Buscar
17:27h. Domingo, 18 de agosto de 2019

La segunda edición de Periplo sitúa a Puerto de la Cruz en el mapa de la literatura de viajes

El Festival Internacional de Literatura de Viajes y Aventuras de Puerto de la Cruz conquista a público y autores

La segunda edición de Periplo sitúa a Puerto de la Cruz en el mapa de la literatura de viajes

El Festival Internacional de Literatura de Viajes y Aventuras de Puerto de la Cruz conquista a público y autores

La segunda edición del Festival Internacional de Literatura de Viajes y Aventuras de Puerto de la Cruz, Periplo, ha situado a la ciudad turística del norte de Tenerife en el mapa de la literatura de viajes y aventuras en España y ha conquistado tanto al público como a los autores y otros participantes.

“Periplo empezó con buen pie el año pasado”, asegura el escritor Antonio Lozano, que participó con la presentación de uno de sus libros y formó parte del comité de expertos que colaboraron con el Área de Cultura de Puerto de la Cruz para definir esta segunda edición, junto al escritor Javier Reverte y el periodista Eduardo García Rojas.

La segunda edición de Periplo ha llevado a la concejala de Cultura de Puerto de la Cruz, Verónica Rodríguez, a expresar su “satisfacción con el desarrollo y el resultado” del festival, con un alcance que “ha convertido a Periplo en una cita ineludible en las próximas ediciones”.

La concejalía de Cultura portuense es la creadora e impulsora del festival literario, una iniciativa que “por segundo año consecutivo, nos ha permitido constatar el gran interés del público por la literatura en general y, por la literatura de viajes en particular”, según ha señalado Rodríguez.

Esta segunda edición “ha ido a más y también ha tenido el acierto de incluir la visión del viaje de los que son de aquí, con la presencia de Román Morales, Daniel Ortiz Peñate, Juan Manuel García Ramos…”, señala Eduardo García Rojas, quien destaca el papel del público: “el virus se está contagiando a la gente de Puerto de la Cruz y de la Isla, el público ha estado bastante receptivo”.

Otros participantes inciden igualmente en la implicación del público: “no estamos acostumbrados, es muy raro ver encuentros literarios en los que se llenan las salas; es un logro fantástico”, subraya Lozano, quien destaca que hay “mucha comunicación con el público y escritores participantes”. Al escritor Luis Leante, que cerró la segunda edición con una Conversación en La Ranilla con Lozano, le “parece extraordinario”, por “la aceptación del público, viendo entre bambalinas la organización y el resultado que ha habido”:

Lozano atribuye el respaldo del público a que “el festival ha sabido dar con la fórmula para acercar la literatura a los ciudadanos; por supuesto, tiene que ver con el asunto de los viajes, pero también con el uso de los espacios, la programación de las actividades, incluso la generación de una imagen amable que invita a todo el mundo a participar”.

Efectivamente, Periplo está concebido como un festival inclusivo y abarcador que genera cantidad y variedad de actividades pensadas para públicos con inquietudes diferentes. En palabras de Javier Reverte, “atiende muchos rincones de la cultura, desde la literatura hasta el cine, pasando por la danza, y, por supuesto, los niños, en los talleres infantiles” y eso, a juicio del escritor, lo convierte en “un ejemplo de cómo se puede organizar un evento, una fiesta, en definitiva, sobre la literatura, especialmente, sobre literatura viajera”. Se trata de “un programa extraordinario, rico y repleto de actividades. De las que fomentan la participación, de las que estimulan y animan a levantarse del sillón y ponerse en marcha, a hacer cosas”, escribió el escritor Jesús Lens en su blog, tras pasar por Periplo.

El programa cultural, que ha alcanzado sus dos primeras ediciones gracias a la colaboración conjunta del Ayuntamiento de Puerto de la Cruz, el Ministerio de Educación, Cultura y Deportes, el Gobierno de Canarias, el Consorcio de Rehabilitación Turística del Puerto de la Cruz y Puerto de la Crux Xperience, la marca de promoción turística de la ciudad impulsada por Turismo de Tenerife (Cabildo insular), se plantea ya su continuidad en una tercera edición, a celebrarse en 2015.

Precisamente, al editor Eduardo Riestra -director de la editorial Ediciones del Viento y de su colección de literatura de viajes, Viento Simún-, le “parece insólito” el festival, “porque realmente las administraciones están cada vez más alejadas de la cultura y esto es una joya, esto es un diamante en bruto que hay que pulir y hay que cuidar, porque es una maravilla”.

Garantizar la continuidad es un objetivo al que apunta también el escritor Daniel Ortiz Peñate, quien señaló que le “parece fantástico” Periplo, “debería tener continuidad” y evitar que desaparezca, como ocurre a las pequeñas editoriales: “nacen con muy buena intención, tenemos la suerte de estar aquí un año o dos y de repente alguien corta un chorro en un sitio muy lejos y dejan de hacerse”. Para el autor de Hola Fondo Sur, debería buscarse “formas alternativas de financiación que no sean solamente la pública; patrocinadores, empresas locales y personas y ciudadanos que tengan algo que aportar… Creo que se pueden hacer muchísimas cosas donde no prime el dinero”.

Todos los participantes, también el público, coinciden en esperar por la tercera edición y algunos destacan el vínculo que Periplo mantiene con Puerto de la Cruz, como espacio ideal para su celebración: “me han gustado las presentaciones de libros, las conferencias con unos contertulios maravillosos, un descubrimiento, porque hemos conocido a los escritores personalmente, a muchos de ellos los hemos leído (…) para repetirlo, de alguna manera se han superado tremendamente y deseo que sigan haciéndose, porque le da vida al Puerto”, aseguro una vecina de la ciudad turística.

“Una maravilla”, “ha estado precioso”, “tengo la sensación de haber estado leyendo un tremendo libro gigantesco”, “me ha encantado todo: los escritores, la coral, la exposición, los murales…” son algunas de las impresiones del público recogidas a la salida de las actividades, mientras que algunos autores recalcan el vínculo de la ciudad con el festival, como es el caso de Juan-Manuel García Ramos: “es una iniciativa original y muy vinculada al Puerto de la Cruz, que es un poco la cuna del turismo en las Islas Canarias”,  y el investigador Carlos Cólogan: “creo que Puerto de la Cruz tiene historias, pasajes y hechos que hacen que sea la ciudad más aventurera de Tenerife o de Canarias”.

Periplo es “un festival con una entidad propia absoluta” (Antonio Lozano), “muy bien organizado” (Reverte), “un motivo de alegría” (Nuria Barrios), “bueno” porque “una literatura de viajes siempre abre fronteras” (Cecilia Domínguez), “un encuentro que viene al caso, porque los hombres necesitan encontrarse, necesitan descubrirse y necesitan conocerse” (Ismaila Diadé Haidara).

Necesario porque “permite lanzar puentes para unir mundos y pueblos” (Ismaila Diadé Haidara), en el que, al “relacionar la literatura con el viaje, es a lo más que yo puedo aspirar, no solo como participante sino como asistente” (Luis Leante), que tendría que multiplicarse, “porque la gente viaja mucho pero a menudo le falla la información y así consigues hablar de un tema a fondo” (Xavier Moret).

En definitiva, Periplo ofrece la oportunidad de hablar con personas “de calibre y talento”, de conocer a escritores y viajeros, que permite tomar “notas de libros y recomendaciones, de máximas viajeras y de propuestas para hacer nuevos viajes” asegura en su blog Jesús Lens, quien añade: “Y ya cuento los días para que, terminando el próximo verano, haya un nuevo Periplo. Porque los buenos festivales, y Periplo lo es, se convierten en un estado mental que te anima a ver la realidad con ojos más inquietos, atentos e inquisitivos”.