Buscar
sábado, 20 de julio de 2024 12:45h.
pederasta
Política

'El fiscal anticorrupción José Grinda González es un pederasta reincidente'

 

josé grinda gonzález

La chusma corrupta del Pp no tiene nada que temer con semejante sujeto en la Fiscalía

LA GACETA difunde esta denuncia de Ignacio Peláez, exfiscal de la Audiencia Nacional, que se ha personado como acusación particular para que se reabran dos causas por pederastia contra el fiscal anticorrupción José Grinda González. Una nueva muestra de la complacencia del gobierno pperorajoyano con todo tipo de delincuentes, incluyendo quienes practican las más condenables conductas. Leánlo y asómbrense.  A este tipejo, Grinda González, no solamente se le concede la impunidad, sino que encima se le pone a perseguir a otros delincuentes. Es obvio que esa persecución tratará a la gente amiga con la misma ausencia de rigor. Inaguantable.

Sociedad

Titiriteros, presos; pederasta, en libertad; Jiménez Losantos, ni un pelo #‎LibertadTitiriteros‬

Una situación de esperpento, una muestra más del caos conceptual en que está sumido el sistema judicial y de gobierno en este estado de derecha; una manifestación de la distorsión de la escala de valores de jueces y ministros. Un ejemplo del sistema por cuya remoción nos esforzamos. "Se apresa a la gente por lo que dice y no por lo que hace", como dice Soledad Gallego-Díaz, y se libera -con cargos, perio duerme en su casa- a un profesor confeso de abusos a niños. "Muy peligroso. Estamos instalados en un clima de autoritarismo terrible e inaceptable" como tuitea Alberto Garzón. Pero a Jiménez Losantos, que habla de dispararle a lagente, nadie le toca ni un pelo. Reproduzco un texto de Ada Colau, al que el Ppío Fernández Díaz refrenda, tildándolo de "poco digno". Porque lo que critique el meapilas resulta automáticamente avalado para cualquier persona de sentido común.

Política

Lo del pederasta español indultado por Marruecos

Ha sido una sucesión de disparates. Juan Carlos y Mohamed, más listos que el quico, sabedores de los sentimientos de la gente estremecida por la crueldad de las cárceles marroquíes, urideron una tramoya de esas que hacen para mejorar su imagen. Y se les concedió el indulto a unas cuantas personas españolas presas en las ergástulas del sàtrapa de Rabat. Claro que me alegré y me alegro por esas personas. Pero había muchas cosas que decir. Y ahora, más. La primera, que esos indultos solamente benefician a parte del colectivo español preso y, como la lista la dio el gobierno de España, uno se pregunta qué criterios siguieron los peperos para repartir la suerte.