Buscar
03:41h. Lunes, 16 de diciembre de 2019

La “Asamblea Comarcal Suroeste Izquierda Unida-Sí Se Puede” denuncia la actuación del Ayuntamiento de Granadilla contra las familias que han ocupado varias viviendas en San Isidro

El diputado de IU, Ricardo Sixto, acompañado por militantes de ambas organizaciones, se reunió ayer con los afectados, para valorar la situación. La recién creada “Asamblea Comarcal Suroeste Izquierda Unida-Sí Se Puede” se solidariza con las 74 familias que por su situación económica precaria han ocupado varias viviendas, en dos edificios residenciales ubicados frente a las piscinas municipales en la localidad granadillera de San Isidro.

La “Asamblea Comarcal Suroeste Izquierda Unida-Sí Se Puede” denuncia la actuación del Ayuntamiento de Granadilla contra las familias que han ocupado varias viviendas en San Isidro

El diputado de IU, Ricardo Sixto, acompañado por militantes de ambas organizaciones, se reunió ayer con los afectados, para valorar la situación.

La recién creada “Asamblea Comarcal Suroeste Izquierda Unida-Sí Se Puede” se solidariza con las 74 familias que por su situación económica precaria han ocupado varias viviendas, en dos edificios residenciales ubicados frente a las piscinas municipales en la localidad granadillera de San Isidro.

La asamblea de izquierdas sostiene que estos vecinos, tanto trabajadores canarios como inmigrantes, llevan tiempo viviendo en estas construcciones que encontraron en total abandono y que han ido arreglando poco a poco, para poder tener un lugar donde vivir. A pesar de no poseer servicios básicos como el agua y la luz, han conseguido organizarse de manera ejemplar, colaborando juntos para adecentar las zonas comunes y contando incluso con el apoyo de algunos vecinos de la zona.

Lejos de lo que debería suceder, las familias, entre las que se encuentran más de 50 menores, no han obtenido ayuda del Ayuntamiento de Granadilla que, en lugar de buscar una solución, ha empeorado sus condiciones al quitarles el acceso al agua potable. Para ello, la semana pasada operarios municipales y de Entemanser sellaron las tuberías con cemento y soldaron las tapas para evitar que pudieran acceder a un servicio tan importante. Asimismo, fue sellada también la toma de agua de bomberos, sin tener en cuenta que enfrente del complejo hay un almacén de ferretería repleto de materiales inflamables.

Desde la “Asamblea Comarcal Suroeste Izquierda Unida-Sí Se Puede” denunciamos la actuación del Ayuntamiento y exigimos que se escuche a estos vecinos para solucionar lo antes posible esta situación, de extremada urgencia y gravedad.

 

Asamblea Comarcal Suroeste Izquierda Unida-Sí Se Puede

Granadilla, 29 de septiembre de 2014