Buscar
01:57h. domingo, 12 de julio de 2020

Los gobiernos nos siguen traicionando y siguen favoreciendo a los empresarios, que son los que mandan - por Federico Aguilera Klink

 

FRASE AGUILERA KLINK

Los gobiernos nos siguen traicionando y siguen favoreciendo a los empresarios, que son los que mandan - por Federico Aguilera Klink *

Me repito pero entiendo que es bueno recordar dónde estamos y distinguir entre quién manda y quién está en el gobierno porque si no tenemos esto claro seguiremos esperando, vanamente, decisiones que no van a llegar.

EL PUNTO DE PARTIDA

ADAM SMITHMi punto de partida para no perderse, es Adam Smith pues definió con inmensa claridad quién manda y quién gobierna, por eso hay que entender que estamos en manos de criminales. Dos citas ayudarán a entender esto mejor.

 

“…los crímenes que parecen más atroces para los individuos…fueron…los que golpeaban inmediatamente el bienestar de la comunidad. Son dos, la traición y la cobardía…” Adam Smith. Lecciones sobre Jurisprudencia. (Curso 1762-63). 

“Sólo espero malas consecuencias de las Cámaras de Comerciantes… En un País donde vociferar siempre intimida y las facciones con frecuencia oprimen al Gobierno…  aquellos que tienen el mayor interés en defraudar y en imponerse al público son los que con frecuencia dictan la regulación del comercio”.  Adam Smith, carta 248 dirigida a Rochefoucauld en 1785, refiriéndose a Gran Bretaña.

Estas dos citas reflejan, perfectamente, qué pintan los gobiernos y qué intereses y escrúpulos tienen ellos y los empresarios. En otras palabras, los gobiernos traicionan habitualmente a la comunidad, lo que es un crimen. Y esa traición se lleva a cabo cuando esos gobiernos se someten (de manera cobarde) al poder de los empresarios que, de manera real, son los que dictan la regulación del comercio, es decir, las leyes fiscales, laborales y ambientales, de manera resumida.

Evidentemente, todo esto, escrito en el siglo XVIII, nos hacen creer que es actualmente exagerado pero, como suele ocurrir, la realidad es que lo que estamos viviendo, en las llamadas democracias occidentales, es mucho peor, todavía, de lo que mostraba Adam Smith.

MISERIAS DEL PRESENTE ANDRÉ GORZVuelvo a repetirme con dos citas,  extraídas del capítulo 5 del libro de André Gorz, Miserias del presente, riqueza de lo posible, editado por la editorial Paidós en Barcelona en 1997, que incluía hace unos días en otro texto en La casa de mi tíapues, de nuevo, me parecen muy adecuadas para situarnos.

El presidente del Bundesbank, Hans Tietmeyer, lo decía claramente en Davos, en febrero de 1996: "Los mercados financieros jugarán cada vez más el papel de 'gendarmes' [...] Los politicos deben comprender que ahora están bajo el control de los mercados financieros y no solamente de los debates nacionales".

Harían falta otros instrumentos para poner fin a la dictadura del capital financiero. Haría falta, ante todo, una voluntad política común de los Estados. Haría falta comprender y hacer comprender que el "poder irresistible de los mercados" no existe nada más que por la sumisión de los gobiernos al poder financiero, al que le sirve de coartada para retomar por su cuenta "la guerra que el capitalismo le declaró a la clase obrera ", primero, y después a la sociedad.

En esas estamos y no podemos seguir esperando milagros ni escribir cartas a los reyes magos-gobiernos que están en su papel de traicionar a la gente y de someterse a los que mandan, pero con guiños patéticos y puestas en escena ridículas sobre la reconstrucción y la nueva normalidad, palabras vacías que los periodistas-guionistas-cuentistas que pululan en los gobiernos inventan día tras día para marear al personal y no decir nada.

En este sentido, vuelvo a repetirme, por tercera vez, incluyendo la ecuación de las grandes empresas, porque sirve de esquema orientativa pero real de qué es lo que cuenta para estos gobiernos, aunque reconozco que no es adecuado ni exacto llamarlos así. Pero si no vemos esto con claridad, y me parece que no lo vemos, tiene poco sentido escribir manifiestos pidiendo transiciones ecológicas o lo que sea pues la base de todo está en las citas anteriores y en esta “ecuación” que muestra el funcionamiento real de los gobiernos y empresarios, así como las consecuencias sociales reales.

ECUACION DE LAS GRANDES EMPRESAS

1.IMPUESTOS Y SALARIOS MUY BAJOS 

(La externalización de los trabajadores/as como regalo para el turismo, por ejemplo)

                               +

2.SUBVENCIONES MUY ELEVADAS

                               + 

3.IRRESPONSABILIDAD SOBRE COSTES SOCIALES Y AMBIENTALES

                               =

4. BENEFICIOS DESMESURADOS E INJUSTIFICADOS (CALIFICADOS DE MANERA FRAUDULENTA  COMO INTERÉS GENERAL)

El resultado inevitable del predominio de este modelo económico de sumisión del gobierno a los empresarios no es otro que la exclusión social, la pobreza y la precariedad, además del deterioro irreversible del medio ambiente, pues todo queda sometido y supeditado a la obtención de los máximos beneficios privados saqueando lo público (presupuesto y naturaleza-medio ambiente) sin importar los costes sociales que se generan en el proceso. Es el todo vale, como estamos viendo continuamente.

¿Cómo, si no, explicar los resultados del Informe EINS FOESSA 2018 en Canarias,  mientras la RIC sigue acumulando millones correspondientes a impuestos no pagados por los empresarios? (Más de 30.000 millones de euros en 2014, como muestra el cuadro más abajo).

Y como estos empresarios son insaciables y saben que tienen el poder, exigen, ellos sí que hacen largas listas de peticiones ‘realistas’, que el dinero de la UE y del BCE vaya, preferentemente, a ellos, que los turistas peninsulares que vengan a Canarias puedan desgravar sus gastos turísticos… que se reactiven las infraestructuras inútiles pero que crean empleo, claro, que se subvencione la compra de coches, favoreciendo a las familias de renta baja… qué indecentes, con la situación de emergencia social que tenemos en Canarias, con colas cada día mayores de personas que piden alimentos y ahora nos salen con que les van a ayudar en la compra de coches… será para que se los coman.

No cerremos los ojos. Estos empresarios y la sumisión de los gobiernos están provocando una situación de inmensa desigualdad e injusticia, dejando de lado el tema del COVID-19, que puede ocasionar un estallido social pues las prioridades sociales son en gran medida ignoradas. Los datos oficiales son claros y van empeorando. El que no los ve es porque no quiere mirar.




* La casa de mi tía agradece la gentileza de Federico Aguilera Klink

FEDERICO AGUILERA KLINK RESEÑA


 

mancheta 22