Buscar
viernes, 19 de julio de 2024 10:07h.

Santiago Pérez convoca a los concejales que apuesten por democratizar los Ayuntamientos

El concejal de La Laguna, Santiago Pérez, ha hecho hoy un llamamiento a los concejales del Archipiélago que puedan compartir la idea de que la gran asignatura pendiente de los Ayuntamientos es la de reforzar la calidad democrática “para que nos convoquemos y hagamos una propuesta de reforma de la legislación local en este sentido, porque mimbres argumentales y necesidad social para hacerla hay de sobra”.

Santiago Pérez convoca a los concejales que apuesten por democratizar los Ayuntamientos

“Hay mimbres argumentales y necesidad social de sobra para hacer una propuesta en este sentido aprovechando la reforma de la Ley de Régimen Local”

El concejal de La Laguna, Santiago Pérez, ha hecho hoy un llamamiento a los concejales del Archipiélago que puedan compartir la idea de que la gran asignatura pendiente de los Ayuntamientos es la de reforzar la calidad democrática “para que nos convoquemos y hagamos una propuesta de reforma de la legislación local en este sentido, porque mimbres argumentales y necesidad social para hacerla hay de sobra”.

Santiago Pérez dijo que el proyecto de Ley de Régimen Local que se está tramitando en el Congreso de los Diputados ha provocado una revuelta de una parte considerable de los alcaldes de todo el país, que están perdiendo una oportunidad de oro para plantear en serio la mejora de la calidad democrática de las entidades locales.

La legislación del régimen local en Democracia ha ido evolucionando siempre bajo la presión de la Federación Española de Municipios (FEMP), un auténtico sindicato de alcaldes, fortaleciendo cada vez más el poder los gobiernos municipales. Y ese incremento de poder debe conllevar necesariamente la necesidad de mecanismos de control, porque si no se produce un déficit democrático importante como está ocurriendo en la actualidad.

“No era previsible que los alcaldes demandaran más democracia, no han hablado ni una palabra de ésto, pero fortalecer la democratización de las entidades locales es un requisito importante para lograr la tan anhelada eficiencia económica. Y es que cuando saben que pueden disponer de los recursos públicos sin controles por parte de la oposición, porque carece de herramientas, sin controles de legalidad, los alcaldes tienden a gestionar los recursos públicos como si fueran propios”, añadió el concejal lagunero.

En este sentido recordó que su Grupo en el Ayuntamiento de La Laguna ha recurrido ante la jurisdicción contencioso-administrativa 419 adjudicaciones a dedo en materia de Fiestas, con informes en contra de la Intervención de la Corporación, por valor de un millón de euros, estamos refiriéndonos a lo que acabo de comentar. Un millón de euros adjudicado a dedo, sin consignación presupuestaria y sin concurso, es decir, de una forma completamente ilegal.

Santiago Pérez señala que el proyecto de Ley que se tramita no supone ningún recorte de la autonomía de los Ayuntamientos ni un recorte de competencias tan importantes como la de Servicios Sociales como se está diciendo. Simplemente porque aunque el Gobierno del PP tenga una querencia centralista no lo puede hacer.

Esta Ley tiene que respetar los criterios de distribución de competencias actualmente vigentes, de manera que se limita a garantizar un espacio mínimo de actividad para las entidades locales. Es una legislación de mínimos, una propuesta de garantía de autonomía local. Las competencias de los Ayuntamientos en la mayoría de sus áreas dependen de legislación que aprueban las Comunidades Autónomas y no el Estado, por eso éste se limita a señalar materias en las que los municipios deberán tener competencias.

Y por ejemplo si en Servicios Sociales la Comunidad Autónoma de Canarias quiere seguir teniendo un sistema de Servicios Sociales de base fundamentalmente municipal, como en la actualidad, nadie se lo puede impedir.

Además, este proyecto de Ley respeta que los Ayuntamientos continúen completando la actividad de otras administraciones públicas para mejorar la calidad de los servicios que prestan, que continúen prestando en régimen de monopolio algunos servicios esenciales en la vida de los ciudadanos como la recogida de residuos o el abastecimiento de aguas, o que sigan teniendo empresas de titularidad pública, con el único requisito que no desequilibren la situación financiera de la Corporación local; como ha ocurrido por ejemplo en el Cabildo de Tenerife, que ha creado un conjunto de empresas de capital público que tiene a la Hacienda de la Isla al borde del precipicio.

Lo que hace esta reforma es proyectar sobre la legislación de régimen local las exigencias derivadas de la reforma constitucional que se hizo a todo correr y en fraude de la propia Constitución a finales del año 2011, una reforma que convirtió el principio de equilibrio presupuestario en una regla constitucional, directamente contradictoria con el principio del Estado social, porque el mantenimiento del Estado social en tiempos de crisis requiere el recurso a un déficit público digerible a largo plazo.

Entre los aspectos positivos, este proyecto de Ley pretende el fortalecimiento del estatuto jurídico de secretarios e interventores, que desarrollan una función de asesoramiento legal y de control de la legalidad  para la que se requiere una posición de independencia que se vio mermada a finales de los 90 en la Ley de Acompañamiento de los Presupuestos del Estado por exigencias de los alcaldes, que quieren a secretarios e interventores que dependan de ellos.

Los alcaldes no hablan de ésto, y lo que han hecho es peor: presentar enmiendas para debilitar este objetivo del proyecto de Ley, por ejemplo la obligación de enviar cada año al Tribunal de Cuentas un informe de la resoluciones del alcalde y Gobierno local en contra de los informes de Intervención.

Santiago Pérez dijo finalmente que lamenta no haber escuchado a Fernando Clavijo decir nada sobre que éste proyecto de ley permita que los municipios se puedan fusionar por mayoría simple. Me habría gustado oír al alcalde de La Laguna hablar sobre éste asunto, pero no ha dicho nada. La Laguna ha soportado durante de años una opa hostil para anexionarla a Santa Cruz, y vamos a presentar una moción al respecto en el próximo Pleno para que este asunto se corrija.