Buscar
03:44h. Lunes, 16 de diciembre de 2019

El nuevo Gobierno de España debe abordar como “cuestión de Estado” la segregación laboral de los trabajadores canarios - INTERSINDICAL CANARIA

 

FRASE INTER

El nuevo Gobierno de España debe abordar como “cuestión de Estado” la segregación laboral de los trabajadores canarios - INTERSINDICAL CANARIA

                                                                                                                                              

13 de noviembre de 2019

Tras el anunciado pacto progresista para la formación del nuevo Gobierno español, Intersindical Canaria recuerda que los sucesivos ejecutivos del Estado y de Canarias persisten en ignorar los negativos y excluyentes indicadores laborales del Archipiélago que inciden en el alza de la pobreza, la desigualdad y la exclusión social que ya, incluso, alcanza también a un importante sector de la población activa. Continuamos constatando la inexistencia de propuesta alguna cuyo objetivo sea mejorar los salarios de los trabajadores o reducir el número de desempleados del País canario. Al contrario, desde los ejecutivos de Torres y Sánchez solo se plantean medidas paliativas o de carácter temporal y coyuntural como la denominada Renta Social que institucionaliza la precariedad de las familias y que no abordan de raíz las causas de esta lamentable segregación.

A los hechos nos remitimos: los planes de empleo, continúan sin incidir en el número de desempleados, habiéndose incrementado en el pasado mes en 5.600 personas, alcanzando ya a un total de 210.000 personas sin trabajo en el Archipiélago. La mitad de parados no cobra prestación ni subsidio, pero, además, los salarios continúan su nivel descendente, hecho contradictorio cuando la economía canaria ha mejorado y el sector empresarial ha elevado sus beneficios. Otro de los indicadores negativos que se suma a los anteriormente enumerados es la baja calidad del empleo que se crea en las islas con un altísimo porcentaje de temporalidad y precariedad. Por tanto, los trabajadores canarios continúan discriminados en relación con sus homónimos del Estado.

Esta gravísima problemática social aconseja abandonar las actitudes timoratas de los diferente ejecutivos estatales e insulares, y dar la consideración de “cuestión de Estado” a la ejecución inmediata de un plan de choque para la dignificación laboral en el País canario. Las medidas, a corto plazo pasan por condicionar cualquier ayuda o beneficio fiscal al empresariado a la creación de empleo estable y unos salarios para sus trabajadores que, al menos, se homologuen a la medida del Estado. En ese mismo objetivo, los ejecutivos español y canario deben promover una desgravación tributaria a todos los trabajadores que en Canarias perciben salarios inferiores a los 1000 euros.

En línea de creación de empleo, los sucesivos gobiernos, han incumplido también todos sus compromisos en relación a promover la diversidad de la economía canaria que, entre otros efectos positivos, redundaría en la creación de puestos de trabajo. Por ello, las instituciones públicas deben impulsar e incrementar el apoyo a la creación de actividad en el sector primario, promocionando, además, el consumo de productos canarios. Asimismo, deberán dotar a las empresas públicas del número suficiente de trabajadores, cubriendo las necesidades de recursos humanos en sectores como la sanidad, la educación o la administración pública. La declaración de Emergencia climática tendría que haber implicado ya la ejecución de medidas que, aparte de la producción de empleo, supondrían actividades de una alta rentabilidad social mediante el cuidado y recuperación de la biodiversidad de las islas y del conjunto de su territorio.

Secretariado Confederal Nacional.  Intersindical Canaria

 

INTERSINDICAL

 

MANCHETA 10