Buscar
sábado, 10 de diciembre de 2022 01:03h.

Nueva censura contra el pueblo saharaui en RADIO NACIONAL DE ESPAÑA - por Luis Portillo Pasqual del Riquelme

 

FR L P P R

Nueva censura contra el pueblo saharaui en RADIO NACIONAL DE ESPAÑA - por Luis Portillo Pasqual del Riquelme CANARIAS-SEMANAL

"La Dirección del Ente prohibió reiteradamente a sus profesionales desplazarse a los Campamentos de refugiados"

No es la primera vez - escribe Luis Portillo Pasqual del Riquelme - que me he dirigido a RTVE denunciando estas prácticas impropias de un país democrático y un medio público presuntamente imparcial y transparente (o que debiera serlo, ya que lo pagamos todos) (...).

A/A PROGRAMA ‘CINCO CONTINENTES’

(PARA LA DIRECCIÓN DE INFORMATIVOS

DE RADIO NACIONAL DE ESPAÑA)

   Buenas tardes:

   Por desconocer la dirección de correo electrónico de los Informativos de Radio Nacional de España (RNE), les agradeceré transmitan a sus compañeros de ‘Informativos’ y a la Dirección de RNE mi más enérgica protesta por la censura que dichos Informativos vienen realizando sobre todo lo que concierne al Sáhara Occidental y el Pueblo Saharaui, seguramente siguiendo instrucciones de “más arriba”, ya sea el MAEC, el CESID, La Moncloa o La Zarzuela. Las líneas que siguen van dirigidas a los responsables de los servicios informativos.

    Preciso en el título “más” censura porque no es la primera vez que me he dirigido a RTVE denunciando estas prácticas impropias de un país democrático y un medio público presuntamente imparcial y transparente (o que debiera serlo, ya que lo pagamos todos). ¡Qué ruindad, quitarle la voz al Pueblo Saharaui! ¡Quitarles la difusión, el conocimiento por todo el orbe de su fiesta grande! ¡Un solo día al año! ¡Qué bajeza mral y material!

    Digo esto porque -por poner el ejemplo más cercano en el tiempo- en el Boletín Informativo de las 15 horas de hoy sábado, 12 de noviembre, se ha “informado” de una pequeña manifestación por el Planeta celebrada ¡en Sídney! (Australia), un poco bastante lejos y sin mayores detalles de su relevancia o trascendencia; pero, en cambio, se ha silenciado por completo la enorme manifestación que ha tenido lugar esta mañana, bien cerquita, en el centro de Madrid por la LIBERTAD del Pueblo Saharaui, el REFERÉNDUM DE AUTODETERMINACIÓN de ese pueblo hermano y la ANULACIÓN DE LOS ACUERDOS TRIPARTITOS DE MADRID. Una grandiosa manifestación en apoyo al derecho de autodeterminación del pueblo saharaui como única solución al conflicto del Sáhara Occidental, y de repulsa a la traición del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, al pueblo saharaui. La pancarta de cabecera rezaba “¡NO NOS CALLARÁN!”, “SÁHARA LIBRE, ¡YA!”, y “La única solución: ¡LA AUTODETERMINACIÓN”! Una manifestación en la que uno de los eslóganes más coreados ha sido el de “¡SÁNCHEZ, ATIENDE, EL SÁHARA NO SE VENDE!”. De todo esto, RNE no ha dicho ¡nada de nada! ¡Qué ruines!

   Les relato, ya que RNE no lo ha hecho: La manifestación arrancó a las 12 horas de la madrileña Plaza de Atocha, recorrió la calle del mismo nombre y desembocó en la céntrica Plaza de Santa Ana -por hallarse en obras la Puerta del Sol- frente al Teatro Español. (Esto es lo que deberían relatar los profesionales de la información, no los simples ciudadanos de a pie, …).

   La Plaza de Santa Ana, en la que tendría lugar el acto central de la manifestación, estaba abarrotada de público; de ciudadanos españoles y saharauis venidos de todos los rincones de España; repleta de banderas saharauis con el lema “Sáhara libre”; y de pancartas de asociaciones de amistad y solidaridad con el Pueblo Saharaui, sindicatos y partidos políticos. Vamos, como en los mejores tiempos de Felipe González el joven, antes de tocar Poder, claro.

    En la Plaza se había instalado un escenario -con una enorme pancarta de “¡SÁHARA LIBRE YA!”- desde el que intervinieron diversos oradores, hombres y mujeres, saharauis, españoles e incluso latinoamericanos. Y algunos, con doble nacionalidad, porque el Sáhara antaño “Español” fue nuestra Provincia 53, aunque muchos españoles no lo sepan, porque al Poder no le interesa que lo sepan: Estamos en la edad de la ignorancia programada.

     De la gran participación de ciudadanos y ciudadanas solidarios con la justa causa del Pueblo Saharaui (justa, porque cumple con la legalidad internacional y la ONU la reconoce como tal) puede dar cuenta el hecho de que una sola persona (yo mismo) haya repartido y agotado, en aproximadamente una hora, 750 pasquines, pagados y contabilizados, reclamando la libertad de los presos políticos saharauis en cárceles marroquíes, como llevan haciendo todos los lunes, de 13 a 14 horas, los miembros y simpatizantes del Movimiento por los Presos Políticos Saharauis (MPPS), a las puertas del Ministerio de Asuntos Exteriores, en la Plaza de la Provincia [¡53!] de Madrid, junto a la madrileña Plaza Mayor.  

    De hecho, la noticia que silenció RNE, la daba así el diario’PÚBLICO’, que no está sometido a la bota de la censura como RTVE; “Miles de personas de toda España piden la autodeterminación del pueblo saharaui en la ciudad de Madrid”.

    Más censura: Recuerden ustedes que la Dirección del Ente RTVE prohibió reiteradamente a los profesionales de ‘la Casa’ desplazarse a los Campamentos de personas saharauis refugiadas en Tinduf por temor a enfadar al sátrapa alauita. ¡Estamos buenos si hay que ocultar, endulzar, tergiversar la verdad para dar gusto a los reyezuelos o tiranos! Algunos de esos honestos profesionales prefirieron dimitir de sus cargos, en un gesto que les honra. Otros, en cambio, carecen de honor y se arrastran por los suelos a capricho del mejor pagador, práctica alauí por antonomasia, además del chantaje, la mentira y la intoxicación.

    Y con los citados 750 pasquines repartidos, no creo haber cubierto ni siquiera al 1 por ciento de los integrantes de la manifestación. De manera que imaginen Vds. -imaginen, ya que no envían periodistas a donde acontece la realidad de los hechos- la cantidad de personas que han acudido a solidarizarse con la legítima lucha del Pueblo Saharaui y a condenar rotundamente el comportamiento ilegal e ilegítimo del presidente Pedro Sánchez (que no de España. ¿O es que él es España?), en contubernio con el sátrapa marroquí (cariñosamente denostado como M6).

   Estoy relatando el contexto que RNE ha silenciado, en el grandioso día del Hirak del Pueblo Saharaui contra los crímenes coloniales. El unilateral cambio de posición, el giro copernicano de Pedro Sánchez (que no de España) respecto al Sáhara Occidental, a favor de Marruecos, tras 47 años de presunto respeto a la legalidad internacional, fue Ilegal porque no lo aprobó -colegiada, mancomunada y solidariamente- el Consejo de Ministros, como establece la Constitución: «Esta acción de Sánchez es inconstitucional», puesto que infringe lo estipulado en el artículo 97 de la Constitución Española, que otorga la dirección de la política exterior al Gobierno de la Nación, y no al presidente y al ministro de Asuntos Exteriores en exclusiva. «Esto es extraordinariamente grave»advierte el catedrático de Derecho Constitucional Carlos Ruiz Miguel, que además dirige el Centro de Estudios sobre el Sáhara Occidental (CESO) de la Universidad de Santiago de Compostela, uno de los mejores del mundo, si es que no el mejor, a pesar de su exigua o nula financiación. (¡Vergonzosa‘Hambre de cultura’!, como reza la propaganda institucional...).

   Tampoco aprobó ese giro el Parlamento español, ni se publicó en el Boletín Oficial del Estado (BOE). Fue una ‘simple’ carta, algo chapucera, a Mohamed VI, mal redactada y mal traducida, “aprisa y corriendo” (Álex Grijelmo), desvelada de manera traicionera después -as usual- por ‘el Palacio’ alauita.

   Le está bien empleado a Sánchez, por venderse a Marruecos, como sus correligionarios del lobby: Albares (con sus antecedentes y amistades galas); Rodríguez Zapatero / Moratinos (letter number one to Her Majesty); José Bono (el converso que se cayó del caballo, por tener tantos); Josep Borrell (donde dije “Diego” y otros ‘errores de expresión’); Felipe González (el desmemoriado proselitista promarroquí y viajero infatigable por Latinoamérica contra el pueblo saharaui, al que tanto prometió); Juan Fernando López Aguilar (el canario contra la solidaridad de su pueblo con la causa saharaui); Trinidad Jiménez (la que no tenía información sobre los crímenes de Gdeim Izik pero sí la tenía sobre los buenos puestos en Telefónica); María Teresa Fernández de la Vega (la de los artículos babosos desde el Consejo de Estado ); Ana Palacio (la consejera ‘binacional’, de Marruecos y de España at the same time); Luis Planas (el de los acuerdos de pesca comunitarios ilegales y otros apaños agropecuarios),… Vamos, que desde que murió el dictador Franco, ha habido un montón de espabilados ‘marroquinizados’ y olé. 

    Todo ello, por no traer también a colación a la iluminada exministra socialista María Antonia Trujillo, quien sostiene, con razón, que, si Sánchez ha entregado el Sáhara a Marruecos, ¿por qué no entregar también Ceuta y Melilla y ahorrarnos así unos problemillas futuros? M6 la ha premiado con un buen puesto de trabajo: una ‘Fundación’ desde la que predicar la ‘marroquinidad’ del Sáhara. Ahí es nada. Y al ladito de Mohamed.

    Siguiendo la ‘lógica’ trujillista, habría que recomendar al presidente Zelensky que entregara Ucrania a la Rusia de Putin, ¿no creen?, como hizo con el territorio y el pueblo saharauis el último Gobierno de la dictadura franquista y como prosiguen haciendo con esmero todos los posteriores gobiernos ‘demócratas’, sean populares o socialistas. Como decía aquel, “¡Vaya tropa!”. Pues que sepan que la modélica Transición española a la democracia no estará concluida, inter alia, mientras el pueblo saharaui no haya recuperado la libertad y se haya expresado válidamente sobre su futuro.

    Y, al igual que los Acuerdos Tripartitos de Madrid de 1975, el posicionamiento del señor Sánchez Castejón (posicionamiento suyo, que no de España) a favor de Marruecos ha sido también ilegítimo, por haber declarado su apoyo a la criminal invasión marroquí, ¡en nombre de España!, a espaldas del pueblo español y sin consultar al pueblo traicionado o a su Representante legítimo, el Frente Polisario.

    Pero ¿quién se cree que es este señor para actuar así, despóticamente y por su cuenta, en un país y una sociedad que se pretenden democráticos? Y, asimismo, ¿qué es lo que les pasa a los …socialistas españoles -salvo honrosas excepciones- para que silencien clamorosamente las chulerías inconstitucionales de su jefe? ¿Van a perder sus cargos, sus sueldos, sus prebendas? No se puede vender a todo un pueblo -al que ya se traicionó por duplicado, primero en 1975, con los Acuerdos Tripartitos, y después con las promesas incumplidas de Felipe González, “Mi Partido estará con vosotros hasta la victoria final” (de los sátrapas alauitas, debió añadir)- para evitarse o creer que se van a evitar los chantajes del sátrapa y sus huestes.

    El pueblo saharaui no puede ser, de nuevo, víctima, moneda de cambio de gentes carentes de principios. El fin no justifica los medios; desde luego, no en Derecho. Pero tal vez haya que recurrir a lo que señalaba Frank Ruddy, citando a Voltaire: “¡Pronto hablaremos de un código de conducta para los ladrones y los salteadores de caminos!”, que es en lo que estamos.

    Pero volviendo al tema principal de estas líneas, ante tan grandiosa manifestación en pleno centro de la capital de España pidiendo la libertad y los derechos legítimos del Pueblo Saharaui y la anulación de los Acuerdos Tripartitos, que debería ser la información relevante, ¿qué nos importa a los españoles -y no digamos a los saharauis- que haya habido una modesta manifestación en un lugar llamado Sidney (¿por dónde cae eso?) ‘en defensa del Planeta’? No hace falta irse tan lejos, con tapujos, cuando tenemos una realidad sangrante aquí mismo, delante de nuestras narices, con miles de voces clamando a los cielos. Pero no hay peor ciego que el que no quiere ver ni peor sordo que el que no quiere oír

    Pero eso es lo que nos ha ‘colado’ -o pretendido ‘colar’- el (des)Informativo de RNE de las 15 horas del sábado 12 de noviembre de 2022, en el aniversario de la firma de los infames Acuerdos Tripartitos (el 14 de noviembre de 1975), hace ya 47 años, en el palacio de La Zarzuela, en presencia y con el beneplácito del Borbón, ahora huido, que traicionó al pueblo saharaui y al pueblo español, y del que parece han tomado buen ejemplo otros ilustres prebostes. ¿Para cuándo la desclasificación de los archivos y documentos que se hayan resistido a la oportuna ‘limpieza’? Otra rémora franquista tan preciada para los gobernantes demócratas ellos…

   Digámoslo: un Borbón que, en lugar de acudir a los territorios ocupados (TT.OO) del Sáhara Occidental y a los Campamentos de refugiados saharauis de Tinduf a interesarse por las víctimas de un crimen internacional y a pedirles perdón por lo que hizo en 1975 y siguió haciendo después, en lugar de ello y otros negocios aparte, se permite el lujo, el desplante o la osadía -la falta de empatía- de quedarse veraneando en Abu Dabi y venir a España a hacerse la foto, a jugar a las regatas con su patera y a pasarlo bien con sus amigotes y amigotas.

   Esto es solo una pequeña parte de un contexto que RNE oculta y manipula, puesto que no informar y, por supuesto, desinformar no es otra cosa que manipular la opinión pública. ¿Una acusación grave? No más que los silencios y los hechos que nos ocultan o empaquetan convenientemente. Es una emisora pública, de la que afirman que es ‘de todos’: “la que quieres”. Pues no, no es esa emisora manipuladora y goebbeliana la que queremos. Más bien, ni siquiera la toleramos, porque su desinformación y manipulación son permanentes, consumiendo el carísimo tiempo radiofónico (que pagamos todos) en musiquitas, autobombo y publicidad / propaganda, tapando un escándalo con el siguiente y así sucesivamente.

    A título de ejemplo y para no extenderme más, traigo a colación otra muestra bien cercana en el tiempo: En el Informativo del pasado 11 de noviembre, a las 22 horas y en la tertulia que siguió, RNE-Radio 5 ‘todo noticias’, en lugar de informarnos adecuadamente de las gravísimas y horrorosas muertes en la frontera de Melilla (el asunto destapado por la BBC británica), nos estuvo despistando, tapando la información pertinente y comiéndonos el coco a los oyentes con cuentos banales e historias personales carentes de interés informativo (una violación de hacía veinte años de una persona que, tras veinte años, había escrito ahora un libro sobre ello), más propias de un medio de TV morboso, como algún programa deTele-5, pero en ningún caso de la pública RNE. Como si los oyentes fuéramos tontos y no nos diéramos cuenta de la operación amañada por el conductor del (des)Informativo. Y eso que estoy advertido de que quien se mete con un periodista, puede prepararse… Pese a todo, creo que este asunto de la manipulación y el control de los medios merece que asumamos el riesgo consiguiente.

    De manera que la manipulación de RNE (hace meses que dejé de perder el tiempo con la TVE, salvo alguna excepción reseñable) consiste en traer banalidades y babosos, en lugar de noticias, contextos e información relevante. Y así es como procuran tapar y descafeinar los crímenes de la frontera de Melilla, la traición de Sánchez Castejón (que no de “España”), el affaire Pegasus, el delito de sedición, los tejemanejes del rey felón, la calamitosa situación de la sanidad pública; los enjuagues de nuestros prohombres con Marruecos, como los viajes de Bono y Rodríguez Zapatero a los TT.OO del Sáhara Occidental ocupados por Marruecos (¡ojo!, territorios vetados al mismísimo Staffan de Mistura, a Ban Ki-moon, a diputados, eurodiputados, políticos, periodistas, juristas, cooperantes… , ¿qué encantos tendrán nuestros dos prohombres para disfrutar talmente de los amores alauitas?); la entrega de millones de euros a nuestro vecino “para el control de fronteras”; las largas y lujosas vacaciones parisinas del borrachín alauita; la guerra del Sáhara, los ataques de Marruecos a civiles saharauis, el armamento militar marroquí…

   Imposible abarcar todo este hermoso jardín que oculta y manipula RNE, presuntamente a gusto y discreción de los que mandan. Renuncio a extenderme más. Por cierto, ¿existe un código deontológico para el ejercicio de la profesión?

   ¿Cabreado? Sí, mucho. ¿Exagerado? Puede que también, pero no tanto, créanme. En cualquier caso, hacemos nuestro trabajo para que, más pronto que tarde, logremos un SÁHARA LIBRE, a pesar de los denodados esfuerzos y silencios de RNE.

   ¿Alguna dirección de correo electrónico a la que los ciudadanos de a pie podamos dirigir nuestros comentarios a esa Radio pública, de todos, ‘la que quieres’?

   Como ya manifesté a todos y cada uno de los miembros del Consejo de Seguridad hace un par de años, ante una resolución amorfa de tan alta autoridad mundial, tampoco puedo esperar nada de Vds., no espero que se corrijan ni aprendan de sus errores, porque a Vds. les han colocado en ese puesto para que cumplan con la lógica de la huida hacia adelante, con la censura y el silencio, para encapsular el tema del Sáhara (Felipe González dixit), para negar la voz, el pan y la sal a los saharauis. Pero, al menos, que estas líneas sirvan para que se entere la gente y todos sepamos en qué manos estamos -nosotros y los medios de comunicación- y actuemos en consecuencia.

    Precisamente hoy mismo, domingo 13 de noviembre de 2022, el diario El País (Ideas, página 12), hacía una breve semblanza de António Guterres, de la que muy bien podría tomar nota el presidente Pedro Sánchez. Guterres es el noveno secretario general de la ONU desde 2017. Fue primer ministro de Portugal entre 1995 y 2002. “Si algo le aplauden unánimemente en su país -relata la periodista- es su capacidad para forzar el cambio de Estados Unidos, que había consentido a su aliada Indonesia todas las violaciones inimaginables en Timor Oriental, la antigua colonia lusa ocupada por la dictadura del general Suharto desde 1975” [idéntica y coetánea a la ocupación de buena parte del Sáhara Occidental por Marruecos]: “Fue una conversación dramática en la que le dijo a Clinton: ‘Mira, tienes que elegir entre Indonesia y Portugal, que es un aliado de la OTAN…’ “Fue decisivo para resolver lo de Timor… “¿Algo que aprender, Sr. Sánchez? ¿O va a seguir en la estela de los trumpistas supremacistas en el Sáhara Occidental ocupado por Marruecos, apoyando la autonomía marroquí para que España siga violando sus obligaciones ante la ONU?

 

Muchas gracias por su atención,

¡SÁHARA LIBRE, YA!

¡Labadil, labadil, aan takrir almasir!

No hay alternativa a la autodeterminación!)

* Gracias a Luis Portillo Pasqual del Riquelme y a CANARIAS-SEMANAL. En la casa de mi tía con autorización

https://canarias-semanal.org/art/33538/nueva-censura-contra-el-pueblo-saharaui-en-radio-nacional-de-espana

LUIS PORTILLO PASCUAL DEL RIQUELME RESEÑA
CANARIAS SEMANAL

 

MANCHETA AGOSTO 22