Buscar
22:56h. sábado, 31 de octubre de 2020

CLECE y el área de Servicios Sociales del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria siguen sin dar una solución a las trabajadoras del Servicio de Ayuda a Domicilio - REDESSCAN

 

FRASE REDESSCAN

CLECE y el área de Servicios Sociales del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria siguen sin dar una solución a las trabajadoras del Servicio de Ayuda a Domicilio - REDESSCAN

Las cuatrocientas empleadas del servicio de ayuda a domicilio de Las Palmas de Gran Canaria muestran su preocupación por la falta de medidas del ayuntamiento para la contención del coronavirus. No hay que olvidar que la mayoría de las personas que disfrutan de este servicio son personas mayores y con situaciones de enfermedad crónica y son más de 3.000 en la actualidad. Estas personas son de alto riesgo y las más vulnerables frente al Covid-19.

La empresa, responsable en primera instancia, de dotar a las trabajadoras con el material adecuado para desempeñar su labor de asistencia y cuidados en domicilio, ha mostrado su absoluta desidia, no ya ante esta emergencia sanitaria, sino ante el desempeño cotidiano de una tarea tan esencial como el cuidado de nuestros mayores de forma que se esté llevando a cabo sin ofrecer las máximas garantías de seguridad para la salud y el bienestar de trabajadoras y personas atendidas.

Por otro lado, el Ayuntamiento de Las Palmas como responsable máximo de proveer a la ciudadanía los Servicios Sociales que respondan a sus necesidades, viene haciendo oídos sordos a las demandas planteadas por la falta de material, (mascarillas, guantes, delantales plásticos, calzas), así como la falta de un protocolo de emergencia en el que se establezcan los servicios mínimos, para evitar posibles contagios de las personas mayores que disfrutan de este servicio, sin exigir a la empresa que tiene adjudicada la prestación de este Servicio que cumpla la normativa vigente y en su defecto rescindir de forma inmediata su contrato y asumirlo como propio.

También las organizaciones sindicales muestran una implicación y compromiso insuficiente con la defensa de los derechos laborales y sociales de las trabajadoras, y por ende también con el derecho de las personas mayores en situación de vulnerabilidad cada vez más intolerable, a tener una respuesta de la Administración Pública y de la empresa que garantice una atención digna y en óptimas condiciones de cuidados.

Desde REDESSCAN denunciamos está situación y apoyamos las demandas de las trabajadoras del servicio, exigiendo se desarrollen las medidas adecuadas para proteger a las personas atendidas y las auxiliares que las cuidan: materiales, protocolos...

Nuestra razón de ser es la defensa del Sistema Público de Servicios Sociales y desde nuestro nacimiento hemos venido ofreciendo análisis y datos sobre la precariedad crónica de los Servicios Sociales en Canarias por la progresiva externalización y privatización de los mismos, por la ínfima dotación presupuestaria y la escasa prioridad que los distintos responsables públicos le han dado a los Servicios Sociales (Gobierno Central, Gobierno Canario, Cabildos y Ayuntamientos) y por el desmantelamiento de todos los Sistemas Públicos que se viene produciendo a nivel de todo el Estado a partir de 2010.

En Las Palmas de Gran Canaria a 27 de Marzo de 2020

 

REDESSCAN

 

 

MANCHETA 16