Buscar
09:30h. domingo, 23 de enero de 2022

Discursos del Rey Felipe y del Gobierno con temas y ausencias. No todos los Reyes de Oriente traen regalos ni son Magos - por Emilio Díaz Miranda

 

FRASE EMILIO

Discursos del Rey Felipe y del Gobierno con temas y ausencias. No todos los Reyes de Oriente traen regalos ni son Magos - por Emilio Díaz Miranda *

Hemos podido, en las fehas del cambio de año, escuchar y leer discursos del rey Felipe VI en que se abordan temas de singular importancia. Tanto en el Discurso tradicional de Navidad como en el de la celebración de la Pascua Militar. En ellos se bordan y abordan temas muy importantes para el clima político actual y también cuestiones del pasado, así como reflexiones sobre el futuro. En ellos han habido necesariamente ausencias no tanto por la amplia diversidad de los temas a tratar como de su complejidad que dificilmente puede abordar críticamente el monarca. Y al parecer también para el Gobierno.

Felipe VI discurso de Navidad

Felipe VI durante el Discurso de Navidad, al fondo el pagano arbol navideño y una estatuilla del Nacimiento

Loa discursos han tenido lugar en medio de un clima de crispación política e ideológica—tanto dentro como fuera del Congreso de los Diputados— y ante la ausencia de entendimiento entre los principales partidos habría que tomar el discurso de Navidad de Felipe VI en que recomienda el entendimiento y la colaboración como “ actitudes necesarias que dignifican las instituciones, más aún, las fortalecen  porque generan la confianza de los ciudadanos“.  Asímismo dijo: “Las diferencias de opinión no deben impedir consensos que garanticen una mayor estabilidad, mayor bienestar en los hogares y den la necesaria tranquilidad a las familias ante su futuro“.

El PAÍS comenta que “el discurso ha servido para ponerles de acuerdo. Tanto Populares como Socialistas defendieron (vía Twitter en su mayoría) la alocución navideña del rey por entender, los primeros, que ponía en valor los principios constitucionales y, los segundos, por el buen diagnóstico de los problemas a los que se enfrenta en estos momentos la sociedad española y la manera de afrontarlos, que en Ciudadanos calificaron de “optimista”.“ 

En cambio, siempre según EL PAÍS, las formaciones políticas a la izquierda del PSOE y los nacionalistas han afeado al jefe del Estado que no hiciera una referencia explícita a la situación del rey emérito, que vuelve a pasar las fiestas fuera de España, tras dejar el país en agosto de 2020 asediado por las noticias sobre presuntas irregularidades vinculadas a su fortuna en el extranjero.

El rey Felipe VI,  en Navidad, había apelado a la “responsabilidad individual y colectiva” para hacer frente a la Pandemia Covid llamando al “entendimiento y la colaboración” en las instituciones. Pero si las formaciones políticas del PSOE y del PP parecían de acuerdo sobre la letra del discurso navideño no parece que aparte de “buenas palabras“ se hayan visto cambios en la practica política. El PP y VOX han arreciado en su radicalismo opositor y en el desmadre en el palabrerío parlamentario, mientras que CIUDADANOS arrinconado por sus compañeros de antaño de Plaza Colón trata de recuperarse y amoldar su discurso para así alcanzar pasadas cotas electorales. EL PAÌS se equivocó, los discursos no han servido para el acuerdo.

El PP con Pablo Casado destacó la defensa de la Constitución hecha por el Monarca e insistió en que la fortaleza de las instituciones “es clave para los retos de futuro de España”. Por el PSOE, su presidenta Cristina Narbona, valoró el discurso por creer acertado “tanto el diagnóstico de los problemas como la forma de reaccionar a los mismos”. Dado que el discurso de don Felipe no se refería a puntos concretos o soluciones prácticas, cosas que no le correspondían, no se pueden recoger cosas concretas sino interpretar sus generalidades y su espíritu. Cosa que unos hacen tirando a la derecha y otros apuntandoselo a la marcha lenta del Gobierno, esperando que de lenta no se convierta en marcha fúnebre como quieren Vox y ciertos medios desinformativos privados.

Pablo Echenique, portavoz parlamentario de Unidas Podemos, comentó el hecho de que el Monarca eligiese “una habitación pequeña, para añadir irónicamente que “el elefante en ella es gigante”, alusión a la cacería africana de don Juan Carlos y lamentó la ausencia “de autocrítica” y de referencias al rey emérito sin especial mérito mencionado, quien desde su salida de España vive en Oriente en Abu Dabi. “Felipe VI habla sobre todos los temas, excepto uno: la Monarquía”, dice Echenique en un tuit. Aquí se equivoca Echenique puesto que faltaron temas como las relaciones con países de habla española  y los problemas del Oriente Médio, especialmente Palestina, Iran, Saudi Arabia, Yemen y el abandono de Afganistán. Los reyes y jefes de esos países nada tienen que ver con los Reyes Magos.

Pedirle peras al olmo es tan inútil como insistir en estos momentos en la lejana alternativa Monarquía o República, así también el subrayar la propia agenda política pretendiendola estatal. Otro tanto  ocurre con Aitor Esteban, portavoz del PNV en el Congreso, cuando dice que para tener “credibilidad” cuando habla de “integridad pública y moral”, el Rey tendría que decir que la inviolabilidad de la Corona “puede ser modificada en la Constitución”. También el conservador vasco acentuó que el discurso era muy similar a los de años anteriores y que pasa “de puntillas” por el asunto de la “responsabilidad institucional”, que es, según el PNV, el problema que más aqueja a la institución real por las circunstancias del rey emérito y la investigación que sobre la gestión de sus cuentas realizan los tribunales españoles.

Es muy discutible si esos delicados temas son los más adecuados en la intervención del rey. No de puntillas, sino sentada sobre ardientes ascuas estaría toda mención de los mismos.

(El rey: A nivel internacional subrayó la importancia de la cuestión europea, pero nada dijo  en Navidad sobre el conflicto bélico en Oriente Medio y especialmente en Afganistán. Y brilla por su ausencia la tensión Ucrania, Polonia y la Rusia de Putin. Del rey emérito era lógico que no hablase por afectarle afectiva y personalmente, así como por interés familiar y dinástico no parecía conveniente que lo volviera a tratar.)

El rey habló de la necesidad de saber de dónde venimos, de valorar el trabajo y sacrificio de millones de españoles, de tener un sentido de la historia y pidió una visión de futuro.

Si comparamos los cuarenta años democráticos con los dictatoriales podemos estar de acuerdo con el rey en que se ha avanzado muchísimo. Discutible sería que a la hora de “saber de dónde venimos“ estemos de acuerdo, ya que hay sectores de la derecha política que niegan la necesidad de la Ley de la Memoria histórica y que alaban los años del Dictador Franco que es de donde, nos guste o no, también venimos.

La Guerra Civil se libró para devolver el poder político a las aristocracias de la monarquía y de las finanzas y consecuentemente para anular las reformas educativas y sociales de la Segunda República y para eliminar cualquier cuestionamiento del orden jerarquico antes establecido. Los rebeldes fascistas y monarquicos  lucharon a favor de los terratenientes, industriales, banqueros, clérigos y oficiales del Ejército, cuyos intereses se habían visto amenazados. Esto es sin duda consensuable a nivel europeo, y ningun partido español se atrevería a presentar el franquismo como modelo político a imitar o añorable en ningún sentido.

Destacable es que el discurso del Rey se situa temporalmente dentro de la vigencia de la actual Constitución. No en el tiempo anterior. Por eso no debería prestarse a mayores controversias ni polémicas.

Y sin embargo, Lilith Vestrynge dice que “cada vez está más claro que el futuro no es lugar para una Monarquía”. Para la secretaria de Organización de Podemos el mensaje del Rey ha sido “una muestra de los nuevos consensos democráticos” y “un reconocimiento del avance de los valores republicanos”. En el mismo sentido, la coportavoz estatal de Podemos, Isa Serra, señaló que el Rey no mencionó en su mensaje navideño al rey emérito y sus “graves escándalos de corrupción” pese a haber apuntado a la necesidad de la “integridad moral y pública” de las instituciones. Aquí se repite lo de pedirle peras al olmo.

rey emérito rie con reyes de oriente

El rey emérito rie con reyes del oriente medio

Yo destacaría las partes del Discurso que señalan que es de interés general “asumir cada uno las obligaciones que tenemos encomendadas, respetar y cumplir las leyes y ser ejemplo de integridad pública y moral.“ Es decir, la Corona se implica en tales obligaciones. En momentos de quebrantada solidaridad política frente a la Pandemia y a problemas internacionales recomienda: “Para todo ello. El entendimiento y la colaboración son actitudes necesarias que dignifican las instituciones, más aún, las fortalecen  porque generan la confianza de los ciudadanos.“ Y añade :“Las diferencias de opinión no deben impedir consensos que garanticen una mayor estabilidad, mayor bienestar en los hogares y den la necesaria traquilidad a las familias ante su futuro“-

Si los partidos de la Oposición de Derechas hubieran hecho en el pasado cercano lo que el Rey recomendó, otro gallo nos cantaría: Sentido de la historia, grandes acuerdos, generosidad, responsabilidad y visión de futuro.

Importante es la comparación de tipo arquitectónico cuando habla de que “La Constitución ha sido y es la viga maestra que ha favorecido nuestro progreso, la que ha sostenido nuestra convivencia democrática frente a las crisis graves de distinta naturaleza. Y merece por ello, respeto, reconocimiento y lealtad.“ Yo no hubiera empleado la palabra “viga“, sino la palabra “marco“ dentro del cual se pueden cambiar cosas. Mientras que a una viga es peligroso moverla ya que puede caer parte del edificio, un marco se puede modificar sin tales peligros. Ya en el pasado el PSOE y el PP cambiaron parte de la Constitución para asimilarla a la Unión Europea en la parte económica y financiera. Por eso, prefiero el marco para colocar las normas de nuestra conducta política antes que la viga sobre nuestras cabezas, que algún día habrá que mover, con peligro de rupturas.

Letiza impacta la Pascua militar y pierde un broche

Los Reyes presidieron en el Palacio Real la tradicional celebración de la Pascua Militar, una ceremonia profundamente enraizada en la vida castrense española, especialmente en los años de 1939 en adelante.

El españolísimo “informativo“ El Español encabeza el Acto de celebración de Pascua militar con lo siguiente: “Letizia impacta en la Pascua Militar: vestido de estreno, pendiente inesperado y un percance con su broche“. La reina, nos informa EL MUNDO: Ha escogido un estilismo sobrio pero elegantísimo, protagonizado por un vestido largo en azul marino, el color que más veces ha lucido en esta ceremonia. En la parte superior de la pieza destacan los tres botones que confieren un estilo camisero muy favorecedor, así como un moderado escote en pico y la manga larga, propia de estas fechas de invierno; la falda con vuelo se remata con un gran lazo a la altura de la cintura que potencia la silueta de reloj de arena que tanto le gusta a la consorte.

 

El rey recoge el broche

El Rey se inclina y  recoge el broche

 

La anécdota de aquella mañana tuvo lugar con una joya de protagonista: el broche. Durante el desfile militar, cuando Letizia se colocaba bien el chaquetón, se le cayó la joya, ella no se ha dio cuenta, pero el Rey se percató y lo recogó del suelo.

El periodico El Español comenta: “Si nadie se llega a dar cuenta, hubiera sido una gran pérdida, ya que se trata de una de las joyas más importantes de la colección de la Casa Real. Se trata de un broche con perla grande gris pálido rodeada de brillantes y del cual cuelga una perla en forma de pera. La primera vez que lo llevó Letizia fue en este mismo acto en 2019.“

Revistas del “corazón“ y del “melón“ para los verduleros han destacado poco del contenido de los discursos y más los vestidos de la reina consorte. Y sobre su peinado

hemos podido leer: “En cuanto a su peinado, la reina Letizia de España, mamá de la princesa Leonor y la infanta Sofía, recogió su pelo en un chongo elaborado con trenzas, un poco suelto, para que caiga con suavidad. Su maquillaje también fue discreto con sombras ahumadas que resaltaron el color verde de sus ojos.“  Bueno, sin duda, algo importante, pero para un ignorante como yo, especialmente en lo referente a modas, eso pasa desapercibido.

La reina de traje azul largo

La reina con traje azul entre Sánchez y la ministra de Defensa Margarita Robles

El pasado octubre se cumplieron 10 años en que ETA terminó su lucha armada y terrorista y el Rey en su nuevo discurso rrecordó este 2022  a las víctimas de la banda terrorista. Fue durante la celebración de la Pascua Militar, y después de que la ministra de Defensa, Margarita Robles, también tuviera palabras de homenaje a los que sufrieron la sinrazón del terrorismo. La pandemia, los desastres naturales y la evacuación de Afganistán fueron otros de los asuntos que marcaron la cita, celebrada en el Palacio Real y de la que se cumplieron 240 años tras su instauración por parte de Carlos III.

Sin duda que la pérdida de un ser querido es dolorosa tanto siendo de izquierda como de derechas.

Robles enmascarada Ministra

Robles enmascarada Ministra de Defensa

Margarita Robles dijo que la sociedad tendrá siempre "una impagable deuda de gratitud" con las víctimas de ETA. Estas palabras no están bien calibradas porque las victima de ETA como las victimas de los atentados terroristas islamistas merecen consideración, respeto y condolencia, pero gratitud se debe al que ha hecho activamente algo, al que ha interpuesto su cuerpo para evitar el daño a otros, pero no al que es victima por el mero hecho de serlo.

Y junto a las recomendaciones hubieran estado muy bien unas palabras dirigidas a aquellos sectores que han tenido y tienen dificultades para incorporarse plenamente a la escena democrática enmarcada en la Constitución. Especialmente a sectores vascos y catalanes que están en el arco parlamentario y en el juego democrático electoral. Eso ayudaría al proceso necesario y pendiente de la Reconciliación Nacional porque si bien se puede discutir sobre yugos y flechas del franquismo todavía visibles en calles y monumentos del país, todavía hay dificultades para la recuperación de los cadáveres de republicanos asesinados y sepultados en fosas  en descampados o en lugares perdidos u ocultos a la Memoria histórica.

Paris : En el año 2015 de la Memoria democrática

Hace solamente unos 7 años en el París de la República francés, Don Felipe y Doña Letizia inauguraron durante su visita a Francia en el 2015 un jardín en honor de «La Nueve», la compañía de soldados republicanos españoles, que entró en la capital gala cuando todavía estaba bajo dominio del nazismo alemán.

El periódista Manuel P. Villatoro, escribía en el ABC, nada sospechoso de republicanismo, el  dia  18.06.2015 : “ Fue el 24 de agosto de 1944. Ese fue el día en que varios blindados con nombres tan castizos como «España cañí», «Guadalajara» o «Don Quijote» pisaron la ciudad de Paris. Una región que, por entonces, todavía estaba bajo poder nazi. Aquellos vehículos pertenecían a «la Nueve», la 9ª compañía encuadrada en la 2ª División Blindada de la Francia Libre (más conocida como la «División Leclerc») que, aquella jornada, fue la encargada de liberar la ciudad gala. En su interior se agolpaban soldados españoles de regiones tan variopintas como Zaragoza, Madrid o Cataluña, unos combatientes que –a su vez- habían luchado contra Franco en la Guerra Civil y habían salido de España como refugiados para integrarse en las fuerzas armadas francesas.   Los héroes de «la Nueve» (el nombre que recibía esta unidad entre la soldadesca gala por estar formada casi en su totalidad por españoles) han vuelto a ganarse un hueco en la actualidad gracias a que, el pasado miércoles, Don Felipe y Doña Letizia inauguraron en el ayuntamiento de París un pequeño jardín que recuerda su hazaña. El lugar -aislado del ruido del tráfico y del ajetreo de la capital- es conocido a partir de entonces como «Jardin des combattants de la Nueve». Todo un homenaje a estos soldados que, por órdenes expresas de Leclerc, llegaron hasta la sede de la alcaldía parisina. “ Es decir, los primeros soladados libertadores dela República francesa eran los arriesgados republicanos españoles (socialistas, comunistas y anarquistas).

Republicanos españoles liberan París

Las tropas de republicanos españoles aclamadas a su entrada en Paris

Los Reyes Magos traen regalos, pero muchos hemos sido los que nos hemos dado cuenta que en esos días de fiesta el verdadero regalo eran los padres, nuestros padres y madres.Los padres y los abuelos, o sea aquellos que nos transmitieron amor y no ayudaron a crecer. Y ya que no siempre los Reyes de Oriente nos traen regalos, estaría bien que, despues de tantos años, muchas familias pudieran recuperar a padres, abuelos y familiares. Recuperarlos no con vida, cosa imposible, sino en el lugar que les corresponde en la historia de España y en el respeto de las familias. No se puede seguir teniendo un discurso oficial en que a aquellos que defendieron la dignidad y la democracia española en el siglo pasado sigan apareciendo como los criminales y burladores de la Constitución. Y no es cuestión de creer en la Magia ni de esperar regalos de Oriente, ni de pedir peras al olmo, sino de fortalecer la Democracia española reivindicando la presencia de aquellos que dentro de España y en Europa combatieron durante la Segunda Guerra Mundial a la bestia nazifascista y ayudaron a la democracia europea de la que somos parte. Esa presencia que es históricamente real, pese a su ausencia en los discursos.

 

* La casa de mi tía agradece la gentileza de Emilio Díaz Miranda

emilio díaz miranda

mancheta 40