Buscar
09:28h. Sábado, 20 de julio de 2019

Esporles de Mallorca, con cultura y sin derechas - por Domingo Sanz

Esporles de Mallorca, con cultura y sin derechas - por Domingo Sanz, licenciado en Políticas *

Resultado de imagen de esporles mallorcaEsporles es un pueblo de 5.000 habitantes. Dista de Palma once kilómetros por el camino más corto hacia la Serra de Tramuntana. En el pasado había pequeñas fábricas textiles y hoy es más dormitorio que otra cosa, aunque está lleno de ocasiones para disfrutar de día. Dan fe de ello, entre otros, los muchos cicloturistas que se paran en los bares de la calle principal antes de encarar las cuestas camino de Valldemossa, o de los famosos bancales de Banyalbufar, según elijan derecha o izquierda al llegar a un cruce donde el horizonte se viste de azul marino.

Estos días nos hemos encontrado a Esporles en la prensa por dos motivos que, aparentemente, nada tienen que ver, pero el “efecto mariposa” existir, existe, como dicen los de las meigas.

Por una parte, los días 4 y 5 de mayo Esporles ha celebrado la cuarta edición de su Festival Internacional del Cuento, Contesporles, con más de setenta actividades: cuentacuentos, teatro, talleres, excursiones bien guiadas, etc… Cientos de personas se acercaron a Esporles desde otros pueblos de Mallorca para disfrutar de una feria distinta a todas las demás, pues la gastronomía y la artesanía, que predominan en la oferta de estos eventos de fin de semana en cualquier pueblo, dejan paso a stands de librerías y editoriales, o a grupos de personas asistiendo a una actividad cultural al aire libre.

festival conte

Pero también acaba de proporcionar Esporles otra sorpresa que ha tenido eco en los medios: es el único municipio de Mallorca, y probablemente de los pocos de España con cinco mil habitantes o más, en el que no concurre ninguna candidatura de derechas para disputar las concejalías el 26 de mayo. Ni el PP, que gobernó entre 1996 y 2005, ni C’s, ni Vox, ni siquiera el PI, regionalista mallorquín de derechas, ni “independientes”, han conseguido convencer a nadie para liderar una lista que después pudieran rellenar con “paracas”. Y no es que la derecha no tenga votantes en Esporles: un 29,5% en las municipales de 2015 y un 28% del PP + C’s en las generales del 28 de abril. Tampoco la corrupción ha afectado a la confianza en los líderes locales de la derecha, pues no se ha descubierto ninguna irregularidad. En definitiva, solo compiten el PSOE y MES, estos últimos nacionalistas de izquierdas.

Resultado de imagen de esporles MAPA

Regresando a los lepidópteros y sus alas, probablemente resulte excesivo pensar que el pesimismo que se ha instalado entre los políticos municipales de derechas tenga relación con la explosión de activismo social que no protagonizan, pero si contemplan, pues ni en Esporles lo del Festival de Cuentos es la única actividad cultural que se organiza, ni en la España más españolista la derecha está pletórica de un entusiasmo que nazca de algo distinto a castigar al independentismo catalán.

Quizás proceda más buscar explicaciones en la respuesta a preguntas como esta: ¿habría tanta confusión y desmoralización en la derecha si existiera algún partido de esa tendencia, pero declaradamente antifranquista, como en Euzkadi o Catalunya?

En Mallorca, el Valle de los Caídos pilla lejos, pero, al igual que algunos de los más de ocho mil pueblos convocados a las urnas el 26 de mayo, Esporles también ha podido rendir, por fin, homenaje a los vecinos que fueron asesinados a sangre fría por las bandas de falangistas, una vez recuperados sus restos de fosas y cunetas. Y otra entidad de Esporles, el Ateneo, organizó recientemente una de esas consultas populares con urnas para quien deseara opinar en secreto si prefiere república o monarquía.

Es probable que, más de diez años y una macro crisis económica mundial después, la misma Ley de Memoria Histórica que Rajoy se jactaba de haber incumplido no dedicando ni un solo euro en cuatro años, esté sirviendo para derrotar el instinto criminal contra su propio pueblo que lleva dentro cualquier derecha españolista que se precie.

 

 

* La casa de mi tía agradece la gentileza de Domingo Sanz

DOMINGO SANZ RESEÑA

mancheta 10