Buscar
11:15h. Jueves, 23 de Mayo de 2019

Constituida la Asamblea Permanente por Venezuela de Tenerife, en defensa de la democracia, la paz y los logros sociales en la república bolivariana

La Plataforma Bolivariana de Canarias ha anunciado la creación de la Asamblea Permanente por Venezuela de Tenerife, que se constituye como grupo activo de trabajo en Canarias para la defensa de la democracia, la paz y los logros sociales en Venezuela. 

Constituida la Asamblea Permanente por Venezuela de Tenerife, en defensa de la democracia, la paz y los logros sociales en la república bolivariana

Sus integrantes denuncian el acoso al gobierno legítimo de Maduro con acciones violentas y  piden equilibrio a los medios de comunicación

La Plataforma Bolivariana de Canarias ha anunciado la creación de la Asamblea Permanente por Venezuela de Tenerife, que se constituye como grupo activo de trabajo en Canarias para la defensa de la democracia, la paz y los logros sociales en Venezuela. Conformada por partidos políticos, sindicatos, organizaciones, plataformas y movimientos sociales del Archipiélago, la Asamblea Permanente por Venezuela de Tenerife impulsará actividades y espacios de trabajo para expresar su apoyo a un proceso social, político y económico en el que “encontramos importantes aportaciones y respuestas a algunos de los dilemas que como pueblo estamos atravesando”, según señala su manifiesto constituyente.

La Asamblea permanente está conformada por los siguientes partidos políticos, sindicatos y colectivos y asociaciones: Asamblea Nacionalista Canaria (ANC), Izquierda Unida Canaria (IUC), Partido Comunista de Canarias, Sí se puede, Partido Comunista del Pueblo Canario, Movimiento por el Frente Amplio, Plataforma por la República Tenerife, Co.Bas Tenerife, Intersindical Canaria de Tenerife, Azarug, Colectivos de Jóvenes Comunistas, Inekaren, Jóvenes por la movilización Sí se puede, Juventudes Comunistas de Canarias, Asociación Canaria de Amistad con el Pueblo Saharaui, Comité Canario de Solidaridad con los Pueblos, Plataforma Bolivariana de Canarias, Saharacciones, Centro de la Cultura Popular Canaria, Radio Guiniguada y Radio San Borondón. A título individual, el activista Javier Couso, que estuvo recientemente en la isla, suscribió también el manifiesto constituyente como una muestra de apoyo a la iniciativa. 

Señalan que es tarea de movimientos obreros y sociales, de asociaciones y partidos, de los sectores democráticos, anticapitalistas y socialistas del mundo rechazar el intento de la derecha reaccionaria y de las potencias internacionales, que quieren desalojar al presidente Maduro del poder. Para ello, la Asamblea llama al pueblo canario a no permanecer impasible y movilizarse e implicarse en la defensa permanente del proceso bolivariano. Porque “están en riesgo no sólo un gobierno popular, sino un conjunto de conquistas sociales, un legado de dignidad y solidaridad, de relaciones de fuerza conquistadas en los últimos 15 años”.

La Asamblea permanente ha querido sumarse a la llamada realizada por el gobierno de Venezuela y organismos internacionales, para que “la oposición respete y siga los cauces democráticos, sin recurrir a la violencia fascista y sin alentar, ni apoyar injerencias internacionales”. Además, expresan su derecho a tener voz en los medios de comunicación, ante el acoso mediático y la campaña de comunicación internacional con la que se pretende desacreditar al gobierno legítimo de Venezuela, mediante la manipulación, la mentira y el ocultamiento.

Según detalla el comunicado, las consecuencias de un hipotético desalojo del gobierno, además de constituir una falta de respeto a la voluntad expresada por el pueblo venezolano en las urnas, serían desastrosas en América Latina y a nivel geoestratégico internacional. Venezuela –recuerdan- relanzó el debate por el socialismo cuando éste había sido sepultado tras la caída del Muro de Berlín, planteando un discurso contrario al hegemónico. Venezuela es hoy punta de lanza de un movimiento de resistencia frente al neoliberalismo global.

En el manifiesto se recuerda que el 12 de febrero pasado comenzó en Venezuela una nueva oleada de desestabilización política por parte de la derecha más retrógrada y extremista, oleada en forma de guerra mediática, económica y violencia en las calles que hasta el día de hoy continúa golpeando al legítimo gobierno, pese a sus continuos llamamientos a la resolución pacífica de los conflictos. Como ya sucediera en el golpe del 2002 o con el paro petrolero del 2003, se persigue desgastar y preparar las condiciones para desalojar del poder al gobierno popular que inició el presidente Hugo Chávez en 1998, ratificado en 18 elecciones presidenciales, parlamentarias y locales. 

Explican que en el plano económico, empresarios y comerciantes encabezados por la patronal Fedecámaras vienen ejecutando alzas continuas y desproporcionadas de precios, además de acciones de acaparamiento de bienes esenciales, generando inflación y escasez de algunos productos, para crear de esta forma malestar entre el pueblo.  Al mismo tiempo, la guerra mediática en forma de campaña internacional contra Venezuela destaca por sus “dimensiones colosales”. Se persigue mediante matrices de opinión convencer a la ciudadanía  de que el gobierno de Venezuela es un régimen dictatorial que reprime cruelmente protestas pacíficas, dónde se vive una situación de terror y hambre, sin respeto a los derechos humanos, ni a la libertad de expresión, y así justificar una intervención, recurriendo para ello a la mentira, la manipulación y el ocultamiento. 

 

Saludos, 
Plataforma Bolivariana de Canarias. Comunicación