Buscar
17:00h. lunes, 12 de abril de 2021

8M Día Internacional de la Mujer Trabajadora  Unidad, Solidaridad y Violencia de Género Cero 

 

recortes cero

8M Día Internacional de la Mujer Trabajadora 

Unidad, Solidaridad y Violencia de Género Cero 

Este 8 de marzo tiene un significado especial, lo celebramos en medio de una triple  pandemia: sanitaria, económica y social que las mujeres sufrimos con más intensidad. Las  restricciones y confinamientos agravan la brecha de las desigualdades y sus consecuencias laborales  y sociales. 

El papel de la mujer en la lucha contra el COVID es decisivo. En la sanidad, donde la  mayoría del personal son mujeres, también en la educación y en muchos trabajos esenciales;  investigadoras y científicas están haciendo contribuciones cualitativas. Sin embargo la brecha  salarial entre hombres y mujeres se ha disparado retrocediendo a niveles de 2013. Otro tanto  ocurre con la brecha de las pensiones: la pensión de las mujeres es un 34% más baja que la de los  hombres. Somos las más afectadas por el desempleo, los ERTE y la precariedad. La pandemia ha  multiplicado la exposición de las mujeres a la violencia machista y las llamadas al teléfono de ayuda  por violencia de género han aumentado. Por eso no debemos dejar que las dificultades que la  pandemia nos impone resten relevancia a este 8 de marzo. 

Tenemos que salir de esta triple pandemia cuanto antes y sobre todo más fuertes y para  eso necesitamos Unidad y Solidaridad. 

Unidad para mantener la alerta en la lucha contra la pandemia y para garantizar el acceso de  todos los ciudadanos a las vacunas con transparencia, equidad e integridad moral. La división con  intereses partidistas nos debilita frente al virus. 

Necesitamos unidad para acabar con la brecha salarial y de pensiones redistribuyendo la  riqueza. Para conseguir la igualdad salarial entre hombres y mujeres y que no haya ningún salario por  debajo de 1.000 euros. Para acabar con la brecha en las pensiones, tampoco debe haber ninguna  pensión por debajo de 1.000 euros. Para blindar las pensiones en la Constitución como propone la  MERP, si se privatizan las pensiones públicas las mujeres serían el colectivo más perjudicado. La  independencia económica es la base de la liberación de la mujer y de la lucha contra la violencia  machista. 

Necesitamos unidad contra la violencia machista: ¡Violencia de Género Cero! Exigimos tolerancia cero contra el maltrato por parte de órganos judiciales y policiales. Unidad para que se  aplique la Ley de Protección Integral contra la violencia de género. Para que se doten de recursos y  protección especial a las víctimas y a sus hijos, cuidado psicológico, asesoramiento y acompañamiento legal, protección social y laboral y seguimiento estricto de los maltratadores. 

Y unidad para que se impartan materias de igualdad en el sistema educativo, impulsando  la educación sexual, la igualdad en la diversidad y el respeto entre las distintas orientaciones sexuales. 

La división nos debilita y hace retroceder la lucha feminista que tantos avances ha  conquistado. Por todo esto, las y los abajo firmantes, de diferentes tendencias ideológicas y políticas,  hacemos un llamamiento a todas las mujeres y a toda la ciudadanía, a todas las organizaciones y  asociaciones y de forma especial a las organizaciones feministas y de mujeres a apoyar y difundir  este manifiesto. Así como a promover la unidad y a apoyar todas las iniciativas que promuevan la  lucha por la igualdad y contra la violencia machista.

recortes cero

 

MANCHETA 9