Buscar
18:25h. jueves, 06 de agosto de 2020

Sí se puede exige hacer los test de coronavirus a los turistas en el origen

 

FRASE SÍ SE PUEDE

 

Sí se puede exige hacer los test de coronavirus a los turistas en el origen

La organización ecosocialista considera que la única postura digna es la reciprocidad en el trato

Sí se puede exige hacer los test de coronavirus en el lugar de origen como condición para facilitar el acceso a turistas que quieran pasar sus vacaciones en Canarias o que se dispongan a utilizar sus segundas residencias en las Islas. La organización ecosocialista canaria considera que la única postura digna ante la amenaza sanitaria que puede significar el ingreso de turistas sin control consiste en, al menos, mantener la reciprocidad en el trato.

“Estamos ante una crisis sin precedentes, en la que, a la situación sanitaria, aún sin control, se suma una dependencia abrumadora por haber concentrado la mayoría de nuestros esfuerzos productivos en un solo sector económico, que es, además, volcado al exterior y dependiente, que no genera desarrollo endógeno y sostenible y que exporta la mayor parte de los beneficios cuando no los concentra en unas élites locales minoritarias, a cambio de la destrucción de nuestro territorio y la sobreexplotación de mano de obra de baja cualificación”, explica Rosa Castellano como portavoz de Sí se puede.

A juicio de Sí se puede, es prioritario garantizar que la pandemia no se extienda por Canarias. “Debemos aprovechar las ventajas de nuestra condición insular a favor de la población del Archipiélago, tanto en el ámbito sanitario como en el económico. No podemos arriesgarnos a que un nuevo confinamiento dañe aún más a las pequeñas y medianas empresas y personas trabajadoras autónomas, que son mayoría en el sistema productivo canario”, enfatiza Castellano. 

La organización ecosocialista canaria considera que es necesario desplegar un esfuerzo diplomático a la altura de las circunstancias en el que el gobierno del Estado español ofrezca a los países emisores de turistas hacia Canarias –que tienen peores datos epidemiológicos que el Archipiélago– al menos un trato recíproco, en el que las condiciones de pasar la cuarentena o mostrar las pruebas de PCR previas al viaje se establezcan en condiciones de igualdad.

Asimismo, Sí se puede rechaza el ofrecimiento de la patronal hotelera a hacerse cargo del pago de los tests a los turistas antes de su regreso a sus países desde Canarias para evitar que el Archipiélago sea incluido en medidas restrictivas como la cuarentena anunciada por el gobierno británico. “El servilismo de la patronal hotelera es indigno y sonrojante, juegan con la salud de toda la población de Canarias y la ofrecen en bandeja a cambio de mantener a corto plazo unos ingresos que no van a evitar que las empresas turísticas tengan que asumir su reorientación ante una situación sin precedentes”, apunta la portavoz de Sí se puede, al tiempo que recuerda que la falta de compromiso de la patronal hotelera con Canarias ya se hizo evidente tras haberse negado a pagar una ecotasa turística, en una evidente señal de falta de responsabilidad social con el territorio y su gente.

“A lo largo de su historia, Canarias ha puesto todos los huevos de su modelo económico en la misma cesta de sucesivos monocultivos; sabíamos que el modelo turístico actual era inviable, que no tenía futuro y que su presente era extremadamente costoso en términos sociales y ambientales y que algún día iba a mostrar sus vulnerabilidades. El turismo de masas ha tocado techo. La pandemia nos ha puesto ante la obligación de asumir esta realidad. Canarias tiene que prepararse para la reformulación y la diversificación de su sistema productivo; obviamente, esto llevará un tiempo, pero, en cualquier caso, la crisis a la que nos enfrentamos, que tiene muchas aristas, exige hacer un ejercicio de responsabilidad en el que el primer paso es no desconocer la realidad. Cuanto antes abordemos esta situación, estaremos en mejores condiciones de ofrecer una respuesta positiva para toda la ciudadanía”, añade Castellano.

sí se puede

 

 

mancheta neoliberalismo