Buscar
19:00h. Viernes, 19 de julio de 2019

EB-B, ISI, NEG y CEx se oponen rotundamente al chivatazo anónimo que propone la ministra Báñez

El pasado lunes 5 la ministra de Empleo publicó una carta abierta a los medios de comunicación en la que daba cuenta de las actuaciones de la Inspección y del Plan de control del fraude.

EB-B, ISI, NEG y CEx se oponen rotundamente al chivatazo anónimo que propone la ministra Báñez
 
El pasado lunes 5 la ministra de Empleo publicó una carta abierta a los medios de comunicación en la que daba cuenta de las actuaciones de la Inspección y del Plan de control del fraude.
 
Ezker Batua–Berdeak (EB-B), Iniciativa Socialista de Izquierdas (ISI), Nova Esquerda Galega y Convergencia por Extremadura (CEx), organizaciones impulsoras del espacio de coordinación política Compromiso LA IZQUIERDA (http://compromisolaizquierda.blogspot.com.es/), manifiestan su más rotundo rechazo a la delación que propone la ministra de Empleo Fátima Báñez contra los desempleados como medida de control del fraude en la contratación. EB-B, ISI, NEG y CEx califican este sistema de denuncias anónimas, como así han hecho las fuerzas sindicales, de ocurrencia peligrosa más propia de un país totalitario y que sonroja a cualquier demócrata.
 
EB-B, ISI, NEG y CEx también expresan su respaldo y adhesión a la Asociación Nacional para la Defensa Efectiva del Trabajador (ANDET) en su presentación de denuncia ante la Fiscalía General del Estado contra la puesta en marcha por parte del Ministerio de Empleo del buzón destinado a que los ciudadanos puedan denunciar de forma confidencial casos de fraude laboral. La denuncia tiene por objetivo la suspensión cautelar de dicho buzón y la depuración de responsabilidades ante lo que consideramos, al igual que ANDET, un abuso de autoridad, una puesta en práctica del miedo como herramienta de gestión y una decisión ilegal, pues la delación a través de chivatazo anónimo incumple lo legalmente establecido en la Ley Ordenadora de la ITSS, en donde se especifica que este organismo no puede tramitar este tipo de denuncias.
 
EB-B, ISI, NEG y CEx suscriben las palabras de Enrique Negueruela, experto en mercado laboral y técnico de trabajo, cuando dice que la ministra de Empleo habla del pequeño fraude de aquéllos que hacen “una chapuza” por cincuenta o cien euros, pero no del fraude más dañino para nuestro país: ese otro fraude no le interesa señalarlo o destaparlo, no vayan a procesar a la secretaria general de su partido y a sus compinches por esas “simulaciones” “en diferido” de relación laboral inexistente. Sucedió durante tres años como mínimo, en palabras del propio presidente del gobierno. Tal simulación ha permitido al extesorero del PP, el sr. Bárcenas, cobrar dos años de prestación de nuestro erario público.
 
Además, y como indica este experto, si vemos las cifras que da en su carta la ministra, se confirma que es prácticamente inexistente el fraude de perceptores que trabajan ilegalmente. El llamamiento que ha hecho la ministra: denuncien a sus vecinos si creen que cobran prestaciones y trabajan. Ella no lo ha podido hacer: solamente acredita, según datos de la Inspección de Trabajo, 981 actuaciones fraudulentas sobre un promedio de 2.933.109 perceptores. O lo que es lo mismo, el porcentaje de fraude existente es el 0,03% del total de perceptores.
 
Ezker Batua–Berdeak (EB-B), Iniciativa Socialista de Izquierdas (ISI), Nova Esquerda Galega y Convergencia por Extremadura (CEx), repudian todo fraude, empezando por el que de verdad pone en peligro las pensiones, el de cientos de millones, y ante el que la ministra Báñez y al PP no se interesan y miran hacia otro lado como cuando su amigo, el ínclito vicepresidente de la CEOE Arturo Fernández, pagaba con sobres para no cotizar lo que debía.
 
Si miramos la EPA del segundo trimestre, en ella se dice que de media semanal los asalariados han realizado 3.189.900 horas extraordinarias no pagadas y, por lo tanto, no cotizadas y 2.441.400 pagadas aunque habría que ver si cotizadas o “en negro”. Las horas no pagadas equivalen a 88.855 puestos de trabajo y las pagadas a otros 68.006. En total se podría hablar de un fraude o una destrucción de 156.861 empleos más que se podrían haber creado.
 
Estas horas no retribuidas suponen un fraude a los trabajadores de más de 1.000 millones de euros y a la seguridad social, que somos todos, de unos 400 millones. Las otras retribuidas, pero conociendo el funcionamiento habitual del mercado de trabajo en este país algunas de ellas probablemente no cotizadas, supondría un fraude algo superior a los 300 millones. De este fraude de más de 1.700 millones de euros la ministra tampoco dice nada. ¿No les consta?
 
EB-B, ISI, NEG y CEx también creen que, de hecho, la ministra Báñez y el gobierno del PP señalan el pequeño fraude de cincuenta euros precisamente para ocultar el de los muchos millones. EB-B, ISI, NEG y CEx, al igual que Negueruela, nos preguntamos: ¿dónde está la búsqueda del fraude en los contratos a tiempo parcial, el que sufren quienes tienen que trabajar muchas más horas de las contratadas sin salario ni cotización, y ha sido encubierto por la propia ministra? ¿Dónde está la investigación al PP, que tuvo en alta en la Seguridad Social a alguien quien ya no trabajaba en ese partido, algo que, según afirmó su Secretaria General en rueda de prensa, era “una simulación en diferido”, un pacto de finiquito al sr. Bárcenas simulando “una retribución”? ¿Dónde está la investigación de miles de horas extras que no son cotizadas y de otras muchas miles que ni son retribuidas ni cotizadas? Ésas quitan miles y miles de empleos.