Buscar
15:16h. sábado, 24 de octubre de 2020

17 octubre Día Internacional por la Erradicación de la Pobreza - Ilegalización de la pobreza y Renta Básica - por Francisco Morote (2014)

 

 

ilegalización pobreza morote

 

Nota de Chema Tante: Como es evidente, el problema que denunciaba Francisco Morote en 2014 sigue, de manera lacerante, ahí. Y, por tanto, la vigencia de lo escrito entonces sigue dolorosamente igual. Por eso, estos dos artículos de hace seis años, que ya La casa de mi tía republicó en 2018 merecen, no a gusto, ser recuperados otra vez. Fuerte desgracia.

Ilegalización de la pobreza y Renta Básica - por Francisco Morote (2014), presidente honorario de Attac Canarias *

En el mundo hay 3. 000 millones de pobres, el 43 por ciento de la población total, de los cuales 1.200 millones, según el presidente del Banco Mundial Jim Yong Kim, viven en condiciones de pobreza extrema.

En 2015 se cumplirá el ciclo de 15 años que la Organización de las Naciones Unidas (ONU), estableció en el año 2000 para alcanzar los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM). Entre esos objetivos figura reducir la pobreza extrema en un 50 % con respecto a la cifra de las personas que vivían en esa situación en 1990.

Por consiguiente, aunque se alcanzase ese objetivo prioritario, en 2015 difícilmente habrá menos de 1.000 millones de personas en situación de pobreza extrema y cerca de 2.000 millones seguirán viviendo en la pobreza.

Y las perspectivas no son muy halagüeñas. Citando de nuevo al presidente del Banco Mundial Jim Yong Kim calcula que para el año 2030 podría haberse erradicado la pobreza extrema, lo que nos dejaría aún con un panorama de miles de millones de pobres a secas a esas alturas del siglo XXI.

FERNANDO SAVATERReflexionando sobre la pobreza el filósofo Fernando Savater en octubre de 2009 durante un acto organizado por la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo en colaboración con la Organización Mundial de la Salud en Ginebra, decía: "La única raza excluida es la de los pobres, la enfermedad más grave, la que más muertes causa es la miseria. La miseria entendida como la falta de acceso a los demás y a la ayuda que colectivamente se puede prestar" y añadía, "Lo que hay que reclamar es que la pobreza sea declarada ilegal, como lo es la esclavitud, y la aceptamos como normal durante siglos".

Los pobres no sólo tienen que soportar la negación de una o varias de las necesidades básicas para la vida, como alimento, agua potable, vivienda, sanidad y atención a la salud,ADELA CORTINAno sólo tienen que aceptar una esperanza de vida menor para ellos y para sus hijos, (diariamente mueren 4.000 niños, pobres por supuesto, por no tener acceso a agua de buena calidad), sino que, además, allá donde viven y allá donde migran deben sufrir el azote de lo que la también filósofa Adela Cortina denominó aporofobia (del griego á-poros -pobre- y φόβος ,- fobia, miedo-),   un prejuicio, que en ciertos casos llega a ser una enfermedad mental, hecho de una mezcla irracional de miedo o pánico y rechazo o hasta odio.

Constatando la crudeza inhumana de esas realidades, ¿cuánto tiempo más toleraremos la existencia de la pobreza en la historia humana?

"Yo espero -decía, también, Savater en 2009-, que el mundo evolucione lo suficiente para que en unos cien años la miseria sea perseguida legalmente, que sea algo inaceptable para la sociedad".

rebélate contra la pobrezaPues bien, afortunadamente no van a pasar cien años sin que alguien plantee, de manera formal, la idea de declarar ilegal la pobreza. El pasado 14 de marzo, la Cátedra del Agua de la Universidad Nacional de Rosario (Argentina), con su Director Aníbal Faccendini, junto con Osvaldo Bayer, historiador, escritor y periodista y Riccardo Petrella, polítólogo y economista, padrino e impulsor respectivamente de la iniciativa, acordaron lanzar una campaña para toda América Latina para que la Organización de las Naciones Unidas (ONU) "Declare ilegal la pobreza" (DIP).

 

facendini bayer petrella

"La pobreza -sostiene Faccendini-, no es normal, no es natural. No forma parte intrínsecamente del ambiente. No existe la pobreza en el mundo de los animales no racionales. Es una creación exclusivamente inductiva del hombre. Es una construcción social, por consecuencia, es una creación humana".

En fin, la batalla por la ilegalización de la pobreza ha empezado y lo ha hecho en América Latina, todo un símbolo porque allí donde más desigualdades sociales han dejado los diversos sistemas históricos de producción, incluido el capitalista, es donde también está teniendo lugar hoy la lucha posiblemente más consecuente contra la pobreza, a cargo de los movimientos sociales populares y los gobiernos que los encarnan.

Con todo las dificultades para erradicar la pobreza en el mundo serán casi insuperables. Baste con tener en cuenta los exiguos resultados alcanzados por la iniciativa de la ONU de los Objetivos de Desarrollo del Milenio. No, bajo la divisa capitalista de un mundo convertido en mercancía, la victoria sobre la pobreza no es una prioridad. Ni siquiera lo es ya disponer de fuerza de trabajo, casi la única salida en el sistema para alejarse de la pobreza. Hoy, hasta en el mundo desarrollado tener trabajo no es garantía para salir de pobre. "El virus de julio boltvinikla automatización, de la robotización imparable -ha dicho el académico y político Julio Boltvinik-, destruye el trabajo humano vivo", por lo que la solución lógica para evadirse de la pobreza capitalista, que aún ilegalizada podría prolongarse indefinidamente, la apunta Boltvinik recomendando: "Luchemos por separar el ingreso del trabajo, por convertir en derecho universal el acceso a un nivel de ingreso que nos permita a todos una vida digna, desde la cuna hasta el sepulcro. Luchemos por el Ingreso Ciudadano Universal, Suficiente e Incondicional, que pueda ser la semilla de la sociedad poscapitalista".

Asociar la ilegalización de la pobreza y el Ingreso Ciudadano o Renta Básica Universal, como mecanismos de redistribución de la riqueza encaminados a la eliminación de la pobreza, serán, a partir de ahora, objetivos irrenunciables para los que creemos que otro mundo mejor y más justo es realmente posible.

 

La Onu debe declarar ilegal la pobreza

En septiembre del año 2000, en la llamada Cumbre del Milenio en la Asamblea General de las Naciones Unidas, los 189 jefes de Estado y de gobierno presentes, suscribieron una Declaración, conocida como Declaración del Milenio, que recogía ocho objetivos, los Objetivos de Desarrollo del Milenio ( ODM ), el primero de los cuales proponía erradicar la pobreza extrema y el hambre en el mundo y establecía la fecha de 2015 para reducir a la mitad, con respecto a 1990, el número de personas que sufrían esa inadmisible situación.

declaración del milenio

Han transcurrido catorce años desde entonces y si bien se han logrado progresos indudables el hecho cierto es que para 2015, la fecha tope para la consecución de los ODM, el panorama de la pobreza extrema, de la pobreza ” moderada ” y el hambre en el mundo continúa siendo desolador.

A día de hoy 1000 millones de personas, casi la séptima parte de la población mundial, vive en situación de pobreza extrema ( 1.25 dólares diarios ) y 2.500 millones más en estado de pobreza ” moderada” ( menos de 2 dólares diarios).

Jim Yong Kim, presidente del Banco Mundial, cree posible acabar con la pobreza extrema hacia 2030, aunque reconoce que para acabar con ella desde ahora ” se necesitaría que un millón de personas dejara de ser pobre cada semana durante 16 años”.

thomas pikettyEn fin, la perspectiva de que la pobreza deje de ser el principal problema social de la humanidad en el siglo XXI no está nada clara. Y menos si, como los estudios más recientes de economistas como Thomas Piketty (“El capital en el siglo XXI”) y otros ponen de relieve, el sistema económico capitalista imperante en el mundo genera y generará una desigualdad progresiva, entre una exigua minoría, que concentrará la riqueza, y una creciente mayoría que, inexorablemente, engrosará las filas de los empobrecidos.

Ante ese panorama la única salida decente, de cara a la revisión que en 2015 deberá hacer la Organización de las Naciones Unidas ( ONU ) de la consecución de los ODM es que, por lo que se refiere al objetivo número uno, la erradicación de la pobreza extrema y el hambre, la ONU declare ilegal la pobreza. Sólo una medida así, impulsada por la máxima representación de la comunidad internacional, tendrá la legitimidad y el valor suficiente para poner en la agenda mundial la erradicación de la pobreza como el objetivo social prioritario a conseguir por el conjunto de las instituciones internacionales, los Estados y los gobiernos de todo el mundo.

La ONU tiene el deber moral imperativo de adoptar, como muy tarde en 2015, cuando se haga el balance de los logros de la Declaración del Milenio, la decisión de declarar ilegal la pobreza, porque solo así las instituciones económicas internacionales y los Estados y gobiernos del mundo estarán obligados y comprometidos a poner como primer e ineludible objetivo de sus políticas económicas y sociales la erradicación de la pobreza.

No valdrá entonces el artificio del crecimiento económico ilimitado, incompatible a medio y largo plazo con el equilibrio ecológico del planeta, como vía para asegurar el fin de la pobreza, sino que se planteará, sin enmascaramientos ideológicos interesados, la cuestión de la redistribución de la riqueza tan inconcebiblemente concentrada en un minoritario polo social – 85 personas tienen tanta riqueza como 3. 500 millones de seres -, que la inmensa mayoría de la sociedad está condenada a pasar innecesarias privaciones, inadmisibles desde el punto de vista ético y legal.

En su día, en el siglo XIX, fue ilegalizada la esclavitud. En su día, en el siglo XX, tuvo lugar el reconocimiento de la igualdad de derechos de la mitad femenina de la humanidad. Al llegar el siglo XXI no basta ya con denunciar la inhumanidad de los prejuicios contra los pobres y la misma aporofobia, la meta social y moral inaplazable es la erradicación de la pobreza, y la obligación de la ONU es despejar el camino declarando su ilegalidad.

Las Palmas de Gran Canaria, mayo 2014

* La casa de mi tía agradece la gentileza de Francisco Morote

francisco morote attac

 

MANCHETA 21