Buscar
sábado, 13 de abril de 2024 03:40h.

Percepción social sobre la IA (IV) - por José Manuel Castellano

 

frjmcg

Entregas anteriores:

 

Percepción social sobre la IA (IV) - por José Manuel Castellano *

 

 

Esta cuarta entrega de la serie, “La IA, la puerta de entrada a una nueva etapa histórica”, constituye el preámbulo temático del apartado “IA. Posicionamiento de los partidos políticos, sindicatos y movimientos sociales”, que abordaremos en una siguiente publicación, porque consideramos esencial empezar por conocer la opinión y actitud que tiene la ciudadanía sobre la IA para detectar, posteriormente, la existencia o no de vínculos con los planteamientos de los partidos políticos, sindicatos y movimientos sociales.

En ese sentido, analizaremos los datos más significativos de una serie de encuestas realizadas en distintos espacios territoriales durante el período de 2017 a 2023.


En 2017, Ipsos MORI, una empresa de investigación de mercado con sede en Londres (Inglaterra) y miembro del British Polling Council y de la Market Research Society, realizó una encuesta a más de 12.000 personas de 11 países del mundo (Argentina, Australia, Brasil, Canadá, China, Francia, Alemania, Japón, Rusia, Reino Unido y Estados Unidos). Entre los resultados más significativos destacan los siguientes:

  • Un 54% de las personas manifiesta estar familiarizado con el concepto de IA.
  • Un 46% muestra una actitud positiva hacia la IA.
  • U 32% tiene una actitud negativa.
  • Entre las principales preocupaciones sobre los efectos de la IA se mencionaba: el empleo, la desigualdad o la seguridad.
  • Un 61% considera importante la necesidad de contar con leyes internacionales para regular el uso de la IA.
  • Un 65% está a favor de la existencia de un código ético para guiar el comportamiento de los desarrolladores y usuarios de la IA.

En 2017, la misma empresa Ipsos MORI aplicó una encuesta similar a Centro y Sur América, cuyos resultados muestran la existencia de una brecha de conocimiento y confianza hacia la IA, como se aprecia a continuación:

  • Un 47% está familiarizado con el concepto de IA.
  • Un 42% tiene una actitud positiva hacia la IA.
  • Un 37% presenta una actitud negativa.
  • Las preocupaciones sobre los efectos de la IA son: el empleo, la desigualdad o la seguridad.
  • Un 60% considera importante una regulación internacional sobre el uso de la IA.
  • Un 64% cree que es importante un código ético para guiar el comportamiento de los desarrolladores y usuarios de la IA.

Bing. (2023). La inteligencia artificial y la sociedad [imagen generada por IA].


En 2017, Ipsos MORI llevó a cabo otra encuesta sobre Ecuador, donde se obtuvo unos valores similares a la anterior, como puede observar:

  • Un 48% está familiarizado con el concepto de IA.
  • Un 40% tiene una actitud positiva hacia la IA.
  • Un 36% posee una actitud negativa.
  • Las preocupaciones sobre los efectos de la IA son: el empleo, la desigualdad o la seguridad.
  • Un 59% considera importante la regulación internacional sobre el uso de la IA.
  • Un 63% cree que es importante la existencia de un código ético para guiar el comportamiento de los desarrolladores y usuarios de la IA.

En 2018,  Pew Research Center, una organización norteamericana sin fines de lucro, aplicó una encuesta a más de 4.000 personas en los EE. UU. La datos resultantes hablan también de una brecha de conocimiento y confianza de la sociedad y la IA:

  • Un 50% manifiesta saber poco o nada sobre la IA.
  • Un 17% sabe mucho o algo
  • Un 58% no confía en que los desarrolladores de la IA actúen de forma responsable y que tiene más aspectos negativos que positivos para la sociedad en los próximos diez años.
  • Un 55% no confía en que los medios de comunicación informen con precisión sobre la IA.
  • Un 41% está preocupado por el desarrollo de la IA.
  • Un 36% se siente entusiasmado
  • Un 22% es indiferente.
  • El 58% espera que la IA tenga un impacto positivo en su vida personal.
  • Un 63% apoya una regulación gubernamental de la IA.
  • Entre los posibles usos de la IA, se muestran más favorables a los relacionados con la salud, la educación o el transporte, y más reacios con el cuidado personal, las armas o las noticias.

En 2020, el Eurobarómetro, organismo de la Comisión Europea, ejecutó una encuesta a más de 27.000 personas de los 27 países miembros de la Unión Europea. Según esta encuesta:

  • Un 74% conoce la IA
  • Un 56% tiene una actitud positiva hacia la IA.
  • Un 51% confía en que la IA se use para el bien común.
  • Las preocupaciones sobre los riesgos de la IA son: la privacidad, la seguridad, el empleo o la ética.
  • Un 86% considera importante que puedan contactar con una persona si un servicio está basado en la IA.
  • Un 88% cree que es importante que puedan apelar las decisiones tomadas por la IA.

En 2020, el Foro Económico Mundial llevó a cabo una encuesta a 13.000 ciudadanos de 30 países, incluidos 1.000 de EE.UU. La encuesta se realizó en inglés, francés, alemán, español, chino, japonés y portugués. Los datos recogidos se caracterizan por una opinión pública positiva o favorable a la IA, aunque se registran ciertas preocupaciones por el mal uso,

  • El 73% cree que la IA tendrá un impacto positivo en la sociedad, mientras que el 27% un impacto negativo.
  • El 65% está preocupado por el potencial de la IA y su utilización para fines dañinos, como el desarrollo de armas autónomas.
  • El 82% considera que la IA será una fuerza importante en 2030.
  • El 70% cree que los beneficios de la IA superan los riesgos.
  • El 60% piensa que la IA será utilizada para mejorar la calidad de vida de las personas.
  • El 50% cree que la IA será utilizada para crear nuevos puestos de trabajo.

En 2020, Pew Research Center lleva a cabo otra encuesta sobre 1.502 adultos estadounidenses, que manifiestan también una actitud positiva sobre la IA.

  • El 63% cree que la IA tendrá un impacto positivo en la economía, mientras que un 36% negativo.
  • El 57% considera que la IA tendrá un impacto positivo en la sociedad, mientras que un 41% será negativo.
  • El 52% considera que la IA será utilizada para crear nuevos puestos de trabajo, mientras un 44% cree que destruirá puestos de trabajo.
  • El 42% piensa que la IA será utilizada para mejorar la calidad de vida de las personas, mientras que un 44% empeorar la calidad de vida de las personas.
  • El 35% señala que la IA será utilizada para crear armas autónomas, mientras que un 59% cree que no será empleada para crear armas autónomas.

En 2022,  McKinsey & Company, una de las empresas de consultoría más prestigiosas del mundo, realizó una encuesta a 2.800 consumidores de todo el mundo que también refleja una opinión positiva sobre la IA:

  • El 70% cree que la IA tendrá un impacto positivo en sus vidas y un 60% está preocupado por el potencial de la IA para ser utilizada para fines dañinos.
  • El 62% considera que la IA mejorará la calidad de sus vidas y un 38% cree que empeorará la calidad de sus vidas.
  • El 58% afirma que la IA creará más puestos de trabajo de los que destruirá y un 42% cree que la IA destruirá más puestos de trabajo de los que creará.
  • El 56% piensa que la IA será utilizada para mejorar la seguridad y un 44% cree que la IA será utilizada para empeorar la seguridad.
  • El 54% considera que la IA será utilizada para mejorar la privacidad y un 46% cree que la IA será utilizada para empeorar la privacidad.

Análisis general de las distintas encuestas de percepción social sobre la IA
Como se puede observar las encuestas realizadas entre 2020-2023 presentan una tendencia de mayor aceptación y confianza de la ciudadanía de las diferentes áreas territoriales hacia la IA y una reducción de la desconfianza en comparación con las encuestas aplicadas entre 2017-2018. Datos que hablan de un cambio de tendencia significativa de aceptación social a la IA y un descenso de desconfianza e inseguridad. Una evolución que debería ser analizada en detalle para conocer las razones de ese cambio de tendencia social.
Pero ¿cuál es la opinión de los ejecutivos sobre la IA? La respuesta nos la ofrece una encuesta realizada por la consultora Gartner en 2021 que encuestó a 340 ejecutivos de alto nivel de organizaciones empresariales de todo el mundo. Los encuestados representan una variedad de industrias, incluidos el comercio minorista, la manufactura, los servicios financieros y la atención médica y cuyos resultados más significativos son los siguientes:

  • El 80% de los ejecutivos creen que la IA tendrá un impacto positivo en sus empresas y un 72% está preocupado por el potencial de la IA para ser utilizada para fines dañinos.
  • El 56% de los ejecutivos considera que la IA creará más puestos de trabajo que los que destruirá y un 44% cree que la IA destruirá más puestos de trabajo de los que creará.
  • El 62% de los ejecutivos creen que la IA será utilizada para mejorar la toma de decisiones, y un 38% cree que la IA será utilizada para empeorar la toma de decisiones.
  • El 72% de los ejecutivos creen que la IA será utilizada para reducir los costos y un 28% cree que la IA aumentará los costos.
  • El 68% de los ejecutivos creen que la IA será utilizada para mejorar la innovación y un  32% cree que la IA conducirá a la obsolescencia.

En esta última encuesta aplicada a ejecutivos, en comparación a las realizadas entre 2017-2023 a la ciudanía, se observa un nivel de aceptación mayor y un menor porcentaje de preocupaciones sobre los efectos, es decir, el mundo empresarial cuenta con una mayor valoración del uso y desarrollo de la IA. Una tendencia que se podría explicar a partir de la información proporcionada por Statista, empresa líder en estadísticas y estudios de mercado, que señala que el mercado mundial de la IA estaba valorado, en 2021, en más de 315.000 millones de euros. Una cifra que pone de relieve el rápido crecimiento e importancia de la IA en la economía global. De modo que, si ponemos ese dato en correspondencia con el mercado mundial de software empresarial, estimado en 456.000 millones de dólares en 2019, nos está indicando que el mercado de la IA representa una parte significativa del mercado de software empresarial.
En definitiva, este es el estado de percepción social sobre la IA, a partir de un conjunto de encuestas realizadas en distintos espacios territoriales y temporales, cuyos resultados evidencian una tendencia de crecimiento de aceptación y confianza hacia la IA por parte de la ciudadanía, así como una mayor valoración y uso de la IA por parte del mundo empresarial. Sin embargo, también refleja algunas preocupaciones sobre los efectos de la IA en el empleo, la seguridad, la privacidad, la ética y la regulación. No obstante, consideramos que todos estos aspectos requieren de un mayor conocimiento, reflexión y diálogo entre los diferentes actores sociales, políticos y económicos, dada la transcendencia transformadora y costos que puede originar. Por tanto, creemos necesario una activa participación de la ciudadanía en la construcción de un futuro que parece presentarse incierto e inquietante.

* Gracias a José Manuel Castellano. Publicado originalmente en el blog del autor

https://jmcaste.blogspot.com/2023/08/dedico-este-modesto-trabajo-fernando.html

JOSÉ MANUEL CASTELLANO RESEÑA
mancheta junio 23