Buscar
miércoles, 01 de febrero de 2023 17:41h.

una fuente continua de enfermedades

En Los Silos y en Canarias, por una alternativa a los vertidos al mar sin depurar ¡ Por un sistema de depuración natural, ya!- por Stephanie Toledo

 

frtase STEPHANIE

En Los Silos y en Canarias, por una alternativa a los vertidos al mar sin depurar ¡ Por un sistema de depuración natural, ya!- por Stephanie Toledo, activista ecosocial.

 

La alcaldesa reconoce que Los Silos vierte «sin permiso desde 2017» sus aguas residuales al mar  Raúl Sánchez Quiles EL DÍA  23·12·21

 

Hasta ahora la población de Los Silos por medio de la Plataforma vecinal defendía la instalación de una depuradora natural y rechazaba la instalación de una macrodepuradora industrial comarcal. 

La Plataforma acusa a la alcaldesa Macarena Fuentes de que llegara a este acuerdo en la Junta de Gobierno del ayuntamiento y no lo haya llevado a pleno municipal.  Hay quién dice que: "de no firmar este convenio tendría consecuencias legales"

Ahora, ya finalizando el 2021, se da por concluida la conexión de saneamiento y el trasvase de aguas residuales asumiendo la depuradora comarcal proyectada por el Cabildo Insular de Tenerife para la Isla Baja (Buenavista, Los Silos y Garachico). Que ya era promovida en aquel momento por su presidente, Carlos Alonso (CC) y  continuado luego por Pedro Martín (PSOE).   Así, hace unos días se le exigía a la población silense la firma del convenio para su puesta en marcha, y la Junta del Gobierno de los Silos da el visto bueno sin contar con la Plataforma ciudadana de Los Silos-Isla baja que vienen luchando desde el 2017 para poner en marcha una depuradora natural.

En este sentido denunciamos el incumplimiento de la normativa europea y apoyamos a la Plataforma de Los Silos, en su lucha por un sistema de depuración natural de las aguas residuales, que sería beneficioso para la población ya que proporcionarán alternativas a los diferentes usos del agua, que no abunda y es necesaria para la vida, como por ejemplo:  la utilización en regadíos, aseo urbano o la recarga de acuíferos.

La Ley 22/1988, de 28 de julio, de Costas, en sus artículos 56 y 57 establece que todos los vertidos, tanto líquidos como sólidos, cualquiera que sea el bien de dominio público marítimo- terrestre en que se realicen, requieren de autorización de la administración competente, que se otorgará con sujeción a la legislación estatal y autonómica aplicable.

La falta de información pública y de control por parte de las administraciones sobre el volumen real de los vertidos, muestra la ineficiencia de la Consejería de Transición Ecológica, que lucha en contra del cambio climático y planificación territorial del Gobierno de Canarias ya que desde el 2017 en un informe de vertidos autorizados del ministerio se registraron, 393 puntos de vertidos desde la tierra al mar en aguas de canarias, de los cuales,  277 no estaban autorizados. 

Pero, ¿Qué son los vertidos residuales y cómo nos pueden afectar?

Los vertidos de aguas residuales urbanas proceden de las aguas negras (fecales), una fuente continua de enfermedades como, por ejemplo, otitis y gastroenteritis, que pueden afectar directamente a nuestra salud. Estos vertidos, además, afectan gravemente a los ecosistemas marinos: las especies originales desaparecen y, en su lugar, aparecen otras adaptadas a los altos niveles de contaminación. Disminuye de esta forma la presencia de especies beneficiosas como la Posidonia Oceánica, clave en el mantenimiento de la biodiversidad y generadora de aguas transparentes y playas de arena limpia, y aumenta la aparición de especies perjudiciales, como medusas, microalgas y cianobacterias.

En Canarias, los vertidos de aguas fecales se saldaron con la aparición de peces muertos en el municipio de Los Silos en uno de los charcos más emblemáticos de Tenerife. En Granadilla se cerraron las playas de El Médano y Los Abrigos por la aparición de la bacteria E-Coli, un microbio que se encuentra en el estómago de los seres humanos y que llega hasta el mar a través de los emisarios de aguas residuales que se desahogan en el mar. 

* La casa de mi tía agradece la gentileza de Stephanie Toledo

stephanie toledo 2

 

mancheta 40