Buscar
domingo, 05 de febrero de 2023 15:00h.

desenfadada indignidad del eurodiputado que votó con la extrema derecha la defensa de la dictadura alauita

La tortuosa trayectoria de López Aguilar, el hombre que insta a "tragar los sapos" de la dictadura marroquí - por Eugenico Fernández

FR JFLA
JFLA
JFLA

 

La tortuosa trayectoria de López Aguilar, el hombre que insta a "tragar los sapos" de la dictadura marroquí - por Eugenico Fernández *

La desenfadada indignidad del eurodiputado que votó con la extrema derecha la defensa de la dictadura alauita

En pocas ocasiones un político institucional se atreve a reconocer abiertamente el cinismo interesado de los discursos sobre la "legalidad" y los Derechos Humanos con los que la Unión Europea se permite condenar a los países que pretenden defender su soberanía nacional. Pero justamente esto es lo que hacía este martes, obviamente sin pretenderlo, el eurodiputado del PSOE Juan Fernández López Aguilar (...).

 

   En pocas ocasiones un político institucional se atreve a reconocer abiertamente el cinismo interesado de los discursos sobre la "legalidad" y los Derechos Humanos con los que la Unión Europea se permite condenar a los países – ajenos al "jardín occidental"- que pretenden defender su soberanía nacional. Pero justamente esto es lo que hacía este martes, obviamente sin pretenderlo, el eurodiputado del PSOE Juan Fernández López Aguilar.

   Menos de una semana después de que votara en el Parlamento Europeo -junto a sus compañeros del PSOE y la extrema derecha de Marine Le Pen- contra una resolución que condenaba algunas de las prácticas de la dictadura marroquí, López Aguilar ha venido a admitir indirectamente, en una entrevista con el adjunto al director del "Diario de Avisos", Carmelo Rivero, que la complicidad del Gobierno español y su partido con el reino alauita carece de cualquier tipo de justificación o respaldo moral.

   Al ser preguntado por las relaciones de Marruecos con Europa y España, López Aguilar se permitió criticar duramente las denuncias que se realizan sobre la monarquía feudal alauita, defendiendo que, simplemente, Marruecos "es un aliado estratégico al que no podemos ofender".

  Si esto "supone tragar sapos, se tragan" apostilló López Aguilar, sin que por ello se llegara a apreciar el más mínimo rubor en su rostro.

  LA LEGALIDAD INTERNACIONAL Y LOS SAHARAUIS: ¿SOLO DOS "SAPOS" MÁS PARA TRAGAR?

   Aunque para ningún observador esto implique una novedad, el reconocimiento de López Aguilar constituye también una autorrefutación de anteriores "explicaciones" del eurodiputado sobre temas tales como su apoyo explícito a la ocupación ilegal de Marruecos del Sáhara Occidental.

   Durante su participación en la conferencia celebrada en Gran Canaria en septiembre de 2022 con el objeto de respaldar esta postura del Gobierno español, López Aguilar, al igual que el promotor del evento, José Luis Rodríguez Zapatero, justificaba su posición por el supuesto deseo de los socialistas de ofrecer una "salida humanitaria" a los saharauis.

 

[Img #74011]

López Aguilar y Zapatero con Hach Ahamed Bericalla, un "disidente" saharaui promarroquí, en la Conferencia organizada en Gran Canaria para defender las tesis del reino alauita

   No se debería subestimar que, finalmente, el que fuera Secretario General del PSCE-PSOE haya accedido a admitir -aun indirectamente- que la vulneración flagrante de la "legalidad internacional", o el sufrimiento de un pueblo que lleva décadas sometido y soportando todo tipo de represiones, no son para él más que un par de "sapos" que se deben tragar en pro de una supuesta, y muy cuestionable, "buena vecindad".

  Un juego de geopolítica donde España no pasa de ser un mero peón guiado por los dictados del protector yanqui del sátrapa marroquí, y donde las cuestiones "humanitarias" no constituyen ningún factor a considerar.

UNA AMBICIÓN IRREFRENABLE POR MEDRAR

   Esta no es, en cualquier caso, la primera ocasión en que Juan Fernando López Aguilar ha dado pruebas de la incompatibilidad existente entre los principios éticos que él afirma representar y una infinita ambición por medrar que –según algunos de sus conocidos – podría superar los niveles “normales” en nuestra sociedad para alcanzar límites patológicos.

   Quizá se pueda atribuir a este carácter tan particular, en efecto, el hecho de que la carrera política de López haya estado salpicada de episodios polémicos y escabrosos, así como de alguna denuncia pública de ámbito internacional.

  Como Ministro de Justicia de Rodríguez Zapatero, López Aguilar llegó a afirmar públicamente que estaba dispuesto a "construir imputaciones" para evitar la excarcelación del preso vasco Ignacio de Juana Chaos, cuando éste ya había cumplido su condena. Una iniciativa que no podría estar más alejada de los valores del "Estado de Derecho" que López  asegura  defender.

   En el año 2007, cuando López Aguilar regresó a Canarias para aspirar a la Presidencia del Gobierno autónomo, no fueron pocos los "progres" que se dejaron encandilar por la retórica de este político socioliberal, obviando su nefasta trayectoria biográfica. Otros, yendo más allá, aspiraban a participar con él, como pequeños apéndices del PSOE, en algún tipo de acuerdo electoral “progresista”Personajes como la hoy todavía diputada Mery Pita –entonces a la búsqueda de algún acomodo institucional- defendía por aquellos días que “el proyecto de Juan Fernando era revolucionario” por su discurso contra la corrupción.

     Sin embargo, solo un año después, como Secretario general del PSC-PSOE, Juan Fernando López Aguilar lograba sobrepasar por la derecha a la mismísima Coalición Canaria, declarando que su partido mantenía "la perspectiva abierta" para que los impuestos que se había ahorrado el empresariado con la Reserva de Inversiones de Canarias (RIC) pudieran materializarse en el exterior. Con esta peculiar propuesta López Aguilar pretendía cumplimentar una de las principales aspiraciones de la burguesía isleña: participar en la recolonización económica del vecino continente africano,  aunque sea como un socio menor.

  En otra ocasión, López llegó a manifestar en un mitin público que pedir la nacionalización de la Banca era aproximarse peligrosamente a los presupuestos económicos e ideológicos del fascismo.

 

SEÑALADO POR WIKILEAKS COMO UN COLABORADOR DE WASHINGTON CONTRA LA PETICIÓN DE JUSTICIA POR EL ASESINATO DE JOSÉ COUSO

  Por si este historial no lo hubiera retratado suficientemente, los papeles desclasificados por Wikileaks pusieron también en evidencia que mientras ejercía como Ministro de Justicia de José Luis Rodríguez Zapatero, López Aguilar maniobró para intentar lograr la impunidad de los asesinos del cámara de televisión español José Couso, muerto en Irak como consecuencia del disparo de un tanque norteamericano, mientras se encontraba en el piso 15º del Hotel Palestina.

   De acuerdo con la información de Wikileaks, al mismo tiempo que trataba de escenificar ante la familia de Couso su supuesto interés por ayudarles, los diplomáticos norteamericanos informaban a su Gobierno que:

  "el ministro de Justicia español, Juan Fernando López Aguilar, estaba trabajando para que no prosperasen  las ordenes de detención de los militares norteamericanos implicados en la muerte del reportero gráfico”.

   Posiblemente, la impunidad por el asesinato del periodista español la estaba interpretando López Aguilar  como otro “sapo” a tragar para mantener contento, como un buen vasallo, al Tío Sam.

DENUNCIADO POR SU MUJER Y SU HIJASTRO POR MALOS TRATOS

   Por inmoral que esta trayectoria pueda resultar a cualquier sensibilidad realmente progresista, ninguno de los hechos narrados llegó a afectar negativamente a la carrera de Juan Fernando López Aguilar, aunque este fracasara – por deméritos propios - en su intento de presidir el Gobierno regional de Canarias.

   En cambio, otro episodio igualmente turbio, pero de carácter doméstico, sí estuvo a punto de dar al traste con las ambiciones políticas de López. Se trató de las denuncias por malos tratos a su  esposa que, en el año 2015, realizaron su hijastro, Gorka de la Nuez Aurrecoechea (de 30 años), y su propia esposa, Natalia de la Nuez Aurrecoechea.

   El 10 de enero del citado año, Gorka de la Nuez presentaba una denuncia en una Comisaría de Policía de Las Palmas contra su padrastro, al que acusó de haber vejado a su madre, diciéndole "gorda, no vales para nada y has arruinado mi vida".

   En la denuncia,  su hijastro sostuvo, igualmente, que la supuesta víctima no denunciaba estos malos tratos “por miedo al abandono y por tener en común dos niños menores de 5 años”.

  Por su parte, la madre del joven, al ser interrogada por la policía, reconoció que su marido y ella "no estaban pasando por una buena situación sentimental, existiendo numerosas discusiones y gritos”, pero negó que la hubiera agredido.

   Sobre algunas lesiones que presentaba aseguró que se las produjo ella misma, "al  tropezar en el baño", e indicó su deseo de que se paralizaran todas las acciones judiciales y policiales que pudieran haberse originado por la denuncia.

  Posteriormente, su hijo Gorka se retractaba y retiraba la denuncia contra López Aguilar. El joven envió una carta de rectificación a los medios de comunicación que, según algunos de estos medios, podría haber sido redacatada por el mismo Juan Fernando López Aguilar.

   Sin embargo, en julio de ese mismo 2015, Natalia de la Nuez Aurrecoechea comunicaba a la policía que en el pasado sí había sido objeto de maltrato y amenazas, mientras que también en ese momento "estaba recibiendo mensajes amenazantes".

  Por su parte, López Aguilar no solo emitió un comunicado en el que sostenía que los hechos por los que había sido denunciado eran "radical y absolutamente falsos", sino que se permitió amenazar a los medios que se hiciera eco de la noticia con querellarse con ellos.

  Pese a todo, las informaciones publicadas, incluidas las declaraciones de algunos vecinos de la pareja que manifestaron haber escuchado algunas trifulcas, afectaron de forma muy negativa a la imagen de López Aguilar, que fue cautelarmente apartado del grupo socialista europeo y suspendido, también cautelarmente, de militancia en el PSOE.  

    Finalmente el Tribunal Supremo decidió archivar la querella por violencia de género interpuesta contra López Aguilar, considerando que "las declaraciones incriminatorias de su mujer" tenían una "escasa credibilidad".

 Con el material a su disposición, los magistrados del Supremo estimaron “que ninguno de los hechos relatados eran suficientes para imputar a López Aguilar”.

   Una resolución que, contra todas las expectativas, iba a permitir a Juan Fernando López Aguilar continuar su carrera política en Bruselas, desde donde aún hoy pretende impartirnos lecciones sobre la “realpolitik”.

* Gracias a Eugenio Fernández y a CANARIAS-SEMANAL. En la csa de mi tía con autorización

https://canarias-semanal.org/art/33850/la-tortuosa-trayectoria-de-lopez-aguilar-el-hombre-que-nos-insta-a-tragar-los-sapos-de-la-dictadura-marroqui

CANARIAS SEMANAL
CANARIAS SEMANAL

 

 

 

 

mancheta ene 23