios de la izquierda, meten la pata y no saben lo que hacen acorralados por la reacción mundial que los acosa y asola las 24 horas del día, para poder desmantelar ese necesario cambio que demandamos todos los pobres del mundo. 

Hay que seguir intentándolo  hasta vencer. O ellos o nosotros. Porque como dice Bertolt  Brecht, señalando a los asesinos.  “Su guerra mata lo que sobrevive a su paz”

 

* Gracias a Maribel Santana

MARIBEL SANTANA
MARIBEL SANTANA
mancheta pequeña