Buscar
sábado, 10 de diciembre de 2022 01:03h.

Veto del PP al CGPJ: estamos en manos de políticos peligrosos - por Erasmo Quintana

 

fr e q

Veto del PP al CGPJ: estamos en manos de políticos peligrosos - por Erasmo Quintana *

CUCA GAMARRA
CUCA GAMARRA
 

La portavoz del PP en el Congreso, Cuca Gamarra, en el pleno del pasado miércoles, 2 de noviembre, ha ahondado en la selvática huida hacia adelante, despreciando una vez más la legalidad constitucional que obliga a los partidos mayoritarios a renovar en tiempo y forma el CGPJ y el Tribunal Constitucional. Todo, teniendo en cuenta que estos órganos del Estado son intocables y sagrados para las derechas, pero se los pasan por el arco de triunfo cuando lo que se les obliga por ley no les interesa. Es el caso que tiene a los miembros de esos consejos hace nueve años ininterrumpidos ocupando sus sillones de forma miserable. Gracias a la trampa del PP, hay que decirlo con la necesaria claridad. Un peligro de políticos.

CGPJ
 
PP
PP

Los máximos responsables del Partido Popular son tan retorcidos, tan antidemocráticos, que siempre encuentran la excusa oportuna para no abandonar su posición numantina de perpetuar aquella mayoría absoluta conseguida por Mariano Rajoy, aunque lo mismo sea con argucias. Ya no goza de esa mayoría por la desaparición del bipartidismo, lo que le supondrá, caso de cumplir lo que ordena la Constitución, quedar con una minoría de jueces a su favor, y eso es precisamente lo que no quieren los de la formación conservadora. Tanta es la marrullería, que su culpa de no acatar la Carta Magna se la endosan de paso al Gobierno de coalición tratando de, con cizaña, involucrarlo como si fuera también el culpable de la escandalosa irregularidad -lo vemos en los comentaristas televisivos, repartiendo responsabilidades en las dos formaciones-, negándose los del PP a la renovación de esos organismos que consagran la Democracia.

MORGAN
MORGAN en CANARIAS 7

La artimaña de que se quieren valer los políticos conservadores es que el Ejecutivo está inhabilitado por sus pactos con los independentistas. ¿Y qué? Será que el Gobierno, para poder funcionar, ya que no tiene el apoyo del principal partido de la oposición, se agarra a un clavo ardiendo; no le queda otra. ¿Cuántos apoyos tuvo José María Aznar de catalanes y vascos, y cuánto tuvo que concederles, de palabra y obra, como independentistas que son?

AZNAR

Todo lo que le hizo falta. ¿A qué viene esto, pues, como excusa para desobedecer la Constitución e incumplirla tan flagrantemente? Es así de rocambolesco todo, que la pasada semana se vio con claridad la predisposición de Alberto Núñez Feijóo aceptando no introducir el derecho de sedición, compromiso que se vio obligado a romper por indicación de Isabel Díaz Ayuso, la que parece ser verdadera líder del PP nacional, quedando bien a las claras quién es la que manda en esa formación política.

FEIJÓO AYUSO
NÚÑEZ FEIJÓO DÍAZ AYUSO
 

El argumento, pues, de Núñez Feijóo para no bajarse del burro, bloqueando la Ley, es la supuesta intención del Gobierno PSOE-Unidas Podemos de rebajar el delito de sedición a aplicar en Cataluña. De esta manera los populares son responsables de una grave crisis institucional, dando un golpe blando al sistema democrático y secuestrándolo, con implicaciones, no solamente en la Justicia, sino en la propia nación española. Un Partido Popular tramposo incumple por enésima vez la Constitución cuantas veces le da la gana, y aquí no pasa nada, creando la crisis institucional más grave de toda nuestra historia democrática. 

El choteo que se tiene con la Carta Magna, esa que es sagrada e intocable para el Partido Popular, es más que evidente. Su insolencia, de la que hace gala, no debe ser admitida en un sistema que pretende ser democrático -de democracia plena lo tildan algunos casposos-, siendo cosa que no podemos tolerar. El delito de sedición, acordado por las dos partes no tocar, fue precisamente lo que impuso Feijóo como nueva excusa para seguir manteniendo a su formación en el secuestro de la Justicia. La maledicencia y el filibusterismo de esta formación política es su natural en el funcionamiento como partido de la oposición. En verdad, estos políticos dan miedo.

PP
 

¿Podemos por un momento imaginar de qué son capaces estos palmarios corruptos cuando ocupan sus despachos en el Gobierno de la nación? Si taponan con el mayor desparpajo el desenvolvimiento legal de las instituciones del Estado, porque a esa fuerza política es lo que le interesa (mantener la mayoría de jueces adictos fraudulentamente), a nadie le puede extrañar el rosario de casos de corrupción política del PP cuando estuvo gobernando: Amnistía Fiscal, Caso Castor, Caso Taula, Caso RTV Valenciana, Fondos Reservados, Caso Caballo de Troya, Caso Brugal, etc., todo esto resuelto -¡oh, milagro!- con los debidos indultos concedidos… Nada, pues, descubro haciendo la anterior recopilación -incompleta- de casos que les han hecho la cara de cemento, de la que hoy se ufanan.

Juzguen ahora mis lectores.

PP IMAGEN DE RAÚL ARIAS
PP IMAGEN DE RAÚL ARIAS

* En La casa de mi tía por gentileza de Erasmo Quintana

 

 

MANCHETA AGOSTO 22