Buscar
13:33h. Miércoles, 25 de Abril de 2018

La espera para especialidades médicas en La Laguna sigue batiendo todos los récords ADSPC

 

frase sanidad

La espera para especialidades médicas en La Laguna sigue batiendo todos los récords

En el momento actual las listas de espera para algunas especialidades médicas en el Centro Ambulatorio de Especialidades Médicas (CAE) de San Benito en La Laguna y en el Hospital Universitario de Canarias (HUC) superan el año de tiempo de demora para las citas. Esto no es nada nuevo, ya lo denunciaba la  Asociación para la Defensa de la Sanidad Pública de Canarias en noviembre de 2016, con el Consejero Baltar la situación no ha mejorado sino que incluso ha ido a peor.

El CAE de La Laguna es el centro de referencia para la mayor parte de las especialidades médicas para los usuarios de los municipios de La Laguna, Tegueste, Tacoronte, El Sauzal, La Matanza y parte del municipio de El Rosario. Una pequeña parte de las especialidades médicas no se encuentran en dicho CAE y los pacientes son valorados en las consultas externas del propio HUC. En las dos modalidades se dan listas de espera, a día de hoy, absolutamente intolerables. Las especialidades de Neurocirugía, Oftalmología, Dermatología, Cirugía Vascular y Otorrinolaringología se llevan la palma en este triste ranking.

En noviembre  de 2016 la espera para Neurocirugía era de un poco más de 2 años, actualmente la cita para ver a un paciente en las consultas de Neurocirugía del HUC es para marzo-abril del año 2021, es decir 3 años de espera. La especialidad de Cirugía Vascular en el HUC tiene una demora de casi 1 año, pues se están dando citas para febrero de 2019. En ambas especialidades no hay distinción entre cita ordinaria o preferente, y la consulta urgente tampoco existe, es decir, pasa ineludiblemente por el envío del paciente a las atestadas urgencias del HUC. Por ello, con estas demoras el propio SCS está contribuyendo a colapsar las urgencias hospitalarias.

En el CAE de San Benito en La Laguna las especialidades que destacan tristemente en esta intolerable demora para las citas son Oftalmología, Dermatología y Otorrinolaringología (ORL). En el caso de Oftalmología, en el momento actual las citas para que los pacientes sean valorados están para mayo de 2019. Lo mismo ocurre con la especialidad de Dermatología, cuyas citas superan con holgura el año, dándose con 15 meses de demora, es decir, para mayo-junio de 2019. Para la especialidad de ORL se están dando citas para casi un año después, en torno a febrero de 2019. Para otras especialidades, como es el caso de Traumatología, se están dando citas para enero de 2019; y la especialidad de Neumología ronda el año de lista de espera (el área norte con una población similar tiene la mitad de neumólogos que el área sur).

También hay una demora criminal en algunas pruebas complementarias, llevándose la palma las pruebas complementarias solicitadas y realizadas por la especialidad de Cardiología. Las ergometrías o  pruebas de esfuerzo, los ecocardiogramas y los Holter rondan siempre el año de demora para realizarse dichas pruebas diagnósticas. Otras pruebas complementarias con una indecente lista de espera son todas las relacionadas con Neurofisiología, poniendo como ejemplo los electromiogramas, cuya cita actualmente es para octubre de 2019.

Hay que decir, que la implantación del nuevo modelo de interconsulta virtual desde Atención Primaria con algunas especialidades médicas está funcionado razonablemente bien en algunas especialidades en las que se ha implantado, en lo que respecta al CAE de La Laguna y el HUC. Es el caso de la especialidad de Ginecología y Obstetricia, o el caso de las especialidades de Nefrología, Reumatología y Endocrinología. Cabe decir que no están al mismo nivel las especialidades de Digestivo y de Neurología.

Y hay otras, como Cardiología y de Urología, que con la llegada de la consultas virtuales en ningún modo se ha mejorado la atención al paciente ni se ha acortado el tiempo de demora en las citas. Esto es así porque las interconsultas virtuales en las especialidades mencionadas tienen en algunos casos varias semanas de retraso en su respuesta, y en la mayoría de las ocasiones se limitan exclusivamente a dar la fecha de la cita en ese momento, que habitualmente es para varios meses vista. Ante esta situación muchos pacientes acaban acudiendo a la medicina privada o plantándose en las urgencias del HUC (motu propio o enviados por su médico de familia). Un caso parecido ocurre con la especialidad de Alergología para la que igualmente la cita está en torno a un año.

Hay un oscurantismo manifiesto en cuanto a los tiempos de demora. Éstos deberían ser públicos y el no hacerlo da pie a que se puedan realizar acciones de maquillaje en la lista de espera para la atención especializada. Una forma de hacerlo es abriendo una nueva agenda para una determinada especialidad, una especialidad que semanas antes tenía  más de un año de lista de espera comienza a dar citas para pocas semanas o meses, pero en cambio el usuario al que se le ha dado cita semanas atrás seguirá esperando una año. Otra forma de maquillar estas listas de espera para las especialidades médicas es el cierre temporal de las agendas. Un médico de familia remite a un paciente a una determinada especialidad y en administración se le dice que la agenda de esa especialidad en concreto esa cerrada. No se le puede dar cita pero se le invita a seguir viniendo por el centro de salud con asiduidad, en previsión de que estas agendas se abran y así poderle dar una fecha para su cita.

Está claro que los pacientes son los principales perjudicados, pero también se ven perjudicados los médicos de familia, que se las ven y se las desean para que un paciente pueda ser valorado a nivel especializado. Estas intolerables listas de espera hacen que muchos usuarios acudan en busca de citas o pruebas complementarias al ámbito de la sanidad privada. Es evidente que mientras las listas de espera de las especialidades médicas tengan la infame demora que tienen actualmente, las consultas de especialidades en el ámbito privado seguirán teniendo muchos beneficios. Es importante añadir que es muy frecuente que los médicos especialistas que terminan viendo a los pacientes en el ámbito privado sean los mismos que trabajan vinculados al SCS y que se benefician de la gran demora que existe en la sanidad pública. Renunciar a la exclusividad por parte de los médicos especialistas supone una merma salarial que es compensada con creces con la doble actividad pública y privada. Por eso debemos defender la exigencia de que la dedicación exclusiva sea obligatoria e incompatible, por tanto, con dicha doble actividad, es decir, que se trabaje en la pública o en la privada.

Por todo ello la ADSPC va a proseguir esta semana con las movilizaciones de la Marea Blanca, el próximo sábado día 21 habrán concentraciones para anunciar la convocatoria de Manifestaciones por una Sanidad Pública de Calidad el 19 de Mayo. Ya está organizada la concentración de Fuerteventura y en Tenerife tendrán lugar en El Médano, Los Cristianos y en la Plaza de La Candelaria de S/C a partir de las 11 horas.

En Canarias a 16 de abril de 2018

Asociación para la Defensa de la Sanidad Pública de Canarias

ADSPC