Buscar
03:14h. jueves, 24 de junio de 2021

en unos momentos especialmente duros para tantas familias canarias que actualmente viven sin casa,

Corrupción en la administración canaria - por Eloy Cuadra, Derechos y Acción Social DAS

 

frase eloy

 

Corrupción en la administración canaria - por Eloy Cuadra, Derechos y Acción Social DAS

Acabamos la semana como la empezamos, con un asunto de vivienda, otro escándalo mayúsculo en Visocan, la empresa pública de viviendas del Gobierno de Canarias. Pues según información aparecida ayer en un digital muy leído de Canarias, al parecer desde inicios de esta legislatura en 2019, el Consejero Delegado de Visocan, siendo como es el cargo más destacado de la empresa pública que tiene que procurar vivienda social para Canarias en unos momentos de auténtica emergencia habitacional, tiene a la vez un peso importante en tres empresas privadas del sector inmobiliario y de la construcción que en la actualidad están vendiendo viviendas en distintos municipios de Tenerife. De ser cierto lo que afirma este digital estaríamos asistiendo a un claro conflicto de intereses con una más que evidente incompatibilidad para el cargo de Consejero Delegado de una empresa pública, debiendo el Consejero Delegado o bien renunciar al cargo público o bien renunciar a cualquier vinculación con las empresas privadas, de lo contrario estaría en una situación de privilegio que podría usar indistintamente en detrimento del sector privado ajeno a sus empresas o en detrimento de la empresa pública a la que se debe. Creo que no hace falta explicar mucho más la gravedad del asunto, trabajar a la vez en el mismo sector de la economía en lo público y en lo privado es algo impensable en cualquier democracia que se precie de serlo, aún más grave si se trata de un cargo directivo. Pero lo que más nos tiene que preocupar no es lo que haga bien o mal este señor, es el hecho de que lleve 2 años casi en el cargo y nadie en el gobierno haya dicho nada, y aún con el asunto ya en los medios sigan sin decir nada, nos da una idea del nivel de corrupción tan grande que tenemos en nuestras administraciones por estas latitudes canarias, tanto es así que estoy temiendo que pronto ya dejemos de denunciar estas cosas, porque nos hayan hecho callar por medios nada democráticos. Pase lo que pase, aquí les dejamos la información, apelando al compromiso y a la responsabilidad de la gente valiente que aún queda entre la ciudadanía, la prensa y los diferentes actores sociales y políticos, para que esta gravísima irregularidad aparecida en la empresa pública Visocan, en unos momentos especialmente duros para tantas familias canarias que actualmente viven sin casa, no continúe siendo tapada o silenciada.

*  La casa de mi tía agradece la gentileza de Eloy Cuadra

ELOY CUADRA

das

 

mancheta 34