Buscar
martes, 09 de agosto de 2022 16:11h.

Así influyen en la inflación los beneficios del Ibex - por Carlos Sánchez Mato / "...esta inflación está siendo manipulada" Michael Hudson, entrevista de Ben Norton / Ya lo decía Adam Smith, comenta Federico Aguilera Klink

 

F INFLACIÓN
F INFLACIÓN

"

"En realidad los beneficios elevados tienden a aumentar el precio del trabajo mucho más que los salarios elevados (…) En el aumento del precio de las mercancías las subidas salariales actúan como el interés simple lo hace en la acumulación de una deuda. Las subidas de los beneficios actúan como el interés compuesto. Nuestros comerciantes e industriales se quejan mucho de los efectos perjudiciales de los altos salarios, porque suben los precios y por ello restringen la venta de sus bienes en el país y en el exterior. Nada dicen de los efectos dañinos de los beneficios elevados. Guardan silencio sobre las consecuencias perniciosas de sus propias ganancias. Sólo protestan ante las consecuencias de las ganancias de otros".

Adam Smith. La riqueza de las naciones, 1776, pág.151.

ADAM SMITH
ADAM SMITH

 

 

 

 

 

Así influyen en la inflación los beneficios del Ibex - por Carlos Sánchez Mato 

Siete de cada diez trabajadores carecen de protección ante el alza de los precios, aunque tengan convenios colectivos

La pandemia se ha llevado más de cien mil vidas por delante en España y el coste de ese dolor es imposible de medir, no tiene precio. Pero además, en términos económicos, en nuestro país se perdió un 10,8% de la riqueza medida en términos de PIB en 2020 y será en 2022 cuando se recuperen los niveles previos a la covid-19.

La respuesta desde las administraciones públicas ha sido radicalmente diferente a la realizada en la crisis que estalló en 2007. En primer lugar, por el considerable gasto realizado para abordar de forma directa la pandemia, que ha ascendido a 79.603 millones de euros, lo que supone un 3,4% del PIB del período. Además, el Estado asumió el 87% del déficit de las administraciones públicas y sostuvo la práctica totalidad del gasto extraordinario originado por la pandemia, transfiriendo volúmenes importantes de recursos tanto a las comunidades autónomas como a las corporaciones locales para garantizar los servicios públicos esenciales en medio de la pandemia.

Si para las familias trabajadoras ha sido positiva la forma de abordar la crisis, quienes se han puesto de verdad las botas han sido las empresas

En total, se han emitido 140.000 millones de euros de deuda pública adicional para hacer frente al gasto covid y para el despliegue del escudo social con 28.000 millones para los ERTE, 10.000 millones para prestaciones de autónomos y 11.000 millones de euros en ayudas a la solvencia empresarial. No solo eso. También se han movilizado otros 140.000 millones de euros para avales del ICO que han sido destinados a afianzar a empresas y a autónomos o autónomas. 

Se trata de un volumen de recursos públicos movilizados que no tiene precedentes. Todas las medidas citadas, más las moratorias en el pago de impuestos y cotizaciones, han permitido evitar un desplome total de las rentas y reducir la destrucción de empleo con el consiguiente efecto positivo en la recuperación económica. 

Las empresas que forman parte del Ibex obtuvieron en 2021 un beneficio récord de 57.797 millones frente a las pérdidas registradas en 2020 de 8.088 millones

Pero si para las familias trabajadoras ha sido positiva la forma de abordar la crisis, quienes se han puesto de verdad las botas han sido las empresas, sobre todo las más grandes. Han recuperado a toda velocidad sus beneficios. Las que forman parte del Ibex obtuvieron en 2021 un beneficio neto récord de 57.797 millones de euros frente a las pérdidas registradas en 2020 de 8.088 millones de euros. Si comparamos con lo ocurrido en 2019, el resultado positivo de estas grandes empresas creció un 83,5%. Es evidente que el escudo social ha protegido al gran capital, aunque eso sí, no todos los sectores han conseguido éxito similar. Las compañías eléctricas y petroleras consiguieron cuadruplicar su beneficio en 2021 con respecto al año anterior. En 2020 estas empresas habían mantenido sus beneficios con respecto a 2019. La construcción tampoco se quedó a la zaga y ha tomado impulso: frente a pérdidas que rondaban los 456 millones en 2020, han logrado 17.783 millones de beneficio neto, cuatro veces más que los obtenidos en 2019. La banca y los servicios financieros e inmobiliarios han pasado de registrar pérdidas superiores a los 5.000 millones de euros a ganar más de 21.600 millones, y las empresas del sector tecnológico y las telecomunicaciones multiplicaron por diez sus beneficios en 2021 con respecto a 2020 y los triplicaron con respecto a 2019. 

En definitiva, gracias a las medidas implementadas por el Gobierno de coalición, la mayoría de la gente se ha visto protegida de los efectos más duros de la crisis económica detonada a partir del estallido de la pandemia, pero las grandes empresas no solo se han defendido de la situación, sino que se han apropiado de considerables beneficios que no hubieran logrado sin la actuación pública.

El caso más paradigmático es el de las empresas eléctricas y petroleras que han ejercido su capacidad de fijar precios en mercados alejadísimos de la teoría económica que los sacraliza, llamándolos de “competencia perfecta”. Se trata de oligopolios a los que hay que responsabilizar del crecimiento inicial de precios que ha terminado extendiéndose. De hecho, la inflación volvió a repuntar en junio y ha llegado hasta el 10,2%, con carburantes y alimentación disparados.

Las compañías eléctricas y petroleras consiguieron cuadruplicar su beneficio en 2021 con respecto al año anterior

Que la espiral alcista de precios está relacionada con el abuso consentido a las eléctricas y con la capacidad de las empresas de otros sectores de blindar sus beneficios no es cosa ya de economistas heterodoxos… El Banco de Pagos Internacionales, en un reciente informe, atribuye el actual fenómeno inflacionista a la capacidad que tienen las empresas de mantener sus márgenes ante subidas de costes de materias primas o energía, entre otros. También el Economic Policy Institute dice en un reciente estudio que, en Estados Unidos, desde que empezó la pandemia y hasta el final de 2021, fueron los beneficios de las empresas los que hicieron subir los precios un 54%, mientras que la subida del coste salarial no llegó ni al 8%. 

En nuestro país parece estar dándose el mismo fenómeno, porque hasta el mes de mayo la subida salarial de los sectores en los que hay convenio colectivo ha sido del 2,4%, mientras que la inflación ascendía al 8,7%. No nos consta ningún mensaje de alerta ante el impacto inflacionario de los beneficios por parte de la CEOE y del Banco de España, pero sí alertas acerca de lo que podría suponer que las trabajadoras y los trabajadores osasen intentar mantener el poder adquisitivo de sus salarios…

Lo más probable es que sea todavía peor, porque solo hay 1,2 millones de trabajadores con convenios que tienen cláusula de revisión ligada al IPC, y el resto, hasta casi 4,4 millones amparados por los convenios, no tienen ese paraguas. En definitiva, siete de cada diez trabajadores carecen de protección, aunque tengan convenios colectivos. De los muchos y muchas que ni siquiera tienen convenio, ¿para qué hablar?

El mayor éxito de las élites en la anterior crisis fue responsabilizar a la mayoría social de haber vivido por encima de sus posibilidades. Ahora van por el mismo camino. 

¿Qué mejor que responsabilizar a la gente que vive de su trabajo, especialmente a la más vulnerable, del control de los precios?

¿Cómo no van a disfrutar quienes están percibiendo dividendos récord por las gigantescas ganancias convenciéndonos de que lo más adecuado para abordar la subida de precios es asumirla?

¿No pensáis que se están riendo de nosotros cuando los grandes accionistas de las eléctricas advierten de que no puedes pedir que te paguen más por tu trabajo, para no perder poder adquisitivo, porque eso dispararía la inflación?

Por si la situación no tuviese ya suficientes elementos de riesgo, el Banco Central Europeo ha recuperado su habitual torpeza a la hora de intervenir en la economía. Sus decisiones en estos últimos meses para responder a la elevada inflación en la eurozona pasarán a la historia. En concreto, a la historia de las decisiones nefastas. La de anunciar la subida de los tipos de interés y la retirada de los estímulos en forma de compra de deuda pública y privada se asemeja a lo que hizo Trichet al comienzo de la crisis en 2008, cuando también decidió elevar los tipos de interés de la zona euro. También lo hizo para “garantizar la estabilidad de precios en la zona europea y frenar las presiones inflacionistas”. El resultado es conocido. 

¿Qué efecto está teniendo ya el anuncio de subida de tipos y la reducción de compra de bonos públicos?

La idea subyacente es que cuanto más alto es el tipo de interés, más caros resultan los créditos y en consecuencia la gente se endeudará menos, se enfriará la economía y se controlarán los precios. 

Pero hay un problema, y es que los precios no están subiendo porque esté creciendo el crédito desmesuradamente. Los datos no indican eso. Sin embargo, las familias y empresas que están endeudadas, además de pagar más por su recibo de la luz y por el resto de bienes y servicios a causa de la extensión de la inflación al resto de sectores, ahora tendrán que dedicar más recursos a pagar a los bancos.

Los precios de la energía se han disparado, además de por mercados oligopólicos que permiten a las empresas enriquecerse obscenamente, por cuellos de botella en el comercio internacional tras la pandemia y por la guerra de Ucrania. ¿Cómo podría resolver estos problemas elevar los tipos de interés? 

Por lo tanto, las decisiones de política monetaria del BCE no solo no van a arreglar las dificultades que las economías europeas atraviesan, sino que las van a agudizar. Porque las empresas a las que les cuesta más la financiación terminarán repercutiendo en los precios de sus productos ese incremento de coste, por lo que la inflación se retroalimentará. 

Por si fuera poco, las administraciones públicas también tendrán que dedicar más recursos a pagar intereses a los inversores en deuda emitida por ellas, y eso agudizará las tensiones para compensar ese déficit público adicional con reducciones de gasto en otras partidas. Ya sabéis en qué se le ocurre recortar siempre a la ortodoxia económica. No en gasto militar precisamente…

¿Es torpeza lo que está haciendo el BCE?

En absoluto. 

Las entidades bancarias llevan ya varios años reclamando una subida de tipos de interés. 

Desde 2009 los bancos en España han perdido 0,56% de margen de intereses, al pasar del 1,36% de diferencia entre el precio al que prestan dinero y el que les cuesta captarlo al 0,80%. Eso les supone más de 20.000 millones menos de margen de intereses cada año. Y quieren recuperarlo.

 

A final de 2021 las familias debían en préstamos más de 704.000 millones; las empresas no financieras, 1,2 billones de euros; y las administraciones públicas, 1,4 billones de euros. La expectativa de subida de tipos de interés va a permitir a los bancos arañar recursos de todos los agentes económicos porque necesitan ganar más para satisfacer a sus inversores. Y el BCE se pone a su servicio. No deberíamos esperar otra cosa de personas como Lagarde o nuestro conocido De Guindos, aquel que dijo que el rescate no nos iba a costar ni un euro o que perpetró la construcción de Sareb, el banco malo.

Tenemos mucha deuda pública en España, pero hemos de dedicar un esfuerzo muy inferior a pagarla con respecto al que teníamos hace una década

Estas decisiones harán mucho daño porque truncarán la débil recuperación económica y dañarán sobre todo a las personas más vulnerables. Quienes tienen rentas más exiguas sufrirán un impacto superior por la inflación, pero también por la subida de los tipos de interés. También autónomos y empresas que han recibido préstamos avalados por el Estado para afrontar las consecuencias de la pandemia. Avalamos entre todas y todos 191.000 millones de euros, y la subida de intereses, unida a un parón de la economía, puede generar impagos de préstamos y morosidad en las entidades bancarias, así como activación de las garantías con las consiguientes pérdidas públicas. 

Ya sabéis lo que pasa cuando los bancos lo pasan mal. Lo terminamos pagando todas y todos.

Con los excepcionalmente bajos tipos de interés de la actualidad, el servicio de la deuda de las administraciones públicas no supone un problema. Aunque nos volvamos a encontrar en el desayuno noticias sobre la prima de riesgo, en 2021 el gasto en intereses se ha reducido a una cifra ligeramente superior a los 26.000 millones de euros, frente a los más de 31.000 millones anuales dedicados a este concepto en 2020, y se ha reducido el coste de la deuda viva por debajo del 2% del PIB y elevado los plazos medios por encima de los 8 años. Eso ha permitido que en 2021 el gasto financiero de la deuda pública haya alcanzado el 2,2% del PIB frente al peso del 2,3% que tuvo este rubro en 2019 o al 3,5% de 2013, con montos nominales de deuda pública un 20% y un 46% inferiores, respectivamente. Es decir, tenemos mucha más deuda pública en España, pero hemos de dedicar un esfuerzo muy inferior a pagarla con respecto al que teníamos hace una década. Que esa situación cambiase fruto de decisiones erróneas de la Unión Europea tendría consecuencias letales.

El problema no es la prima de riesgo. El obstáculo real es el precio que tienen que pagar por su deuda los agentes económicos

Seguramente por eso el BCE ha comenzado a lanzar mensajes para que la tensión se rebaje y, con ella, la prima de riesgo. El anuncio de que adquirirá más deuda pública de los países de la periferia europea mitigará el coste financiero para países como España, pero lo incrementará con respecto a los últimos años. Y eso ya es una derrota, porque el problema no es la prima de riesgo, es decir, la diferencia de coste de financiación con el que tiene Alemania. El obstáculo real es el precio que tienen que pagar por su deuda los agentes económicos. Si sube y las administraciones públicas, las familias y las empresas tienen que detraer recursos para engordar más al sector financiero, tendremos problemas.

Sin embargo, esto no tendría por qué acabar mal. 

La Comisión Europea ya ha descubierto (dos décadas después) que el mercado eléctrico solo es eficiente para las compañías. Hasta el PSOE ha visto aquí que habría que cobrar más impuestos a las empresas eléctricas que se han hecho de oro gracias a ello. 

También el BCE se ha dado cuenta de que, si tira de la cuerda, asfixia a los agentes económicos. Y además luego tendrá que rescatar a los bancos. 

Solo con que las instituciones europeas y el BCE estuvieran al servicio de la ciudadanía en vez de servir a las élites financieras, se podrían adoptar medidas que tendrían la capacidad de taponar las brechas actuales. 

Seguro que no es necesario recordarles el mito de Sísifo, uno de los relatos de la mitología griega más conocidos, que cuenta cómo un rey fue castigado por los dioses a empujar una piedra hacia la cima de una montaña, que indefectiblemente caía ladera abajo, y así por toda la eternidad. 

Esto ya lo hemos vivido antes. Ojalá no tengamos que empujar de nuevo la piedra hacia arriba.

===============================

Michael Hudson entrevistado por Ben Norton (Multipolarista)

El economista Michael Hudson sobre la inflación y el plan de la Fed para reducir los salarios: se avecina una depresión

 

Transcripción:

BENJAMÍN NORTON :

Hola a todos, soy Ben Norton y están viendo o escuchando el podcast Multipolarista. Siempre tengo el privilegio de estar acompañado por uno de mis invitados favoritos, Michael Hudson, uno de los más grandes economistas de la actualidad.

Vamos a estar hablando de la crisis de la inflación. Esta es una crisis en todo el mundo, pero especialmente en los Estados Unidos, donde la inflación ha estado por encima del 8%. Y ha causado muchos problemas políticos. Es muy probable que provoque la derrota, entre otros factores, de los demócratas en las elecciones intermedias de noviembre.

Y hemos visto que la respuesta del gobierno de Estados Unidos y de los principales economistas de Estados Unidos es básicamente culpar de la inflación a los salarios, a los bajos niveles de desempleo ya los trabajadores.

Hemos visto que el presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, ha dicho que la inflación se debe a que los salarios supuestamente son demasiado altos. También hemos visto que el principal economista y exfuncionario de la administración Clinton, Larry Summers, afirmó que la solución a la inflación es aumentar el desempleo, potencialmente hasta un 10%.

Así que hoy me acompaña el economista Michael Hudson, quien ha estado denunciando este tipo de economía neoliberal del aceite de serpiente durante muchos años. Y el profesor Hudson tiene un artículo que acaba de publicar del que vamos a hablar hoy. Puede encontrar esto en su sitio web, que es michael-hudson.com . Se titula “ El programa de austeridad de la Fed para reducir los salarios ”. y voy a dejar que el profesor Hudson resuma los puntos principales de su artículo.

Profesor Hudson, como siempre, es un placer tenerlo. ¿Puede responder a la decisión de la Reserva Federal de aumentar las tasas de interés en un 0,75%? No parece mucho, es menos del 1%, pero esta fue la mayor subida de tipos desde 1994.

Y ahora ya hemos visto informes de que va a haber una depresión. El presidente de la Fed culpa de esto a los salarios. ¿Puede responder a la posición de la Fed y la crisis de inflación en los EE. UU. en este momento?

MICHAEL HUDSON :

Para la Reserva Federal, las únicas dos cosas que puede hacer son, en primer lugar, aumentar la tasa de descuento, la tasa de interés; y número dos, gastar $ 9 billones comprando acciones, bonos e hipotecas de bienes raíces para aumentar los precios de los bienes raíces y aumentar la cantidad de riqueza que tiene el 10% más rico de la población.

Para el 10% más rico, especialmente el 1%, no es sólo la inflación el problema de los salarios; cada problema que tiene Estados Unidos es el problema de la clase trabajadora que gana demasiado dinero. Y si eres empresario, ese es el problema: quieres aumentar tus beneficios. Y si observa el corto plazo, sus ganancias aumentan cuanto más puede reducir la mano de obra. Y la forma de reducir la mano de obra es aumentar lo que Marx llamó el ejército de reserva de los desempleados.

Se necesita desempleo para evitar que el trabajo obtenga la mayor parte del valor de lo que produce, para que los empleadores puedan obtener el valor y pagárselo a los bancos y gerentes financieros que se han apoderado de la industria corporativa en los Estados Unidos.

Usted mencionó que si bien la Fed culpa de la inflación al trabajo, esa no es la opinión del presidente Biden; Biden sigue llamándolo la inflación de Putin. Y, por supuesto, lo que realmente quiere decir es que las sanciones que Estados Unidos ha impuesto a Rusia han creado una escasez de exportaciones de petróleo, gas, energía y alimentos.

Así que realmente estamos en la inflación de Biden. Y la inflación de Biden que está experimentando Estados Unidos es el resultado básicamente de la política militar de Estados Unidos, de su política exterior y, sobre todo, del apoyo del Partido Demócrata a la industria petrolera, que es el sector más poderoso de Estados Unidos y que está guiando la mayor parte de las sanciones contra Rusia; y el estado de seguridad nacional que basa el poder de Estados Unidos en su capacidad para exportar petróleo, o controlar el comercio de petróleo de todos los países, y exportar productos agrícolas.

Entonces, en lo que nos encontramos en este momento no es simplemente un problema interno de asalariados que desean salarios más altos, que en particular no están recibiendo; ciertamente, el salario mínimo no ha aumentado, pero hay que poner esto en el contexto de toda la guerra fría que está ocurriendo.

Toda la confrontación de Estados Unidos y la OTAN con Rusia ha sido una bendición, como usted y yo hemos hablado antes, para la industria petrolera y los exportadores agrícolas.

Y el resultado es que el dólar estadounidense está subiendo frente al euro, frente a la libra esterlina y frente a las monedas del Sur Global. Bueno, en principio, un dólar en alza debería hacer que el precio de las importaciones sea bajo. Así que algo más está en el trabajo.

Y lo que está en juego, por supuesto, es el hecho de que la industria petrolera es un monopolio, que la mayoría de los precios que han estado subiendo son básicamente el resultado de una monopolización, en el caso de los alimentos, por parte de las empresas comercializadoras, como Cargill. y Archer Daniels Midland, que compran la mayor parte de las cosechas a los agricultores.

La ironía es que mientras los precios de los alimentos, junto con los precios del petróleo, son el principal factor que se está disparando, los agricultores obtienen cada vez menos por sus cultivos. Y, sin embargo, los costos de los granjeros están subiendo (los fertilizantes, la energía, otros insumos), de modo que están teniendo enormes ganancias para Archer Daniels Midland y los monopolios de alimentos, de los distribuidores, y enormes, enormes ganancias para los industria petrolera, y por supuesto también para el complejo militar-industrial.

Entonces, si observa lo que está sucediendo en el sistema económico mundial en general, puede ver que esta inflación está siendo manipulada. Y los beneficiarios de esta inflación ciertamente no han sido los asalariados, ni por asomo.

Pero la crisis que ha creado la política de Biden se atribuye a los asalariados en lugar de a la política exterior de la administración Biden y básicamente a la guerra entre Estados Unidos y la OTAN para aislar a Rusia, China, India, Irán y Eurasia en general.

BENJAMÍN NORTON :

Profesor Hudson, quiero hablar sobre el aumento de las tasas de interés por parte de la Reserva Federal. Se ha prestado mucha atención a esto, aunque, nuevamente, es 0.75%, que no es tan grande. Pero, por supuesto, va a tener un impacto enorme en la economía.

En su artículo, nuevamente, esta es su columna en michael-hudson.com , " El programa de austeridad de la Reserva Federal para reducir los salarios ", habla sobre la "economía basura" de la Reserva Federal y dice que la idea detrás de aumentar las tasas de interés en un 0,75% es eso:

elevar las tasas de interés curará la inflación al disuadir el endeudamiento para gastar en las necesidades básicas que componen el Índice de Precios al Consumidor y su deflactor del PIB relacionado. Pero los bancos no financian mucho el consumo, a excepción de la deuda de tarjetas de crédito, que ahora es menor que los préstamos para estudiantes y los préstamos para automóviles. Los bancos prestan casi en su totalidad para comprar bienes raíces, acciones y bonos, no bienes y servicios.

Entonces usted argumenta que uno de los efectos de esto es que en realidad va a hacer retroceder la propiedad de vivienda en los Estados Unidos. Observa que la tasa de propiedad de vivienda ha estado cayendo desde 2008.

Entonces, ¿puede ampliar esos argumentos? ¿Cuál será el impacto del aumento de las tasas de interés por parte de la Fed?

MICHAEL HUDSON:

Bueno, para obtener un título en economía que se necesita para trabajar en la Reserva Federal o en el Consejo de Asesores Económicos, tienes que tomar cursos de economía en las universidades, y todos los libros de texto dicen exactamente lo que me citaste diciendo que dicen .

El pretexto es que los bancos realmente desempeñan un papel productivo en la sociedad, proporcionando el dinero para que las fábricas compren maquinaria, construyan plantas, hagan investigación y desarrollo, y contraten mano de obra; y que de alguna manera todo el dinero que crean los bancos se presta para la economía industrial, y eso permitirá a las empresas ganar más dinero que gastarán en mano de obra; y, por supuesto, a medida que gastan más dinero en mano de obra, eso ayuda a subir los precios a medida que se agota el ejército de reserva de los desempleados.

Pero eso es todo una ficción. Los libros de texto no quieren decir que los bancos no juegan un papel productivo como ese en absoluto. Y las corporaciones no hacen lo que dicen los libros de texto.

Si observa el balance de la Reserva Federal y las estadísticas que publica todos los meses, verá que el 80% de los préstamos bancarios en los Estados Unidos son préstamos hipotecarios para bienes raíces comerciales y, en su mayoría, para bienes raíces. Y, por supuesto, los préstamos hipotecarios para la vivienda no han estado en nada, como por debajo del 1% durante los últimos 14 años, desde 2008.

Solo los bancos y los grandes prestatarios, el sector financiero, han podido endeudarse a estas bajas tasas. Los propietarios siempre han tenido que pagar tasas muy altas, poco menos del 4 %, y ahora está superando el 4 %, dirigiéndose al 5 %.

Bueno, aquí está la situación que ha creado la Reserva Federal. Suponga que en este momento son una familia que va a comprar una casa y descubren que para pedir prestado el dinero para comprar la casa, porque si la casa promedio en Estados Unidos cuesta $ 600,000 o $ 700,000, la gente no ha ahorrado eso. mucho; la única manera de comprar una casa es sacar una hipoteca.

Bueno, tiene una opción: puede alquilar una casa o puede pedir prestado el dinero para comprar una casa. Y tradicionalmente, durante un siglo, el costo de mantenimiento de la financiación de una vivienda con la hipoteca ha sido el equivalente a pagar un alquiler. La ventaja es, por supuesto, que puedes ser dueño de la casa cuando se termine.

Bueno, ahora echemos un vistazo a lo que está sucediendo en este momento. De repente, los gastos de mantenimiento de las hipotecas han subido muchísimo. Los bancos se están haciendo un hueco enorme. Pueden pedir prestado a alrededor del 1% y prestan al 4,5%. Obtienen una ganancia inesperada del margen que tienen en las hipotecas, prestando a posibles propietarios.

Y, por supuesto, los propietarios no tienen suficiente dinero para poder pagar los intereses más altos que se cobran en las hipotecas que sacan. Por lo tanto, no pueden comprar una casa tan cara como querían antes.

Pero han sido una parte decreciente de la población. Cuando Obama asumió el cargo, más del 68% de los estadounidenses eran dueños de su propia casa. Obama inició la gran ola de desalojos, de 10 millones de estadounidenses que vivían en casas, esencialmente para echarlos de sus hogares, especialmente a las víctimas de las hipotecas basura, especialmente a las minorías raciales y de bajos ingresos que estaban en la línea roja y tenían que convertirse en los principales víctimas de las hipotecas.

La tasa de propiedad de vivienda en Estados Unidos está ahora por debajo del 61%. ¿Lo que ha sucedido? Grandes empresas de capital privado han entrado en el mercado pensando, espera un minuto, ahora podemos comprar estas propiedades y alquilarlas. Y podemos comprarlos en efectivo, a diferencia de los propietarios de viviendas, somos multimillonarios, somos Blackstone, BlackRock.

Tienes estos fondos multimillonarios, y dicen, bueno, no podemos ganar mucho dinero comprando bonos o comprando acciones que rindan lo que rinden hoy, ahora que la Reserva Federal ha reducido las tasas de interés. Lo que podemos hacer es ganar dinero como propietarios.

Y así han cambiado, han revertido todo el cambio del terrateniente del siglo XIX a una economía basada en la financiarización, y las clases ricas ganan dinero con las finanzas, para volver a ganar dinero como terratenientes.

Y por eso están comprando estas casas que los propietarios estadounidenses no pueden permitirse comprar. Porque cuando subes la tasa hipotecaria, eso no afecta en absoluto a un multimillonario. Porque la empresa multimillonaria no tiene que pedir dinero prestado para comprar la casa. Tienen los mil millones de dólares de su propio dinero, del dinero de los fondos de pensiones, del dinero especulativo, del dinero del 1% y del 10% para gastar.

Entonces, lo que está logrando al aumentar las tasas de interés es expulsar a los propietarios del mercado y convertir la economía estadounidense en una economía de alquiler dominada por propietarios, en lugar de una economía de propietarios. Ese es el efecto.

Y es una ganancia inesperada para las empresas de capital privado que ahora están viendo que están ganando dinero como propietarios, a la antigua usanza, funcionó durante 800 años bajo el feudalismo. Está volviendo con estilo.

BENJAMÍN NORTON :

Profesor Hudson, usted señala en este artículo en su sitio web que más del 50% del valor de los bienes raíces en los EE. UU. ya está en manos de los banqueros hipotecarios. Y por supuesto, ese porcentaje está aumentando y aumentando.

Ahora, usted, profesor Hudson, ha argumentado un punto que no he visto que muchas otras personas hagan, aunque es un punto obvio y correcto, y es que en realidad ha habido mucha inflación en los Estados Unidos en los últimos años. , pero esa inflación fue en el sector FIRE: finanzas, seguros y bienes raíces.

Vemos que con el aumento constante de los precios inmobiliarios; suben cada año; el alquiler aumenta cada año. La diferencia ahora es que también hay un aumento significativo en el Índice de Precios al Consumidor.

Y hay un estudio interesante publicado por el Instituto de Política Económica, que es, ya sabes, un grupo de expertos de centro izquierda, afiliado al movimiento laboral; no son radicales, son progresistas. E hicieron un muy buen estudio.

Y encontraron -esto se publicó este abril- que las ganancias corporativas son responsables de alrededor del 54% del aumento de precios en el sector corporativo no financiero, en contraposición a que los costos laborales unitarios solo son responsables de alrededor del 8% de aumento.

Entonces demostraron, científicamente, que más de la mitad del aumento de precios en el sector corporativo no financiero, es decir en el Índice de Precios al Consumidor, más de la mitad de esa inflación se debe a las ganancias corporativas.

Por supuesto, esa no es la forma en que se discute en los principales medios de comunicación. Esa no es la forma en que la Fed lo está discutiendo todo. Vemos a Larry Summers diciendo que necesitamos aumentar el desempleo. Larry Summers, por supuesto, fue el secretario del Tesoro de Bill Clinton.

Está diciendo que Estados Unidos tiene que aumentar el desempleo; la solución a la inflación es aumentar el desempleo. Aunque estos estudios muestran que más de la mitad de la inflación en el Índice de Precios al Consumidor se debe a las ganancias corporativas.

Me pregunto si puede comentar por qué tantos economistas, incluidas personas tan reverenciadas como Larry Summers, se niegan a reconocer esa realidad.

MICHAEL HUDSON :

La mayoría de los economistas necesitan conseguir un empleo y, para obtener un empleo, debe brindar una imagen de la economía que refleje qué tan bien su empleador ayudó a la sociedad en general. No se le permite decir que su empleador está actuando de manera puramente depredadora. No se le permite decir que el empleador no gana ingresos.

Hablaste de los beneficios empresariales y de los economistas clásicos. Si fuera un economista de libre mercado como Adam Smith, David Ricardo o John Stuart Mill, estas son rentas de monopolio. Entonces, lo que llamas ganancias corporativas están muy por encima de las tasas de rendimiento corporativas normales, las ganancias normales. Son rentas económicas del monopolio.

Y es que hace unos 10 o 15 años, Estados Unidos dejó de imponer sus leyes antimonopolio. Básicamente, ha permitido que los monopolios concentren los mercados, concentren el poder y cobren lo que quieran.

Entonces, una vez que haya desmantelado todo el marco legal que se implementó desde la década de 1890, desde la Ley Sherman Antimonopolio, hasta principios del siglo XX, el New Deal, una vez que desmantele todo este control estatal, diciendo: esencialmente lo que Larry Summers dice que estamos a favor de un mercado libre.

Un “mercado libre” es aquel en el que las empresas pueden cobrar lo que quieran cobrar por las cosas; un mercado libre es uno sin regulación gubernamental; un mercado libre es uno sin gobierno; un mercado libre es un gobierno lo suficientemente débil como para no poder proteger a los asalariados; no puede proteger a los votantes. Una “democracia” es un país donde la mayor parte de la población, los asalariados, no tienen la capacidad de influir en la política económica en su propio interés.

Un “mercado libre” es aquel en el que, en lugar de que el gobierno sea el planificador, Wall Street es el planificador, en nombre de las grandes industrias que básicamente se financierizan.

Así que ha habido una transformación del concepto de lo que es un mercado libre, un desmantelamiento de la regulación gubernamental, un desmantelamiento de la regulación antimonopolio y, esencialmente, la guerra de clases está de vuelta en el negocio.

De eso se trata la administración Biden. Y, francamente, de eso se trata el Partido Demócrata, incluso más que el Partido Republicano. El Partido Republicano puede abogar por políticas proempresariales y políticas profinancieras, pero el Partido Demócrata está a cargo de desmantelar el legado de protección de la economía que se había establecido durante un siglo.

BENJAMÍN NORTON :

Sí, y este es un artículo de Fortune que se basó originalmente en un artículo de Bloomberg: “ 5 años con un 6 % de desempleo o 1 año con un 10 % de desempleo: eso es lo que dice Larry Summers que necesitaremos para vencer la inflación ”. ¡Así de simple es, ya sabes, solo aumenta el desempleo, y luego la inflación desaparecerá mágicamente!

Ahora, también quería obtener su respuesta, profesor Hudson, a estos comentarios que destacó en un panel que fue organizado por International Manifesto Group, una gran organización, la gente puede encontrarlo aquí, su canal aquí en YouTube. Y realizaron una conferencia sobre la inflación. Y usted fue uno de varios oradores.

Y destacó estos comentarios que hizo el presidente de la Fed, Jerome Powell. Y esto es según la transcripción oficial de The Wall Street Journal. Así que esto no es de un sitio web socialista de izquierdas. Aquí está la transcripción oficial de una conferencia de prensa del 4 de mayo dada por el jefe de la Fed, Jerome Powell.

En esta conferencia de prensa, dijo, hablando de la inflación, dijo, para bajar la inflación, está hablando de las cosas que se pueden hacer “para bajar los salarios , y luego bajar la inflación sin tener que desacelerar la economía y tener una recesión. y hacer que el desempleo aumente materialmente”.

Así que esta es otra propuesta. Larry Summers dice 6% de desempleo durante cinco años, o 10% de desempleo durante un año. El presidente de la Fed, Jerome Powell, dice que la solución es "bajar los salarios". Me pregunto si puedes responder a eso también.

MICHAEL HUDSON :

Bueno, lo importante es darse cuenta de que el presidente Biden volvió a nombrar a Jerome Powell. El presidente Biden es republicano. El Partido Demócrata es básicamente el ala derecha del Partido Republicano, el ala pro-financiera, pro-Wall Street del Partido Republicano.

¿Por qué demonios, si los demócratas fueran diferentes de los republicanos, por qué Biden volvería a nombrar a un republicano antilaboral como jefe de la Reserva Federal, en lugar de alguien que realmente trataría de estimular el empleo?

Imagínese, aquí hay un partido que está tratando de ser elegido con un programa de "Elíjanos, crearemos una depresión y bajaremos los salarios". Ese es el lema del Partido Demócrata.

Y es una consigna ganadora, porque las elecciones se ganan con aportes de campaña. El lema es, “Bajaremos los salarios al traerles depresión”, es un tsunami de contribuciones al Partido Demócrata, de Wall Street, de los monopolistas, de todos los beneficiarios de esta política.

Es por eso que el fallo de la Corte Suprema contra los abortos el otro día es un regalo para los demócratas, porque distrae la atención de su política de identidad de dividir a Estados Unidos en todo tipo de identidades, cada identidad que se pueda imaginar, excepto ser asalariado.

A los asalariados se les llama deplorables, básicamente. Y así es como la clase de donantes piensa en ellos, como una especie de gastos generales desafortunados. Necesitas emplearlos, pero realmente es lamentable que les guste vivir tan bien como lo hacen, porque cuanto mejor vivan, menos dinero terminarás con.

Así que creo que este tema de la inflación, y lo que realmente la causa, realmente debería ser de lo que se tratan las elecciones. Este debería ser el núcleo económico de la campaña electoral de este noviembre y de la campaña electoral de 2024. Y los demócratas están liderando la lucha para bajar los salarios.

¿Y recuerdas que cuando el presidente Obama fue elegido, prometió aumentar el salario mínimo? Tan pronto como entró, dijo que lo único que no podemos hacer es aumentar el salario mínimo. Y también había prometido devolver el cheque de la tarjeta. Dijo, lo único que no debemos hacer es aumentar la sindicalización laboral con cheque de tarjeta, porque si sindicalizas a la mano de obra, van a pedir mejores salarios y mejores condiciones de trabajo.

Entonces, el Partido Demócrata adopta una posición de derecha tan dura como el monetarismo de la Escuela de Chicago, diciendo que la solución a cualquier problema es simplemente salarios más bajos y de alguna manera será más competitivo, mientras que la economía estadounidense ya es vuelto poco competitivo, no porque los salarios sean tan altos, sino porque, como mencionó antes, el sector FIRE, el sector financiero, de seguros e inmobiliario es muy alto.

Los alquileres y la propiedad de la vivienda, tener una vivienda es demasiado caro para ser competitivo con la mano de obra extranjera. Tener que pagar el 18% del PIB en atención médica, atención médica privatizada, excluye a la mano de obra estadounidense del mercado. Todo el servicio de la deuda que Estados Unidos ha pagado está sacando a Estados Unidos del mercado.

Así que el problema no es que los salarios sean demasiado altos. El problema es que los gastos generales que tiene que pagar la mano de obra para sobrevivir, el alquiler, la atención médica, los préstamos estudiantiles, los préstamos para automóviles, tener un automóvil para ir al trabajo, la gasolina para ir al trabajo, comprar el precios de monopolio que necesita para sobrevivir, todos estos son demasiado altos.

Nada de esto aparece en los libros de texto de economía en los que necesita obtener una buena calificación para obtener un título en economía, para ser lo suficientemente flexible para ser contratado por la Reserva Federal, o el Consejo de Asesores Económicos, o por corporaciones. que utilizan a los economistas básicamente como voceros de relaciones públicas. Así que ese es el lío en el que estamos.

BENJAMÍN NORTON :

Profesor Hudson, en su artículo en su sitio web, michael-hudson.com , tiene una sección importante sobre las políticas de flexibilización cuantitativa. Estábamos hablando de cómo ha habido inflación en la última década, pero la inflación estaba principalmente en el sector FIRE, empujando hacia arriba, inflando artificialmente los precios de los bienes raíces y las acciones.

Usted nota que:

Mientras que las tasas de propiedad de viviendas se desplomaron para la población en general, la "flexibilización cuantitativa" de la Fed aumentó su subsidio a los valores financieros de Wall Street de $ 1 billón a $ 8,2 billones, de los cuales la mayor ganancia ha sido en hipotecas de viviendas empaquetadas. Esto ha impedido que los precios de la vivienda caigan y se vuelvan más asequibles para los compradores de vivienda.

Y, por supuesto, tenga en cuenta que "el apoyo de la Reserva Federal a los precios de los activos salvó a muchos bancos insolventes, los más grandes, de la quiebra".

Los invité a discutir , a fines de 2019, antes de que golpeara la pandemia de Covid, sabemos que la Reserva Federal tuvo este rescate de emergencia en el que otorgó billones de dólares en préstamos de recompra de emergencia a los bancos más grandes para evitar que colapsaran, tratando de salvar la economía.

También quiero hablar de esto, porque a veces lo usan los derechistas que retratan a Biden de forma hilarante como socialista. Acabas de hablar de cómo los demócratas tienen un programa económico de derecha profundamente neoliberal.

Pero, por supuesto, existe esta retórica que vemos de republicanos y conservadores que afirman que Biden es socialista. Afirman que la razón por la que hay inflación es porque Biden solo está imprimiendo dinero y dando dinero a la gente.

Por supuesto, eso no es en absoluto lo que está sucediendo. Lo que sucedió es que la Reserva Federal imprimió billones de dólares y se los dio a los accionistas, a las grandes corporaciones y a los bancos.

Y este es un punto que vi resaltado en ese panel que mencioné, la conferencia sobre inflación que fue organizada por el International Manifesto Group. Una colega suya, una brillante economista política, Radhika Desai, invitó a todos a visitar el sitio web de la Fed y mirar el balance de la Fed.

Y este es el balance de la Reserva Federal de federalreserve.gov . Este es el sitio web de la Junta de Gobernadores del Sistema de la Reserva Federal. Y es bastante impactante ver este gráfico, que muestra los activos totales de la Reserva Federal de EE. UU.

Balance de activos de la Reserva Federal de EE. UU. 2022

En 2008, la Reserva Federal tenía alrededor de $ 900 mil millones en activos. Ahora tiene casi 9 billones de dólares en activos.

Y podemos ver, después de la crisis financiera, o durante la crisis financiera, aumentó a alrededor de 2 billones de dólares. Y luego, alrededor de 2014, aumentó a alrededor de $ 4,5 billones. Y luego, especialmente a fines de 2019 y 2020, se disparó de alrededor de $ 4 billones hasta $ 7 billones. Y desde entonces, ha continuado disparándose hasta los 9 billones de dólares en activos.

¿Adónde fue todo ese dinero? ¿Y cuál fue el impacto en la economía, por supuesto?

MICHAEL HUDSON :

Bueno, el impacto en la economía ha sido aumentar enormemente la riqueza del 1% más rico de los estadounidenses que poseen la mayoría de las acciones y bonos.

Sheila Bair, exdirectora de la Corporación Federal de Seguros de Depósitos, señaló que gran parte de estos 8 billones de dólares se gasta en comprar bonos basura.

Aquí está el problema. El problema realmente comenzó con el presidente Obama. Heredó un sistema en el que tuvo la mayor ola de fraude bancario comercial en la historia de Estados Unidos.

Como ha señalado mi colega Bill Black de la Universidad de Missouri en Kansas City, todo el mundo sabía que había un fraude bancario. Los periódicos se refirieron a las hipotecas basura y a los prestatarios “NINJA”: “sin ingresos, sin trabajo, sin activos”.

Así que los bancos habían emitido hipotecas muy por encima del valor real de las viviendas, especialmente para las minorías raciales y étnicas, sin ninguna capacidad de pago de los prestatarios.

Y luego estos bancos empaquetaron estas hipotecas y las vendieron a desafortunados fondos de pensión y otros inversionistas institucionales ya los bancos europeos que siempre son muy ingenuos acerca de cuán honestos son los bancos estadounidenses.

Tenías toda esta acumulación de lo que el siglo XIX llamó capital ficticio. Hipotecas para propiedades que no valían ni de lejos tanto como la hipoteca.

Entonces, si la hipoteca estaba en mora, si los propietarios tenían jingle mail, en otras palabras, simplemente envías las llaves al banco y dices, está bien, toma la casa, descubro que puedo comprar una casa ahora a la mitad del precio que Citibank o uno de estos otros bancos prestó.

Bueno, normalmente los precios volverían a caer a niveles realistas, de modo que el valor de las hipotecas reflejaría realmente el valor de la propiedad, o el valor de los bonos basura emitidos por una corporación reflejaría el poder adquisitivo real de la corporación para pagar intereses. en los bonos basura.

Entonces, cuando Obama asumió el poder, toda la economía era en gran medida capital ficticio. Bueno, Obama entró y dijo, los donantes de mi campaña están en Wall Street. Llamó a los banqueros de Wall Street y dijo: Soy el tipo que se interpone entre usted y la multitud con las horcas, la gente que votó por mí. Pero no te preocupes, estoy de tu lado.

Dijo, voy a hacer que la Reserva Federal cree la mayor cantidad de crédito en la historia humana. Y todo va a ir a ti. Va a ir al 1% de la población. No va a entrar en la economía. No va a construir infraestructura. No va a los salarios. No va a reducir el precio de las viviendas y hacerlas más asequibles para los estadounidenses.

Mantendrá el precio de estos bonos basura tan alto que no volverán a caer a valores no ficticios. Va a mantener el mercado de valores tan alto que no va a bajar. Va a crear el auge del mercado de bonos más grande de la historia.

El auge pasó de tasas de interés altas a tasas de interés bajas, lo que significó un aumento gigantesco en el precio de los bonos que en realidad pagan intereses que superan el 0,1%.

Así que hubo un gran auge en el mercado de bonos, un gran mercado de valores, una triplicación de los precios del mercado de valores. Y si eres miembro del grupo que posee el 72% de las acciones estadounidenses, creo que es el 10% de la población, te has vuelto mucho, mucho más rico.

Pero si usted es miembro del 90% de la población, ha tenido que endeudarse más y más para poder sobrevivir, solo para pagar la atención médica, los préstamos estudiantiles y los gastos de la vida diaria con tu salario.

Entonces, si los salarios estadounidenses estuvieran en un nivel decente, las familias estadounidenses no se endeudarían cada vez más. La razón por la cual la deuda personal ha aumentado en los Estados Unidos es porque las familias no pueden sobrevivir con lo que ganan.

Entonces, obviamente, si no pueden sobrevivir con lo que ganan y tienen que pedir prestado para sobrevivir, no son responsables de causar la inflación. Están siendo exprimidos.

Y el trabajo de los economistas, y de los políticos del Partido Demócrata y Republicano, es distraer la atención del hecho de que están siendo exprimidos y culpar a la víctima, y ​​decir, te lo estás haciendo a ti mismo al querer más dinero, tú. en realidad estás creando la inflación que te está apretando.

Cuando en realidad son los bancos, y la no aplicación de la política de monopolio por parte del gobierno, y el apoyo del gobierno a Wall Street los responsables de lo que está sucediendo.

BENJAMÍN NORTON :

Muy, muy bien dicho.

Profesor Hudson, debería haber resaltado otra parte de este gráfico aquí. Esto es, nuevamente, esto es en el sitio web de la Junta de la Reserva Federal . Es aún más revelador cuando observa los activos seleccionados de la Fed y ve que todos estos activos son básicamente valores, valores que la Fed posee directamente.

Vemos que alrededor de 2008, la Reserva Federal tenía menos de $ 500 mil millones en valores. Y tienes esta política de flexibilización cuantitativa. Y desde entonces, básicamente todo el aumento ha sido en valores. De los aproximadamente $ 9 billones en activos que posee la Fed, alrededor de $ 8,5 billones están en valores.

Balance de valores de activos de la Reserva Federal de EE. UU. 2022

Me pregunto si puedes comparar esto con los bancos centrales de otros países. Hemos visto, por ejemplo, que las sanciones occidentales sobre Rusia tenían como objetivo tratar de destruir la economía rusa.

El presidente Biden afirmó que estaban tratando de convertir el rublo en escombros. De hecho, el rublo es significativamente más fuerte ahora que antes de las sanciones. Hasta tal punto que el gobierno ruso y el banco nacional ruso están tratando de disminuir el valor del rublo porque piensan que está un poco sobrevaluado; hace que sea un poco más difícil ser competitivo.

Entonces, ¿cómo se compara esta política de la Reserva Federal de EE. UU. con valores por valor de 8,5 billones de dólares con las políticas de otros bancos centrales?

Tiene experiencia trabajando con el gobierno chino como asesor. ¿Los bancos centrales de otros gobiernos tienen esta política?

Y esos 8,5 billones de dólares en valores, ¿cuáles son esos valores? Incluso desde la perspectiva de estos libros de texto de economía neoliberal de los que hablabas, que se enseña a la gente en las universidades, me parece una locura total. No veo cómo hay siquiera una explicación académica neoliberal de libro de texto para esta política.

MICHAEL HUDSON :

Muy pocas personas se dan cuenta de la diferencia entre un banco central y el tesoro nacional. El tesoro nacional es lo que solía realizar todas las políticas que ahora hacen los bancos centrales. El erario nacional estaría a cargo de emitir dinero y gastarlo.

Los bancos centrales se separaron en Estados Unidos en 1913 del Tesoro para trasladar el control de la oferta monetaria y el crédito de Washington a Nueva York. Eso fue muy explícito.

La Reserva Federal original ni siquiera permitía que un funcionario del Tesoro estuviera en la junta directiva. Entonces, el trabajo de un banco central es representar los intereses de los bancos comerciales.

Y como acabamos de señalar, el interés de los bancos comerciales es producir su producto: deuda. Y crean su producto contra activos existentes, principalmente bienes raíces, pero también acciones y bonos.

Entonces, el trabajo del banco central aquí es apoyar al sector financiero de la economía, y ese sector que posee riqueza en forma de acciones, bonos y préstamos, y especialmente bonos bancarios que obtienen su dinero del crédito inmobiliario.

Lo mismo en Europa, con el banco central de Europa. Europa está atravesando un verdadero aprieto ahora, y ha estado atravesando un aprieto desde que tuvo la crisis griega.

En Europa, debido a que los monetaristas de derecha diseñaron el euro, parte de la regla de la eurozona es que no se puede tener un déficit presupuestario, un déficit presupuestario nacional de más del 3% del producto interno bruto.

Bueno, eso no es mucho. Eso significa que no se puede tener una verdadera política keynesiana en Europa para sacar a la economía de la depresión. Eso significa que si usted es un país como Italia en este momento, y tiene un verdadero problema financiero allí, un problema empresarial, un problema laboral, el gobierno no puede rescatar esencialmente ni a la industria italiana ni a la mano de obra italiana.

Sin embargo, el banco central europeo puede, por la forma en que crea crédito, mediante los depósitos del banco central, el banco central europeo puede aumentar enormemente el precio de las acciones, los bonos y los paquetes hipotecarios europeos. Entonces, el banco central europeo es muy parecido al banco comercial.

China es completamente diferente porque, a diferencia de Occidente, China trata el dinero y el crédito como un servicio público, no como un monopolio privado.

Y como servicio público, el banco central de China dirá, ¿para qué vamos a querer crear dinero? Bueno, vamos a querer crear dinero para construir fábricas; vamos a querer crear dinero para que los promotores inmobiliarios puedan construir ciudades, oa veces sobreconstruir ciudades. Podemos crear dinero para gastar en la economía en algo tangible, en bienes y servicios.

El banco central chino no crea dinero para aumentar los precios del mercado de valores o los precios de los bonos. No crea dinero para apoyar una clase financiera, porque el Partido Comunista de China no quiere que exista una clase financiera; quiere que exista una clase industrial; quiere que exista una fuerza de trabajo industrial, pero no una clase rentista.

Entonces, un banco central en una economía rentista occidental básicamente busca crear crédito para inflar el costo de vida de los compradores de vivienda y de cualquier persona que use crédito o necesite crédito, y permitir que las corporaciones se financieren y desvíen su gestión de la obtención de ganancias por invertir en plantas y equipos y emplear mano de obra para producir más, hasta ganar dinero mediante la ingeniería financiera.

En los últimos 15 años, más del 90% de las ganancias corporativas en los Estados Unidos se han gastado en la recompra de acciones y en el pago de dividendos. Solo el 8% de las ganancias corporativas se ha gastado en nuevas inversiones, plantas, equipos y contratación.

Y, por supuesto, ha tenido la economía desindustrializada. Es esta idea de que puedes ganar dinero financieramente sin una base industrial, sin una base manufacturera; puede ganar dinero sin producir más ni hacer nada productivo, simplemente haciendo que un banco central aumente el precio de las acciones, los bonos y los préstamos otorgados por el 10% más rico.

Y, por supuesto, al final, eso no funciona, porque en un momento dado todo se derrumba desde adentro y no hay base industrial.

Y, por supuesto, cuando eso suceda, Estados Unidos se enterará, espera un minuto, si cerramos la economía, seguiremos dependiendo de China y Asia para producir nuestros fabricantes, y para proporcionarnos materias primas y hacer todo. que necesitamos Realmente no estamos haciendo otra cosa que actuar como un mundo, bueno, la gente solía decir parásito, como un mundo rentista, como obtener algo por nada, como una especie de colonialismo financiero.

Así que se podría ver a Estados Unidos como una potencia colonial que es una potencia colonial no por ocupación militar, sino simplemente por maniobras financieras, por el patrón dólar.

Y eso es lo que se está desarrollando hoy como resultado de la nueva guerra fría de Biden.

BENJAMÍN NORTON :

Profesor Hudson, usted criticó la estrategia de simplemente tratar de aumentar las tasas de interés para reducir la inflación, señalando que conducirá a una mayor disminución de la propiedad de viviendas en los Estados Unidos. Va a perjudicar a los trabajadores. Creo que es una crítica muy válida.

Sin embargo, tengo curiosidad por saber cuál es su opinión sobre la respuesta del banco central ruso a las sanciones occidentales. Vimos que la presidenta del banco central ruso, Elvira Nabiullina, ella, en realidad, es alguien a quien los economistas occidentales ni siquiera necesariamente condenan mucho; ella es bastante respetada incluso, ya sabes, por los economistas neoliberales occidentales.

Y se las arregló para lidiar muy bien con las sanciones. Ella impuso controles de capital inmediatamente. Cerró la bolsa de valores rusa. Y también, en una movida controvertida, subió las tasas de interés desde alrededor del 9% hasta el 20%, durante unos meses. Y luego, después de eso, bajaron las tasas.

MICHAEL HUDSON :

Unos días, no unos meses. Eso fue muy corto. Y ahora ella ha bajado mucho las tasas de interés.

BENJAMÍN NORTON :

Vuelta al 9%.

MICHAEL HUDSON :

Fue criticada por no moverlos más abajo.

BENJAMÍN NORTON :

Sí, bueno, adelante. Tengo curiosidad. Así que inmediatamente lo subió al 20% y luego ha bajado las tasas de interés desde entonces. Tengo curiosidad por saber qué piensa sobre esa política. Sí, adelante.

MICHAEL HUDSON :

Es muy poco lo que puede hacer un banquero central cuando Occidente ha declarado una guerra, básicamente, una guerra contra un país que está completamente aislado.

La respuesta ha venido del presidente Putin y del canciller Lavrov. Y señalaron, bueno, cómo Rusia va a comerciar y obtener lo que necesita. Y de esto se tratan las recientes reuniones de los BRICS.

Rusia se da cuenta de que el mundo ahora está partido en dos mitades. Estados Unidos y la OTAN han separado a Occidente. Básicamente tienes una confederación de personas blancas contra todo el resto del mundo.

Y Occidente ha dicho, nos estamos aislando totalmente de ustedes. Y creemos que no puedes vivir sin nosotros.

Bueno, mira el humor de esto. Rusia, China, Irán, India, Indonesia y otros países están diciendo, ja, ¿usted dice que no podemos vivir sin usted? ¿Quién está proporcionando a sus fabricantes? ¿Quién está proporcionando sus materias primas? ¿Quién está proporcionando su petróleo y gas? ¿Quién está proporcionando su agricultura, y el helio, el titanio, el níquel?

Entonces se dan cuenta de que el mundo se está partiendo en dos, y Eurasia, donde se concentra la mayor parte de la población mundial, seguirá su propio camino.

El problema es, ¿cómo vas realmente por tu propio camino? Necesitas un medio de pago. Necesita crear un sistema internacional completo que sea una alternativa al sistema internacional occidental. Necesita su propio Fondo Monetario Internacional para proporcionar crédito, de modo que estos países euroasiáticos y sus aliados en el Sur Global puedan tratar entre sí.

Se necesita un Banco Mundial que, en lugar de prestar dinero para promover las políticas estadounidenses y las inversiones estadounidenses, promueva las ganancias mutuas y la autosuficiencia entre los países.

Entonces, todos los días en las últimas semanas, ha tenido reuniones con los rusos sobre esto, quienes dijeron, está bien, vamos a crear un área de comercio mutuo, comenzando entre los BRICS: Brasil, Rusia, India, China, y Sudáfrica.

¿Y cómo vamos a pagar? No podemos pagar en dólares, porque si tenemos dinero en un banco en dólares, o en un banco en euros en Europa, pueden agarrar el dinero, como agarran el dinero de Venezuela. Simplemente pueden decir, estamos tomando todo su dinero porque, esencialmente, no queremos que existan como una alternativa al mundo del capital financiero que estamos creando.

Básicamente, Rusia, China y estos otros países están diciendo, está bien, vamos a crear nuestro propio banco internacional. ¿Y cómo lo vamos a financiar? Bueno, cada miembro del banco aportará, digamos, mil millones de dólares, o alguna cantidad de su propia moneda, y ese será nuestro respaldo. También podemos usar el oro como medio de asentamiento, como se usó durante mucho tiempo entre los países.

Y este banco puede crear sus propios derechos especiales de giro, su propia orden bancaria, así lo llamó Keynes. Puede crear su propio crédito.

Bueno, el problema es que, si tienes a Brasil, por ejemplo, o Argentina, uniéndose a este grupo, o Ecuador, que vende casi todo su banano a Rusia, ¿cómo va a salir adelante?

Bueno, si hay un grupo BRICS o un banco de la Organización de Cooperación de Shanghai, obviamente los gobiernos occidentales no lo van a aceptar.

Entonces, Rusia se da cuenta de que, como resultado de la Segunda Guerra Fría de Biden, habrá un aumento continuo en los precios de la energía. ¿Crees que los precios de la gasolina no son altos ahora? Están subiendo. ¿Crees que los precios de los alimentos no son altos ahora? Están subiendo más.

Y Europa es especialmente el caso, porque Europa ahora no puede comprar gas ruso para hacer el fertilizante para hacer crecer sus propios cultivos.

Así que va a haber una serie de países en el Sur Global, desde América Latina hasta África, siendo exprimidos y queriendo comerciar con el grupo euroasiático.

Y el problema es que Rusia dice, está bien, sabemos que no puedes pagar. Nos complace darle crédito, pero no queremos darle crédito de que simplemente va a usar el dinero que tiene para pagar sus deudas en dólares que están por vencer.

Porque uno de los efectos que no mencioné del aumento de las tasas de interés de la Reserva Federal es que hay un gran flujo de capital de Europa e Inglaterra a los Estados Unidos, de modo que si eres multimillonario, ¿dónde vas a poner ¿Tus ahorros? Quiere las tasas de interés más altas que desee. Y si Estados Unidos sube las tasas de interés, los multimillonarios sacarán su dinero de Inglaterra, del euro, y el euro volverá a bajar frente al dólar. Es casi hasta un dólar el euro.

La libra esterlina se dirige a la baja, hacia una libra por dólar.

Este aumento en el tipo de cambio del dólar también está subiendo frente a las monedas de Brasil, Argentina, los países africanos, todos los demás países.

Entonces, ¿cómo van a pagar este verano y este otoño por su comida, por su petróleo y gas, y por el mayor costo del servicio de sus deudas en dólares?

Bueno, para Eurasia, van a decir, queremos ayudarlos a comprar nuestras exportaciones (Rusia es ahora un importante exportador de granos y, obviamente, también un exportador de petróleo), diciendo que queremos abastecerlos y darles el crédito por esto. pero realmente vas a tener que tomar una decisión. ¿Vas a unirte al bloque EE.UU.-OTAN, o vas a unirte al bloque euroasiático?

¿Vas a unirte al White People's Club o al Eurasian Club? Y realmente se reduce a eso. Y eso es lo que está fracturando el mundo en estas dos mitades.

Europa está atrapada en el medio, y sus economías se van a desgarrar. El empleo va a bajar allí. Y no veo que los salarios suban mucho en Europa.

Vas a tener una crisis política en Europa. Pero también tendrá una crisis diplomática internacional sobre cómo va a reestructurar el comercio mundial, la inversión y la deuda.

Habrá dos filosofías financieras diferentes. Y de eso se trata la nueva guerra fría.

La filosofía del capitalismo financiero patrocinado por Estados Unidos, de ganar dinero financieramente, sin industrialización, y tratando de bajar los salarios y reducir la fuerza laboral a una fuerza laboral muy endeudada que vive en el margen.

O tendrá la filosofía euroasiática de usar el excedente económico para aumentar la productividad, construir infraestructura, crear el tipo de sociedad que Estados Unidos parecía estar creciendo a finales del siglo XIX pero que ahora ha rechazado.

Entonces, todo esto, en última instancia, no es simplemente un problema de las tasas de interés y la política del banco central; realmente va más allá de los bancos centrales a qué tipo de sistema social y económico vas a tener.

Y la clave de cualquier sistema social y económico es cómo se trata el dinero y el crédito. ¿El dinero y el crédito van a ser un servicio público, o será un monopolio privado dirigido por los intereses financieros y el 1%, en lugar de un servicio público dirigido por el 99%?

De eso se tratará la nueva guerra fría. Y eso es lo que la diplomacia internacional trata de zanjar semana tras semana.

BENJAMÍN NORTON :

Muy, muy bien dicho. Y realmente estoy de acuerdo con este creciente tipo de orden bipolar, en el que el sistema imperialista liderado por Estados Unidos le dice al mundo que tiene que elegir un bando. Ya sabes, como dijo George W. Bush, o estás con nosotros o estás contra nosotros; estás con nosotros o estás con los terroristas.

Eso es lo que Biden le está diciendo al mundo. Y vemos que Occidente ha dibujado esta cortina de hierro alrededor de Rusia. Y ahora amenazan con hacer lo mismo en China.

Ahora, por supuesto, la diferencia es que China tiene la economía más grande del mundo, según una medición de PPA. Es incluso más grande que la economía estadounidense. No sé cómo pueden intentar sancionar la economía china, considerando que China es la fábrica central del mundo.

Pero esto está relacionado con una pregunta que tenía para usted, profesor Hudson, y es de una súper pregunta de chat de Manoj Payardha, y se trata de cómo los bancos chinos dicen que aún no están listos para desarrollar una alternativa al SWIFT. Preguntó, ¿cómo pagará el Tercer Mundo a Rusia por los recursos?

Y hemos visto, tal vez se pueda hablar de las medidas que se están implementando. India tiene este sistema de rupia-rublo que han creado.

Pero quiero destacar un artículo que se publicó en Global Times . Este es un importante periódico chino, y esto es de abril. Y cita al exjefe del banco central de China, quien habló en un foro financiero global en Beijing este abril.

Y básicamente dijo, tenemos que prepararnos para reemplazar a Swift. Dijo que la adopción por parte de Occidente de una opción nuclear financiera de usar SWIFT para sancionar a Rusia es una llamada de atención para el desarrollo financiero de China. Y él dijo: “Debemos prepararnos”.

Así que parece que todavía no están preparados. Pero esto es algo de lo que has estado hablando durante años. ¿O tal vez no está de acuerdo y tal vez piensa que ya están preparados con la alternativa SWIFT?

MICHAEL HUDSON :

Bueno, ya están usando un sistema alternativo. Si no estuvieran usando un sistema alternativo (Rusia está adoptando parte del sistema chino para esto), no podrían hacer que los bancos se comuniquen entre sí.

Entonces, sí, ya tienen un sistema rudimentario. Lo están convirtiendo en un mejor sistema que también puede ser inmune al espionaje y la interferencia de las computadoras estadounidenses. Así que sí, por supuesto que ya hay un sistema.

Pero quiero retomar lo que dijiste sobre Biden, cómo Biden caracteriza las cosas.

Biden caracteriza la guerra de Occidente contra Eurasia como entre democracia y autocracia. Por “democracia” se refiere a un mercado libre dirigido por Wall Street; se refiere a una oligarquía.

Pero, ¿qué entiende por autocracia? Lo que él quiere decir con autocracia, cuando llama a China una autocracia, una "autocracia" es un gobierno lo suficientemente fuerte como para evitar que una oligarquía tome el poder y tome el control del gobierno para sus propios intereses, y reduzca el resto de la economía a la deuda. esclavitud.

Una “autocracia” es un país con regulación pública contra los monopolios, en lugar de un libre mercado oligárquico. Una “autocracia” usa dinero y crédito, esencialmente, para ayudar a las economías a crecer. Y cuando las deudas no se pueden pagar en China, si una fábrica o una empresa de bienes raíces no puede pagar las deudas, China no dice simplemente, ok, estás en bancarrota, te van a tener que vender; cualquiera puede comprarte; los estadounidenses pueden comprarte.

En cambio, los chinos dicen, bueno, no puedes pagar las deudas; no queremos derribar su fábrica; no queremos que su fábrica se convierta y aburguesada en viviendas de lujo. Vamos a amortizar la deuda.

Y eso es lo que China ha hecho una y otra vez. Y lo ha hecho con países extranjeros que no pudieron pagar la deuda. Cuando una deuda que China ha vencido por el desarrollo de un puerto, carreteras o infraestructura de China, dice, bueno, entendemos que puede pagar; retrasaremos el pago; tendremos una moratoria en su pago. No estamos aquí para llevarte a la bancarrota.

Para los estadounidenses, para los fondos internacionales, están diciendo, bueno, estamos aquí para llevarlos a la bancarrota. Y ahora, si les prestamos, nosotros, el FMI, les prestamos dinero para evitar una devaluación de la moneda, el término es que van a tener que privatizar su infraestructura; vas a tener que vender tus servicios públicos, tu sistema eléctrico, tus caminos, tus terrenos a compradores privados, principalmente de los Estados Unidos.

Así que tienes una “democracia” que apoya la bancarrota, la ejecución hipotecaria, la financiarización y la privatización, y los salarios bajos por una depresión permanente, una depresión permanente para mantener bajos los salarios.

O tienes la "autocracia", que busca proteger los intereses de los trabajadores apoyando un salario digno, para aumentar los estándares de vida como condición previa para aumentar la productividad, para construir infraestructura.

Tienes estos dos sistemas diametralmente económicos. Y, de nuevo, es por eso que ahora mismo hay una guerra fría.

BENJAMÍN NORTON :

Y aquí hay otra súper pregunta de chat, profesor Hudson. Ha mencionado el Fondo Monetario Internacional, el FMI. Hemos hablado de eso muchas veces. Esto es de Sam Owen. Preguntó, ¿por qué los países siguen aceptando malos préstamos del FMI cuando tienen un historial tan pobre? ¿Es solo el gobierno de EE. UU. entrometiéndose en la política nacional? ¿Hay casos de buenos préstamos del FMI?

MICHAEL HUDSON :

Bueno, ¿qué es un país? Cuando le dices un país a la mayoría de la gente, la gente piensa, bueno, hablemos de Brasil; hablemos de toda la gente de Brasil; tienes una imagen en la mente del Amazonas; tienes una gran ciudad con mucha gente en ella.

Pero el país, en términos del FMI, es un grupo de quizás las 15 familias más ricas de Brasil, que poseen la mayor parte del dinero, y están muy contentos de pedir prestado al FMI, porque dicen, en este momento existe la posibilidad de que Lula puede convertirse en presidente en lugar del neofascista Bolsonaro. Y si entra Lula, entonces va a apoyar las políticas laborales, y puede impedir que derribemos la Amazonía. Así que saquemos nuestro dinero del país.

Bueno, normalmente esto empujaría a la baja el tipo de cambio del cruzeiro (real). Así que el FMI va a hacer un préstamo a Brasil para apoyar el cruzeiro (real), para que el 1% rico de Brasil pueda mover su dinero a dólares, a euros, a divisas extranjeras e incentivos bancarios extraterritoriales, y cargar a Brasil con deuda, de modo que cuando haya una elección, y si Lula es elegido, el FMI va a decir, bueno, realmente no nos gustan sus políticas, y si sigue una política socialista a favor de los trabajadores, entonces habrá ser una fuga de capitales. E insistimos en que pagues todo el dinero que te prestaron de Occidente ahora mismo.

Bueno, eso llevará a Lula a sentarse allí, seguir la dirección del FMI y dejar que el FMI dirija la economía, en lugar de su propio gobierno, o simplemente decir, no vamos a pagar la deuda externa.

Bueno, hasta ahora, ningún país ha estado en una posición lo suficientemente fuerte como para no pagar la deuda externa. Pero por primera vez, ahora que tienes el grupo euroasiático, lo llamaremos BRICS, pero en realidad es Eurasia, junto con los grupos del Sur que se están uniendo, el Sur Global, por primera vez, pueden decir, podemos Ya no puedo permitirme quedarme en el Oeste.

No podemos darnos el lujo de someter la economía a las demandas de privatización del FMI. No podemos someternos a las reglas del FMI de que tenemos que luchar contra el trabajo, que tenemos que aprobar leyes que prohíban los sindicatos, que tenemos que luchar contra el salario de los trabajadores, como insisten las democracias occidentales. Tenemos que ir con la “autocracia” china, a la que llamamos socialismo.

Y, por supuesto, cuando Estados Unidos acusa a China de ser una “autocracia”, autocracia es la palabra estadounidense para socialismo. No quieren usar esa palabra. Así que estamos de vuelta en el doble pensamiento orwelliano.

Entonces, la pregunta es qué harán los países del Sur Global cuando no puedan permitirse comprar energía y alimentos este verano, sin un préstamo del FMI. ¿Van a decir, está bien, solo podemos sobrevivir uniéndonos a la ruptura con Occidente y uniéndonos al grupo euroasiático?

De eso se trata la gran fractura mundial.

Y describí esta fractura global ya en 1978. Escribí un libro, "Fractura global", explicando exactamente cómo iba a suceder todo esto.

Y en ese momento, tenías a Indonesia, tenías a Sukarno a la cabeza, las naciones no alineadas, India, Indonesia, estaban tratando de crear una alternativa al orden mundial financiero centrado en Estados Unidos. Pero ninguno de estos países tenía una masa crítica suficiente para seguir su propio camino.

Bueno, ahora que Estados Unidos ha aislado a Rusia, China, India, Irán, Turquía, todos estos países, ahora ha creado una masa crítica que puede seguir su propio camino. Y la pregunta es, ahora tienes como un tirón gravitacional, ¿y esta masa euroasiática atraerá a América Latina y África a su propio grupo, lejos de los Estados Unidos? ¿Y dónde va a dejar eso a Estados Unidos y Europa?

BENJAMÍN NORTON :

Y vimos uno de los ejemplos más claros hasta ahora de esta división bipolar del mundo entre, ya sabes, Occidente y el resto, como se suele decir, con esta ridícula reunión que acaba de celebrarse del G7.

Por supuesto, el G7 son los países occidentales blancos. Y luego agregarán el Japón ocupado por EE. UU., para fingir que son un poco más diversos.

Pero vimos que el G7 acaba de celebrar una cumbre, y básicamente toda la cumbre se trató de cómo podemos contener a China. ¿Cómo podemos expandir la nueva guerra fría contra Rusia a una nueva guerra fría contra China?

Y aquí hay un informe en la BBC: " Cumbre del G7: los líderes detallan un plan de $ 600 mil millones para competir con la iniciativa Belt and Road de China ". Ahora, tengo una risa de esto. La idea de que el gobierno de EE. UU. va a construir infraestructura en el Sur Global, quiero decir, es bastante risible.

También es absurdo si se considera que la Iniciativa de la Franja y la Ruta de China, que involucra a más de la mitad de los países de la Tierra, se estima en muchos billones de dólares en proyectos de infraestructura. Entonces, EE. UU. y sus aliados creen que pueden desafiar eso con $600 mil millones en asociaciones público-privadas.

Debo enfatizar, por supuesto, que lo que anunciaron va a ser una mezcla de la llamada iniciativa pública y luego contratos para corporaciones privadas.

Así que es otro obsequio más al sector privado, en nombre de la construcción de infraestructura.

Pero me pregunto si puede comentar sobre la cumbre del G7 que acaba de celebrarse.

MICHAEL HUDSON :

Bueno, en realidad no salió nada. Todos dijeron que no podían ponerse de acuerdo sobre más sanciones contra Rusia, porque ya están sufriendo bastante. India, en particular, se puso de pie y dijo, mira, no hay forma de que nos unamos a las sanciones contra Rusia, porque es uno de nuestros principales socios comerciales. Y, por cierto, estamos obteniendo un gran beneficio de la importación de petróleo ruso, y usted está obteniendo un gran beneficio al obtener este petróleo de nosotros con un sobreprecio.

Así que el G7 no pudo llegar a ningún acuerdo sobre qué hacer. Ya está en punto muerto. Y esto es sólo junio. Imagina el estancamiento que va a ser en septiembre.

Bueno, la próxima semana, el presidente Biden irá a Arabia Saudita y dirá, ya sabes, estamos dispuestos a matar quizás a 10 millones más de tus enemigos; estamos dispuestos a ayudar a los grupos wahabíes suníes a matar a más chiítas iraníes ya sabotear Irak y Siria. Los ayudaremos a respaldar a al-Qaeda nuevamente, si bajan los precios del petróleo para que podamos exprimir más a Rusia.

Esa es realmente la pregunta que tendrá Arabia Saudita. Estados Unidos enviará más bombas de racimo para usar contra Yemen. Y la pregunta es, ¿Arabia Saudita va a decir, está bien, vamos a ganar tal vez $ 10 mil millones menos al mes, o lo que sea que ganen, solo para hacerte feliz y para que mates a más chiítas? ¿Quién apoya a Irán?

¿O van a darse cuenta de que si se unen a los Estados Unidos, de repente estarán bajo el ataque de Irán, Rusia, Siria y serán presa fácil? Entonces, ¿qué van a hacer?

Y no veo ninguna forma de que Biden pueda lograr que Arabia Saudita gane voluntariamente menos con los precios del petróleo. Tal vez Biden pueda decir que es solo por un año, solo por uno o dos años. Pero como saben otros países, cuando Estados Unidos dice solo por un año o dos, en realidad significa para siempre. Y si no continúa, entonces de alguna manera tienen un reemplazo de régimen, o un cambio de régimen y una revolución de color.

Entonces, Biden sigue tratando de que los países extranjeros se unan a Occidente contra Eurasia, pero Arabia Saudita está sentada justo en el medio.

Y todo lo que Europa puede hacer es observar y preguntarse cómo se las va a arreglar sin energía y sin mucha comida.

BENJAMÍN NORTON :

Sí, de hecho, el presidente de Venezuela, Maduro, acaba de confirmar que la administración de Biden ha enviado otra delegación básicamente rogándole a Venezuela que intente llegar a algún acuerdo porque, por supuesto, EE. UU. y la UE boicotean la energía rusa.

Entonces, es muy divertido para mí que, después de años de demonizar a Venezuela, presentarla como una dictadura y todo eso, Estados Unidos tuvo que decidir, bueno, la guerra en Venezuela no es tan importante como la guerra contra Rusia en este momento; así que vamos a pausar temporalmente nuestra guerra contra Venezuela para clavar el cuchillo más profundamente en Rusia.

Pero sobre el tema de la reunión del G7, este fue el hilarante comentario hecho por la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, en un artículo en Reuters titulado " Europa debe dar a las naciones en desarrollo una alternativa a los fondos chinos ".

Entonces, haciéndose eco de la misma perspectiva que escuchamos de Biden, los funcionarios del gobierno de EE. UU. Dicen constantemente que EE. UU. necesita desafiar a China en el Sur Global. Así que Europa prometió 300.000 millones de euros (sin embargo, una vez más, un asterisco importante) “en fondos públicos y privados durante cinco años para financiar la infraestructura en los países en desarrollo”.

Entonces, una vez más, vemos otra asociación público-privada neoliberal. Va a ser otro obsequio público a corporaciones privadas.

Y "dijo que esto es parte del impulso del G7 para contrarrestar el proyecto multimillonario de la Franja y la Ruta de China".

Ahora bien, esto realmente es solo vincular todo lo que hemos estado hablando hoy, profesor Hudson: en su artículo " El programa de austeridad de la Reserva Federal para reducir los salarios ", concluye el artículo señalando que la depresión que la gente en los Estados Unidos está experimentando a punto de enfrentar debido a estas políticas neoliberales –diciéndoles a los trabajadores en los EE. UU. que deben reducir sus salarios y estar desempleados para detener la inflación– usted señala que:

Los oficiales militares y del Departamento de Estado de Biden advierten que la lucha contra Rusia es solo el primer paso en su guerra contra la economía no neoliberal de China, y puede durar veinte años. Esa es una larga depresión. Pero como diría Madeline Albright, piensan que el precio “vale la pena”.

Y hablas de la nueva guerra fría contra la economía socialista en China y la economía dirigida por el estado en Rusia.

Así que predices que no solo se avecina una depresión. Lo hemos visto en los principales medios de comunicación. Larry Summers dijo, ya sabes, podría venir una depresión durante algunos años. Pero dices, no, no sólo viene una depresión; va a ser una larga depresión. Podríamos estar viendo 20 años.

Y básicamente el gobierno de EE. UU. y otros líderes occidentales, como vemos a Ursula von der Leyen de la UE, básicamente le están diciendo a su población, apriétense los cinturones; tenemos décadas de depresión por venir, porque hemos decidido colectivamente, como líderes occidentales, que vamos a obligar al mundo a pasar por una larga depresión económica, o al menos forzar a Occidente a pasar por una larga depresión económica, para tratar de detener la Ascenso de China y Rusia.

Básicamente le están diciendo a sus poblaciones, aguanten, apriétense los cinturones durante décadas, porque al final, el precio vale la pena para evitar el colapso de nuestros imperios.

MICHAEL HUDSON :

Así es. Cuando hablan de iniciativas público-privadas, hablan del capitalismo del Pentágono. Eso significa que el gobierno dará billones de dólares a empresas privadas y les pedirá que construyan infraestructura.

Y si construyen un puerto o una carretera en un país del Sur Global, lo operarán con ganancias y será una infraestructura enormemente costosa, porque para ganar dinero financiero con esta infraestructura, hay que ponerle precio al costo de producción, que es capitalismo del Pentágono, precios hiperinflados; tienes que pagar gastos de gestión; hay que pagar utilidades; usted tiene que pagar las tasas de interés.

A diferencia de la forma china de financiación como capital. El modo occidental de financiación es todo apalancamiento de deuda. China toma como garantía por la infraestructura que paga, una propiedad accionaria en el puerto o cualquier infraestructura en la Franja y la Ruta que está construyendo.

Así que tienes la diferencia entre propiedad de capital, propiedad libre de deuda, donde si puede pagar, bien; si no genera ingresos, no hay dividendos que pagar.

O tiene el apalancamiento de la deuda que pretende que el gobierno no pueda pagar, de modo que el gobierno que será el co-firmante de la deuda de toda esta infraestructura de alguna manera se verá obligado a gravar a toda su población para pagar la enorme super- ganancias, las enormes rentas de monopolio, los enormes cargos de deuda del plan Margaret Thatcher de von der Leyen.

Von der Leyen cree que puede hacer con Europa y América lo que Margaret Thatcher le hizo a Inglaterra. Y si lo hace, entonces Estados Unidos y Europa se lo merecen.

BENJAMÍN NORTON :

Y profesor Hudson, mientras empezamos a terminar aquí, sé que tiene que irse muy pronto, solo unas breves preguntas aquí al final.

Me pregunto si lo que estamos viendo no es solo esta crisis fundamental en las economías neoliberales y financiarizadas de Occidente, sino también esta burbuja que ha estallado, o al menos esta fase que ha terminado.

Al menos esta es mi lectura, tengo curiosidad si estás de acuerdo. En la década de 1990, el apogeo de, ya sabes, la llamada edad de oro del neoliberalismo; teníamos a Bill Clinton montando esta ola, y era el "fin de la historia", en la predicción sin sentido de Francis Fukuyama y todo eso.

Cuánto de eso no solo se basó en este privilegio exorbitante, como lo llaman los franceses, de la dictadura del dólar estadounidense; hablamos de eso en base a su libro "Super Imperialism", cómo se le dio a los EE. económicamente debido a la hegemonía del dólar, pero cuánto no fue solo eso, sino también el hecho de que en la década de 1990 y la primera década de la década de 2000, EE. UU. y Europa occidental tenían acceso a bienes de consumo muy baratos de Asia y energía muy barata. ¿desde Rusia?

A mí me parece que esos dos factores son algunas de las razones más importantes por las que esta edad de oro del neoliberalismo en los años 90 y principios de los 2000 fue posible.

Fue sobre la espalda de los trabajadores asiáticos mal pagados, y en base a esta idea de que Rusia sería permanentemente, lo que Obama llamó: una gasolinera.

Bueno, hemos visto que, primero, las economías de Asia oriental se han levantado de la pobreza, especialmente China ha terminado con la pobreza extrema y ha aumentado significativamente los salarios medios.

Y ahora, por supuesto, Occidente se ha sancionado a sí mismo contra la compra de energía rusa, aumentando enormemente el costo de la energía en todo el mundo.

Entonces, ¿usted cree que esa burbuja, o ese breve momento del fin de la historia, la edad de oro del neoliberalismo, que nunca podrá volver?

Porque a menos que Occidente logre derrocar al gobierno ruso e imponer un nuevo títere como Yeltsin y derrocar al gobierno chino, parece que el oro de la década de 1990 nunca volverá.

MICHAEL HUDSON :

Bueno, ha dejado de lado el elemento clave de la edad de oro: eso es la fuerza militar y la voluntad de asesinar a cualquier líder extranjero que no quiera estar de acuerdo con la política estadounidense.

BENJAMÍN NORTON :

Por supuesto.

MICHAEL HUDSON :

Estás descuidando lo que Estados Unidos le hizo a [Salvador Allende]; estás descuidando cómo Estados Unidos se apoderó de Brasil; La intromisión y el control de Estados Unidos, y en Europa, el soborno y la manipulación al por mayor del sistema político europeo, para poner a cargo del Partido Verde [alemán] un liderazgo a favor de la guerra, un liderazgo antiambiental, para poner a cargo de todos los partidos socialistas. de Europa derechistas, neoliberales.

Todos los partidos socialistas y laboristas europeos se volvieron neoliberales en gran parte por las maniobras e intromisiones estadounidenses en su política exterior.

Así que es esa intromisión la que pretendía impedir que existiera cualquier filosofía económica alternativa que rivalizara con el neoliberalismo.

Entonces, cuando hablas del fin de la historia, ¿cuál es el fin de la historia? Significa el fin del cambio. Quiere decir alto; no habrá reforma; no habrá cambio en el sistema neoliberal que tenemos encerrado.

Y, por supuesto, la única forma en que realmente puedes terminar con la historia es con lo que Biden amenaza: una guerra atómica para hacer estallar el mundo.

Ese es el fin neoliberal de la historia. Y es la única forma en que los neoliberales realmente pueden detener la historia. Aparte de eso, lo único que pueden intentar hacer es impedir cualquier cambio que sea adverso al bloqueo del orden neoliberal.

Así que el “fin de la historia” es una declaración de guerra contra cualquier país que quiera seguir su propio camino. Cualquier país que quiera construir su propia economía como una forma de mantener los beneficios de su crecimiento económico en su propio país, en lugar de dejarlo ir a la clase financiera global centrada en los Estados Unidos y Gran Bretaña.

Entonces, estamos hablando de que el neoliberalismo siempre fue una política beligerante e implícitamente militar, y eso es exactamente lo que está viendo en la guerra de poder de EE. UU. y la OTAN en Ucrania hoy.

BENJAMÍN NORTON :

Sí, muy bien dicho. Ese es el otro ingrediente clave: derrocar cualquier gobierno que sea un desafío, que demuestre que hay alternativa, para intentar probar la máxima de que “no hay alternativa”.

MICHAEL HUDSON :

Sí.

BENJAMÍN NORTON :

Aquí hay un comentario interesante de Christopher Dobbie. Señala que en Australia, la edad promedio de su primer propietario era de 27 años en 2001; ahora son 35, y aumentan cada año más.

Ahora, en los últimos minutos aquí, profesor Hudson, aquí hay otra breve pregunta que recibí de alguien en patreon.com/multipolarista : la gente puede ir y apoyar este programa. Uno de mis patrocinadores hizo esta pregunta: ¿a quién perjudica más la Fed u otros bancos centrales que aumentan las tasas de interés? ¿Personas, consumidores medios o empresas?

Y obviamente, usted habló anteriormente sobre cómo la Reserva Federal de EE. UU. es diferente de otros bancos centrales, pero es una pregunta abierta. ¿A quién perjudica más subir los tipos de interés?

MICHAEL HUDSON :

Bueno, las empresas ciertamente se ven perjudicadas porque significa que se plantea cualquier posibilidad de obtener crédito productivo. Pero también se benefician, porque si las tasas de interés aumentan lo suficiente, entonces no les pagará a los asaltantes corporativos pedir dinero prestado para apoderarse y asaltar empresas y vaciarlas, como lo hicieron en la década de 1980.

Así que todo corta en ambos sentidos. El aumento de las tasas de interés les ha dado a los bancos comerciales una excusa para aumentar los cargos por intereses sobre los préstamos de tarjetas de crédito y las deudas hipotecarias.

Por lo tanto, elevar las tasas de interés a los bancos les ha permitido aumentar realmente su margen de ganancias de monopolio sobre el crédito que otorgan.

Y eso ciertamente perjudica a las personas que dependen del crédito bancario, ya sea para hipotecas o deudas de consumo, o para cualquier tipo de préstamo que deseen obtener.

Básicamente, aumentar las tasas de interés perjudica a los deudores y beneficia a los acreedores.

Y beneficiar a los acreedores muy rara vez ayuda a la economía en general, porque los acreedores siempre son realmente el 1%; los deudores son el 99%.

Y si piensas en economías, cuando dices cómo se beneficia una economía, te das cuenta de que, bueno, si la economía tiene un 1% de acreedores y un 99% de deudores, estás lidiando con una bifurcación allí.

Y hay que darse cuenta de que los acreedores suelen ocupar el gobierno y afirman que somos el país. Y el 99% no son muy visibles.

La democracia solo se puede permitir si el voto de la población no tiene ningún efecto sobre el gobierno, eso es solo simbólico. Puedes votar exactamente qué oligarca quieres que gobierne tu país. Desde Roma ese fue el caso, y es el caso hoy.

¿Existe realmente alguna diferencia entre republicanos y demócratas en cuanto a su política? Cuando tienes la misma burocracia del banco central, la misma gota del Departamento de Estado, el mismo complejo militar-industrial, el mismo control de Wall Street, ¿qué significa democracia en una situación como esa?

La única manera de tener lo que pretende la democracia es tener un gobierno lo suficientemente fuerte para controlar los intereses financieros, para controlar el 1%, actuando en nombre del 99%. Y eso es lo que es el socialismo.

BENJAMÍN NORTON :

Muy bien dicho.

Aquí hay otra breve pregunta de patreon.com/multipolarista : las personas pueden convertirse en patrocinadores y ayudar a apoyar el programa allí.

Esta pregunta, profesor Hudson, se trata de la propuesta de un impuesto a las utilidades excesivas como alternativa para tratar de contener la inflación. ¿Qué opina de la propuesta de un impuesto a las ganancias excesivas?

MICHAEL HUDSON :

Bueno, solo la gente pequeña obtiene ganancias. Si eres multimillonario, no quieres obtener ganancias; Básicamente, desea obtener todo su rendimiento en forma de ganancias de capital. Ahí es donde está tu dinero.

Y la forma de evitar obtener ganancias es establecer un banco o acreedor extraterritorial y pagar todas sus ganancias en forma de intereses, que son gastos. Gastas todo lo que solía ser, lo que realmente es, ingresos. Y no muestra ganancias en absoluto.

No creo que Amazon haya obtenido nunca beneficios. Tienes corporaciones enormes, las más grandes, con todas las ganancias de capital, no tienen ganancias. Tesla tiene una presencia gigantesca en el mercado de valores y no genera ganancias.

Entonces, la clave son las ganancias de capital, las ganancias financieras, las ganancias del mercado de valores, las ganancias en los precios de los bienes raíces, los ingresos no derivados del trabajo. Eso es lo que es el almuerzo gratis.

Quiere evitar que los beneficios se paguen en forma de intereses. Por lo tanto, aumentaría enormemente las ganancias si dijera que no se pueden deducir los intereses como gastos comerciales. No es un gasto comercial. Es un gasto parasitario depredador. Así que tendrá que declarar todo esto como ganancia y pagar intereses sobre ello.

Fijar el precio de su producción de un centro bancario extraterritorial extranjero, de modo que no parezca obtener ningún beneficio, como lo hace Apple, fingiendo ganar todo su dinero en Irlanda, ya no puede hacer eso. Vas a tener que pagar una devolución real.

Así que la profesión contable ha hecho que las ganancias estén esencialmente libres de impuestos. Entonces, la pretensión de ganar dinero gravando las ganancias evita hablar de ganancias de capital y todas las ganancias ficticias bajas que simplemente pretenden no ser ganancias, como intereses, depreciación, amortización, ganancias extraterritoriales, tarifas de administración.

Todos estos deben contarse como ganancias y gravarse como tales, diría yo en los niveles de administración de Eisenhower.

BENJAMÍN NORTON :

Y finalmente, la última pregunta aquí, profesor Hudson, alguien preguntó sobre el gobierno de EE. UU. que presiona a los países de África para que no compren trigo ruso. Y EE. UU., por supuesto, afirma que este trigo supuestamente fue robado de Ucrania.

Este artículo, este titular de Newsweek, lo resume bastante bien: “ Estados Unidos advierte a las naciones africanas hambrientas que no compren cereales robados por Rusia ”. De nuevo, ese “robado” es alegado por EE.UU.

Pero en realidad tiene una muy buena columna sobre esto en su sitio web, que nuevamente es michael-hudson.com : “ ¿Estados Unidos/OTAN (con la ayuda del Foro Económico Mundial) están presionando para una hambruna en el Sur Global? 

Sé que esto podría ser un largo punto de discusión; podría ser toda la entrevista. Y sé que tienes que irte pronto. Pero para concluir aquí, me pregunto si podrías comentar.

Las propias Naciones Unidas han advertido que podría haber una hambruna, especialmente en las naciones del Sur Global.

¿Cuál cree que es el papel de estas políticas neoliberales y las sanciones occidentales para alimentar esa crisis potencial?

MICHAEL HUDSON :

Bueno, las familias más ricas del mundo solían ir todos los años, ahora van cada pocos años, a Davos, al Foro Económico Mundial de Davos de Klaus Schwab. Y dicen, el mundo está superpoblado; necesitamos unos 2 mil millones de seres humanos para morir de hambre, preferiblemente en el próximo año o dos.

Entonces es como si las familias ricas se juntaran y dijeran, ¿cómo podemos reducir la población que realmente nosotros, el 1%, no necesitamos?

Y en todas sus políticas, es como si hubieran decidido seguir el Foro Económico Mundial y reducir deliberadamente la población mundial, especialmente en África y América Latina.

Recuerde, estas son personas blancas en el Foro Económico Mundial, y esa es su idea de cómo mantener el equilibrio.

Siempre están hablando de "equilibrio", y el equilibrio va a ser para los países que no pueden darse el lujo de cultivar sus propios alimentos, porque han invertido su dinero en cultivos de plantaciones y algodón para vender a Occidente, en lugar de alimentarse a sí mismos. Tendrás que morirte de hambre para contribuir al "equilibrio" mundial.

BENJAMÍN NORTON :

Y ya que estamos en el tema del Foro Económico Mundial, creo que debería agregar brevemente: hemos hablado un poco sobre esto, pero me siento negligente al no mencionarlo: es interesante ver cómo los derechistas tienen aprovechó el Foro Económico Mundial y comenzó a criticarlo mucho.

Obviamente, vale la pena criticarlo. Es una horrible institución neoliberal que representa a la clase capitalista occidental. Pero incluso hemos visto, ya sabes, Glenn Beck, el derechista, ex presentador de Fox News, publicó un libro sobre el Gran Reinicio y el Foro Económico Mundial.

Me pregunto rápidamente si podría responder a la idea de que el Foro Económico Mundial es como una organización "socialista". Obviamente, es exactamente lo contrario.

Pero, ¿qué les dices a estos conservadores que tienen una crítica derechista del Foro Económico Mundial y piensan que es secretamente socialista, y Biden es socialista?

MICHAEL HUDSON :

Miran a cualquier gobierno o poder gerencial como socialista, sin hacer la distinción entre socialismo y oligarquía.

La cuestión es que el poder del gobierno puede ser de derecha o de izquierda, y decir que cualquier poder del gobierno es socialista es simplemente degradar la palabra.

Sin embargo, como mencioné antes, casi todos los partidos “socialistas” europeos son neoliberales. Tony Blair era el líder de algo que se autodenominaba Partido Laborista Británico. Gordon Brown era el líder del Partido Laborista Británico.

No se puede ser más neoliberal y oligárquico que eso. Y es por eso que Margaret Thatcher dijo que su mayor éxito fue crear a Tony Blair.

Tienes lo mismo en Francia; los “socialistas” franceses están en el ala derecha del espectro. El partido “socialista” griego, en el ala derecha del espectro.

Tienes partidos “socialistas” en todo el mundo que están siendo neoliberalizados.

Entonces, ¿qué significa la palabra socialismo? Quieres ir más allá de las etiquetas hacia la esencia.

Y la pregunta es, ¿en interés de quién se va a postular al gobierno? ¿Se ejecutará para el 1% o el 99%?

Y la derecha quiere decir, bueno, el 1% puede ser socialista, porque se están haciendo cargo del gobierno y ese es el gran gobierno, y nosotros estamos en contra.

Bueno, la derecha se está haciendo cargo del gobierno, pero no es realmente lo que el mundo entendía por socialismo hace un siglo.

BENJAMÍN NORTON :

Sí, muy bien dicho. Siempre me río cuando veo estas críticas derechistas al Foro Económico Mundial. Quiero decir, el Foro Económico Mundial es la encarnación del capitalismo. Es el grupo de la élite capitalista que se reúne para hablar sobre cómo pueden explotar a la clase trabajadora y ayudar a monopolizar la economía global en nombre del capital occidental.

Entonces, dicho esto, todavía hay muchas preguntas, pero sé que tienes que irte, y ya estamos en una hora y media.

Quiero agradecer a todos los que se unieron. Estamos en 1200 espectadores en este momento, por lo que ha sido una muy buena respuesta.

Profesor Hudson, es muy popular. Deberías hacer tu propio canal de YouTube. Tal vez podamos hablar de eso, porque cada vez que te tengo, siempre recibo una respuesta increíble. Y espero que podamos hacer esto de nuevo más en el futuro.

Aparte de las personas que visitan su sitio web, michael-hudson.com , ¿hay algo más que desee mencionar antes de que concluyamos?

MICHAEL HUDSON :

Bueno, el libro que acabo de escribir, " El Destino de la Civilización ", es todo acerca de lo que hemos estado hablando. Se trata de la división del mundo entre el neoliberalismo y el socialismo. Eso acaba de publicarse y está disponible en Amazon. Y tengo dos libros más que saldrán muy pronto.

BENJAMÍN NORTON :

Sí, para las personas interesadas, hice una entrevista con el profesor Hudson aquí en Multipolarista hace unas semanas sobre su nuevo libro, The Destiny of Civilization: Finance Capitalism, Industrial Capitalism or Socialism.

Y, por supuesto, cualquiera que quiera apoyar este espectáculo, puede ir a patreon.com/multipolarista . Y como siempre, este estará disponible como podcast , por si queréis volver a escuchar la entrevista. Sin duda voy a escuchar esta discusión de nuevo. Usted puede encontrar que en cualquier lugar hay podcasts.

Profesor Hudson, siempre es un verdadero placer. Muchas gracias por acompañarme.

MICHAEL HUDSON :

Disfruté la discusión.

BENJAMÍN NORTON :

Y como dije antes al principio, para mí, realmente creo que siempre es un privilegio, porque creo que usted es uno de los más grandes economistas vivos. Así que siempre me siento muy privilegiado de tener la oportunidad de elegir su cerebro sobre todas estas preguntas

 

=================================

* Gracias a Carlos Sánchez Mato, a CTXT, a Michael Hudson y Ben Norton, a THE SAKER., a Federico Aguilera Klink, por su colaboración y su comentario. Gracias a Adam Smith, tan tergiversado por el capitalismo.  En La casa de mi tía con licencia CREATIVE COMMONS

 

 

https://thesaker.is/michael-hudson-interviewed-by-ben-norton-multipolarista/

FEDERICO AGUILERA KLINK
FEDERICO AGUILERA KLINK
CARLOS SÁNCHEZ MATO
CARLOS SÁNCHEZ MATO

 

BEN NORTON
BEN NORTON

 

michael hudson
michael hudson
CTXT
THE SAKER
THE SAKER
CREATIVE COMMONS
CREATIVE COMMONS

 

MANCHETA MAYO 22