Buscar
sábado, 10 de diciembre de 2022 01:03h.

Zapatero es el mayor ejemplo de la decadencia del PSOE - por Mahayub Sidina ECSAHARAUI

 

FR MA SDN
FR MA SDN

 

Zapatero es el mayor ejemplo de la decadencia del PSOE - por Mahayub Sidina ECSAHARAUI

 

Tanto Zapatero como Bono y sus seguidores, deben saber que no es la primera vez, ni será la última, que el pueblo saharaui, en sus 49 años de lucha, tropiece con éste tipo de maniobras y complots. Todos ellos se han estrellado, sucesivamente, sobre la consistente roca de su resistencia, bajo la dirección del Frente Polisario.

 

Madrid (ECS).- La prostitución y la traición son dos de las prácticas más antiguas y, al mismo tiempo, más vergonzosas de la humanidad. Para esquivar el ostracismo y la deshonra públicos, los adeptos de los dos fenómenos, con el paso del tiempo, se han ido adaptando a la evolución, sociológica y política, del mundo en que vivimos. En algunos casos lo han conseguido mediante el camuflaje y la discreción, mientras que en otros han encontrado en el descaro y la exposición mediática un medio para transmitir una imagen modélica totalmente falsa y a las antípodas de lo que realmente son. No obstante, el resultado es siempre el mismo: aunque la mona se viste de seda mona se queda.

En el caso que nos interesa, vamos a centrarnos en uno de los aspectos de la prostitución, menos conocido por el público, que es la prostitución política. En realidad, no es más que la otra cara de la moneda de la traición, ya que el elemento pecuniario, entre otros, es el denominador común de ambas.

Esta breve introducción nos enlaza con un acto, fruto de una inseminación artificial PSOE-DGED/DGST-marroquíes, que tuvo lugar en Canarias en los últimos días. Un acto, patrocinado por el Sr. Rodríguez Zapatero y su exministro de defensa José Bono. De hecho, han acudido al lugar para impartir una especie de "cursillo de prostitución política".

En su intervención, el Sr. Zapatero no hizo más que repetir el mismo disco rayado, que lleva promocionando, en nombre del ocupante, desde 2007; llegando al extremo de adoptar, como propio, el disparate marroquí de la autonomía. En un principio, su actitud se interpretó como una forma de peaje, a su acceso a la presidencia del gobierno, en unas condiciones salpicadas por el peor atentado terrorista de la historia de España, el 11 de marzo de 2004. Más tarde dicha actitud ha evolucionado, pasando por las etapas de lobista, vasallo… etc... para, en definitiva, convertirse en prostitución política a cara descubierta. Por muchos planes (B, C  o  €) que defienda, no tiene ninguna credibilidad por su parcialidad y pleitesía al sátrapa M6.

En cuanto al Sr. José Bono, lo menos que se puede decir, es que, contrariamente a sus convicciones católicas, acaba de prestarse al papel de un Judas Iscariote. Para vender su mensaje tóxico ha combinado entre la demagogia rastrera, el paternalismo colonialista, el populismo político, el historiador medieval, el jefe tribal, el maquiavelismo cínico, la hipocresía, la gesticulación forzosa…etc. Ha desplegado un gran esfuerzo intelectual y emocional para, al final, confluir con su ex-jefe en la misma estupidez: invitar a los saharauis a rendirse a su verdugo (cosa que el propio Hasan II reconoció por imposible). Sus palabras no estaban dirigidas a los presentes y mucho menos a los figurantes que carecen de voluntad propia. Sus verdaderos destinatarios eran aquellos orgullosos saharauis, en todas partes, que llevan casi medio siglo luchando contra la ocupación marroquí y, por consiguiente, contrarrestando los malvados planes de exterminio, urdidos contra el pueblo saharaui. El otro destinatario era el sátrapa M6, como diciéndole hemos cumplido con el trabajo sucio encomendado.

Tanto Zapatero como Bono y sus seguidores, deben saber que no es la primera vez, ni será la última, que el pueblo saharaui, en sus 49 años de lucha, tropiece con éste tipo de maniobras y complots. Todos ellos se han estrellado, sucesivamente, sobre la consistente roca de su resistencia, bajo la dirección del Frente Polisario.

Si, verdaderamente, los Señores aludidos, quieren hacer historia deben dejarse de malabarismos estériles, en nombre de terceros, y apostar por la justicia para todos, conforme al derecho internacional. Este es el verdadero camino, que se hace al andar, y no desde los despachos oscuros de las pestilentes cloacas de la tristemente célebre policía política marroquí.

Seria bueno, que los dos líderes socialistas hagan un vistazo sobre la trayectoria de los Auténticos Movimientos de Liberación Nacional en el mundo. Esta última, nos enseña que la traición por mucho que se pretenda justificar, con diferentes apelativos, fue siempre condenada al fracaso, tanto más cuanto que el móvil tenga connotación exógena. Desde luego, el caso que nos ocupa no será una excepción.

* Gracias a Mahayub Sidina y ECSAHARAUI

MAHAYUB SIDINA
MAHAYUB SIDINA
ECS

 

MANCHETA AGOSTO 22