Buscar
sábado, 02 de julio de 2022 10:16h.

Algarabía recuerda que el riesgo de transmisión de VIH está en las prácticas y no en las orientaciones sexuales

Una sentencia del TJUE insta a Francia a revisar la exclusión de hombres que tienen sexo con hombres (HSH) como donantes de sangre

Algarabía recuerda que el riesgo de transmisión de VIH está en las prácticas y no en las orientaciones sexuales

Una sentencia del TJUE insta a Francia a revisar la exclusión de hombres que tienen sexo con hombres (HSH) como donantes de sangre

[29/04/2015] Algarabía entiende que dicha sentencia no solo avala y justifica la discriminación de personas homosexuales y bisexuales, sino que estigmatiza fuertemente a nuestra población.

Deben ser los criterios científicos los que deben primar para determinar el riesgo que supone para la salud pública la donación de sangre por parte de un colectivo concreto y le insta a revisar la exclusión de los hombres homosexuales y bisexuales.

No se justifica la exclusión porque con las pruebas diagnósticas con las que cuenta un país del primer mundo, ya que para ello los análisis previos a la transmisión son obligatorios y se puede detectar la infección del VIH en sangre, en el caso de darse. Las prácticas sexuales con riesgo para la transmisión del VIH están perfectamente descritas y determinadas y no tienen que ver con la orientación sexual de las personas.

“El hecho de amar de forma diferente no debería suponer una carga para ninguna persona. Que esta situación se esté dando en algunos países pone de manifiesto la falta de controles de seguridad de los mismos con respecto a las personas con necesidad de transfusión. No se debe admitir la discriminación en el control sanitario en un área de tal magnitud como es la que tratamos”, afirma Charlie Marrero, presidente de Algarabía.