Buscar
lunes, 28 de noviembre de 2022 00:00h.
echarlos
Firmas

Tienen que irse, hay que echarlos - por Nicolás Guerra Aguiar

Se refiere Nicolás Guerra Aguiar en este artículo a una, solamente una de las facetas en que se dilapidaron las perras llegadas de Europa más las obtenidas en las libérrimas financiones con las que el ultraliberalismo nos tendió la trampa. Nicolás se limita Nicolás -y tiene de sobra- a ejemplarizar con casos de Gran Canaria que la desalmada coyunda entre políticos y empresarios se enmascaró detrás de equipamientos deportivos o culturales para materializar la acostumbrada corrupción del cemento. Pero el fenómeno se extendió por todas las islas. Valga citar la  guinda paradigmática del Auditorio de Tenerife que ahora llaman con el nombre de quien perpetró la hazaña de cuadriplicar el presupuesto original, con el resultado de un recinto de aforo menor que el que venía a sustituir. Cuánta razón tiene Nicolás: no nos queda más que la calle.
Firmas

Hay que echarlos - por Joaquin Sagaseta

"En poco más de seis meses el gobierno de Rajoy ha arruinado toda la “legitimación” social que le dieron las urnas. Ha hecho todo lo contrario de lo que decía que iba a hacer. Aunque con mayor propiedad podría afirmarse que ha hecho lo que pensaba pero no lo que decía."