Buscar
martes, 09 de agosto de 2022 16:11h.

¿Quien es Washington para decirnos si el gasoducto Nord Stream funciona o no?

Oskar Lafontaine: ¿Cuándo tendremos un canciller con coraje para decirle a EEUU, "hasta aquí hemos llegado" - M. Menaya en CANARIAS-SEMANAL

 

f menaya c s

OSKAR LAFONTAINE: ¿CUANDO TENDREMOS UN CANCILLER QUE TENGA EL CORAJE DE DECIRLE A EEUU: "¡HASTA AQUÍ HEMOS LLEGADO!"?

"¿Quien es Washington para decirnos quién es el que determina si el gasoducto Nord Stream se debe poner en funcionamiento o no?

El que un día fuera presidente del Partido socialdemócrata alemán Oskar Lafontaine, está viendo venir el volumen de la tormenta que se aproxima y desea curarse en salud. "Ya no puedo escuchar los lloriqueos de Steinmeier, Scholz y de otros, sobre los perturbaciones sociales que se producirán cuando el precio de la gasolina se triplique" ha dicho.

POR M. MENAYA PARA CANARIAS SEMANAL

       Oskar Lafontaine, político alemán, ex presidente del Partido Socialdemócrata de su país y, posteriormente,  del también reformista Partido de la Izquierda (Die Linke), se pronunció a través de las redes sociales denunciando con dureza las sanciones que han sido aplicadas a Rusia por el actual gobierno alemán, así como las repercusiones ya bien visibles de un empobrecimiento  observable en sectores de la población  germana:

    "Ya no puedo escuchar los lloriqueos de Steinmeier, Scholz y de otros, sobre los  perturbaciones sociales que se producirán cuando el precio de la gasolina se triplique. Si solo puede obtener energía de países como los Estados Unidos, Arabia Saudita o Qatar y Rusia, acusados todos ellos de violar el derecho internacional, entonces tendremos que dar preferencia al proveedor que tenga los precios más baratos en sus productos. En este caso es Rusia. Ahora más que nunca parece claro  que la economía alemana  está estrechamente entrelazada con Rusia en muchísimas otras materias primas, así como en las piezas de repuesto necesarias".

    En su mensaje, Oskar Lafontaine se preguntó cómo es posible que los políticos alemanes y los medios de comunicación de su país se permitan continuar bailando al son que les marca Washington:

    "Parece que hay que recordar una vez más, que  si se cortan los lazos con un país debido a que éste viola los  derechos humanos, entonces no podemos comerciar con  los Estados Unidos, que es directamente responsable de la mayoría de las violaciones de derechos humanos  que se producen en el mundo mundo.

   Resulta vergonzoso contemplar como Biden en una conferencia de prensa con el canciller alemán Scholz en Washington, le dejó bien claro quién es el que determina si el gasoducto Nord Stream 2 del Mar Báltico se pondrá en funcionamiento o no.

    ¿Cuándo dispondremos de un canciller que tenga el coraje de decirle a Washington, que ya se acabó, que no  le  permitiremos que sobrepase la línea roja? ¿De dónde viene esta inclinación alemana a someterse? ¿Cuando dejaremos de contemplar como los periodistas y políticos alemanes  se someten al son que les marca Washington?".

 Para Oskar Lafontaine  la cuestión parece estar clara:

    "Si piensas en los intereses de tu propio pueblo, solo hay una solución: Abrir Nord Stream 2 para evitar lo peor".

   Posteriormente, Lafontaine  realizó una digresión histórica sobre el papel nada glorioso desempeñado por los diferentes gobiernos estadounidenses a lo largo del presente milenio, a los que responsabilizó de la situación actual:

    "Hasta en tiempos de De Gaulle  sabíamos que los estados no tienen amigos, sino intereses. Así como los estadounidenses han estado tratando durante 100 años de evitar la fusión de la tecnología alemana con las materias primas rusas, según Friedman, el gobierno alemán debería  apercibirse de una vez de que las sanciones no perjudican ni a Rusia ni a los Estados Unidos, sino  fundamentalmente a Alemania y Europa.

 
     El gobierno alemán y los medios de comunicación alemanes ya no pueden negar lo que el renombrado economista estadounidense Jeffrey Sachs escribió recientemente en sus libros:

     "La guerra en Ucrania es la culminación de un proyecto de 30 años del movimiento neo conservador estadounidense. La administración Biden está compuesta por los mismos neoconservadores que defendieron las guerras de Estados Unidos en Serbia (1999), Afganistán (2001), Irak (2003), Siria (2011) y Libia (2011), y que provocaron la invasión rusa de Ucrania en primer lugar".

     Finalmente, Lafontaine hizo un llamamiento urgente a los responsables políticos en Berlín:

    "Si has cometido un gran error, tienes que tener el coraje de corregirlo. Ningún gobierno federal tiene derecho a empobrecer a millones de alemanes y  arruinar la economía  su país ".

  Estas atrevidas declaraciones del destacado líder de los reformistas socialdemócratas alemanes, impensables hasta hace un año, se producen coincidiendo con la depreciación este mismo martes del euro, que ha llegado a  alcanzar  1,03 dolar por euro, un valor mínimo desconocido desde noviembre del año 2002.

    Oskar Lafontaine con sus airadas manifestaciones anti USA, no ha hecho otra cosa que reflejar  a través de ellas, la inquietud de los sectores  empresariales y de la Banca germana, ante la envergadura de la crisis que a ritmo inusitadamente veloz parece estarse aproximando.

* Gracias a M. Menaya y a CANARIAS-SEMANAL. En La casa de mi tía, con autorización

CANARIAS SEMANAL

 https://canarias-semanal.org/art/32967/oskar-lafontaine-cuando-tendremos-un-canciller-que-tenga-el-coraje-de-decirle-a-eeuu-hasta-aqui-hemos-llegado

MANCHETA MAYO 22