Buscar
01:41h. miércoles, 03 de marzo de 2021

La humanidad ha avanzado gracias a gente que ha creído en las utopías

José Esquinas-Alcázar: "Necesitamos una evolución en sentido opuesto o habrá una revolución", entrevista de César Rodríguez Placeres en SAN BORONDÓN

 

FRASE ESQUINAS SAN BORONDÓN

José Esquinas-Alcázar: "Necesitamos una evolución en sentido opuesto o habrá una revolución", entrevista de César Rodríguez Placeres en SAN BORONDÓN

 Entrevista en Radio San Borondón a José Esquinas-Alcázar, miembro de la FAO Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura. 

Su currículum daría para llenar esta noticia: Doctor Ingeniero Agrónomo por la Universidad Politécnica de Madrid, Doctor en Genética por la Universidad de California, funcionario internacional de Naciones Unidas, directivo de la FAO durante 30 años... Más de 120 países en su mochila y toda una vida dedicada a los asuntos de la Madre Tierra. Conversamos con José Esquinas-Alcázar sobre su visión del mundo de hoy, sus problemas y las alternativas posibles.

“La humanidad ha avanzado siempre gracias a que ha habido gente que ha creído en las utopías”

Don José Esquinas trata de fomentar una visión optimista basada en la confianza que tiene sobre la capacidad de los pueblos para determinar su futuro. No en vano, es absolutamente consciente de los problemas mundiales que atraviesa hoy día la humanidad. Lejos del prisma que observa la realidad desde las políticas nacionales, el profesor se centra en la estrategia universal que a su parecer debe marcar la política en todo el planeta.

Entiende las causas José Esquinas que la causa fundamental de la crisis multidimensional que padecemos (climática, social, económica, sanitaria, etc.) es la ruptura de los equilibrios de la naturaleza. El crecimiento ilimitado en la era de la tecnología ha dañado enormemente el medio ambiente. “Las tecnologías son buenas cuando se utilizan para avanzar hacia un mundo mejor, no para el enriquecimiento a corto plazo”, afirma. La especulación financiera, la acumulación ilimitada de riqueza por parte del 1% de la población en detrimento del 99% o la mercantilización de los recursos naturales son algunos de los problemas esenciales que señala como lastres del progreso humano.

El agua cotiza como mercancía en el mercado de valores futuros, el aire limpio empieza a privatizarse en algunos lugares y la hambruna se extiende por causa de un sistema que especula con leal precio de los alimentos en bolsa. “No podemos destruir los recursos naturales para hacer pagar por ellos solo a los que puedan permitirse el lujo de vivir”.

El hambre: una pandemia silenciosa

Mientras el COVID-19 se ha convertido en la principal preocupación del mundo desarrollado, José Esquinas nos recuerda que diariamente mueren de hambre 35.000 personas en este planeta, un 20% de la población pasa hambre y el 40% no tiene acceso al agua potable. “El hambre y la pobreza son el caldo de cultivo de todos los problemas sociales que tenemos hoy”, causa de guerras e inestabilidad en los países menos desarrollados, indica el profesor. Se pregunta quién manda en el mundo cuando unas pocas multinacionales tienen mayor presupuesto anual que todos los países africanos juntos.

El profesor advierte de la extrema necesidad de un golpe de timón en la estrategia global, pues el incumplimiento sistemático de los Derechos Humanos sólo puede llevar al estallido de una revolución. Cita a Federico Mayor Zaragoza cuando decía que “la diferencia entre evolución y revolución es la ‘R’de responsabilidad”, animándonos a ser responsables y aplicar la Declaración Universal de los Derechos Humanos, así como los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU.

¿Por qué los gobiernos progresistas no cumplen en esta materia?

A este respecto, el profesor prefiere apostar por la esperanza. Si bien entiende la crítica en muchos aspectos, insiste en medir los avances en derechos sociales y económicos de estos gobiernos. Muestra su alegría con la entrada en vigor en España de la llamada Tasa Tobin a las transacciones financieras, pero señala también la importancia de que esta política se extienda por otros países parar luchar de forma efectiva contra la especulación.

En este sentido, José Esquinas califica como “imprescindible” un sistema de gobernanza mundial, bajo el principio de “unidad en la diversidad”. Recuerda el origen de la ONU como la unión de “los pueblos del mundo” y no de sus gobiernos, que anteponen los intereses nacionales frente a los de la humanidad, cuando deberían ir de la mano. Un parlamento mundial elegido democráticamente podría, en su opinión, fortalecer la idea primigenia de representar a los pueblos del mundo para enfrentar los grandes desafíos a los que se enfrenta la humanidad hoy.

* En La casa de mi tía por cortesía de SAN BORONDÓN 


http://www.sanborondon.info/index.php/noticias/sociedad/79433-jose-esquinas-alcazar-necesitamos-una-evolucion-en-sentido-opuesto-o-habra-una-revolucion

SAN BORONDÓN

 

 

MANCHETA 9