Buscar
09:53h. lunes, 14 de junio de 2021

España, también culpable  de los genocidios palestino y saharaui

Guerras de clases: Palestina vs. Estado genocida de  Israel - por Maribel Santana

 

frase maribel santana

Guerras de clases: Palestina vs. Estado genocida de  Israel - por Maribel Santana, activista, historiadora *

Claro está que a golpe de intifadas (defensa) versus invasiones y exterminio por parte de Israel, gira el asunto desde hace un puño de décadas, entre unos que no tienen nada y otros que  han robado  todo.

Intentaré explicar para que no se nos olvide, sobre todo los que se hacen llamar “internacionalistas”, que niegan la lucha de cualquier pueblo por el derecho de su independencia. Atreviéndose a mentar que el internacionalismo está reñido con el nacionalismo. Cuidado que detrás de esa posición también hay un interés. El subconsciente traiciona y mata lo que sobrevive a su conciente.

Todos los pueblos son nacionalistas, sean que hayan logrado su Estado o  que estén en su pretensión de formarlo. Unos pueden estar interesados en su independencia y otros no.

Al igual que los españoles, que se dicen izquierda o derecha, son nacionalistas españoles, negándolo además, creen que los nacionalistas son los del otro lado y los que están en  un  error. No hay más que ver la nacionalista-derechista de Ayuso escupiendo lava contra los catalanes, y ella no se observa. El problema es la Otredad, esa es la madre de todas las guerras.

Ya Lenin tuvo su acaloramiento con Rosa Luxemburgo, por lo mismo. Rosa llamando a los polacos de las naciones oprimidas  nacionalistas pequeños burgueses,  porque querían separarse de Rusia. Lenin apoyaba a los polacos. Otra cosa es que los polacos hagan un sistema, explotador, fascista, que por supuesto no lo vamos a apoyar. Pero  esto es otra situación. 

Igualmente el filósofo marxista Doménico Losurdo, señala en su ensayo  La Lucha de clases, que las luchas de clases son varias, que no hay una sola. “Es lucha de clase los nacionalismos y colonialismos, al igual que lo es la emancipación de la mujer y por supuesto, la explotación de los trabajadores por sus patronos”. Al menos estas tres premisas establece el autor.

Esta explicación viene por la lucha y guerra de clase que está librando la nación o pueblo palestino, que pretende ser soberano y tener un Estado propio, lo que no le reconocen los imperialistas y fascistas, o interesados de toda laya. Así el Estado de Israel, nacional-sionista, pretende barrer  de la faz de la tierra al pueblo palestino, saqueando, robando, invadiendo, colonizando,  asesinando, violando, encarcelando (incluso a cooperantes europeos como Juana Ruiz) exterminando etnias,  extendiendo  el odio y asaltando mezquitas, trasgrediendo los acuerdos  de la Haya de los años 50. 

La Mezquita de Al-Aqsa, situada en Jerusalén, es Patrimonio de la Humanidad. La policía y mercenarios del ejercito de Israel, van a provocar y atentar contra templos religiosos e hitos culturales que nos pertenecen a todas y todos. También al pueblo judío.

.Por otro lado, es bueno recordar y señalar  que  los imperialismos saben mucho  como tratar  a su gente domesticada, para ganársela y poder utilizarla para invadir a otros pueblos que se oponen a sus intereses.

Así  tenemos ejemplos de sobra. Cuando los EEUU quieren invadir y montar guerras, para saqueo de materias primas y otras,  baja el precio de las hamburguesas basura con que se alimentan los trabajadores y masas populares en su loco país. ¿Acaso no les metió el  odio  a los estadounidenses “contra los que derribaron las torres gemelas” para poder extender sus tentáculos por los países productores de petróleo y otras materias, engañando y comprando a su gente? Son pequeños ejemplos que nos hacen  reflexionar.

Otro tanto ocurre con el imperio de Israel en Oriente Próximo. Cuánto no ha vendido sus diásporas, sus despapuches de pueblo elegido por su Dios, sus víctimas de las garras de los naz

is y que han vendido al mundo entero y sobre todo a su gente interiormente para justificar su imperialismo y limpiezas étnicas sobre los palestinos.

Desde la propaganda  (cortito se queda Joseph Goebbels, ministro de propaganda nazi)  en que Israel  gasta buena  parte del PIB para la causa  sionista.  Aprovechándose miserablemente de la memoria de sus propias víctimas, como Anna Frank, regada por todo el mundo, enarbolándola como otra parte de la Biblia, como si los nazis solo les hubieran asesinado a ellos, obviando a los comunistas, gitanos, clérigos, homosexuales, pobres y otros grupos, hasta los propios roma, alemanes que consideraban asociales. Se sitúan estos sionistas en el centro del holocausto como la primera bailarina del Bolshoi. 

¿Nos cuestionamos también si las vacunas Covid 19, toda la producción de Pfizer que le vendió EEUU a Israel, y que es el ejemplo del mundo mundial, no sería para acoger a su pueblo, darle jarabito y caramelos, y dejarlos calladitos para poder hacer el majo y limpio que están  haciendo con los palestinos?. Unos venden hamburguesas y otros más modernos venden vacunas aprovechando la oportuna pandemia. 

¿Dónde están la ONU y los estados del mundo para frenar esta barbarie? La ONU es EEUU.

 El monárquico-progre-neoliberal, de Borrell, dice que “Europa no puede hacer nada, que lo podría hacer EEUU”. Valiente fascistón, títere, rastrero y palanganero de los intereses Otánicos. Así responde lo mismo con el problema del pueblo saharaui ¿Por qué no cuenta la verdad y dice que el Emérito fue presionado por EEUU para que le vendiera a Marruecos como carne de cochino el pueblo saharaui a los fascistas marroquíes, hace 45 años a cambio de que le apoyara y salvara su corona? ¿Quién se va a meter con los Lobbies judíos, si son los que mandan en EEUU?

La cínica ministra de Exteriores Arancha González  Laya, otro tanto . La pobre estaba muy preocupada porque de Gaza salieron cuatro cohetes (voladores) hacia objetivos sionistas, por cuenta de los palestinos. No le da pudor comparar los arsenales de armamento sofisticado de los criminales sionistas con los palos y piedras y petardos que tienen los pobres palestinos para defenderse de tanta limpieza étnica. ¡Este es el gobierno democrático, de democracia plena  que tenemos!  

España, también culpable  de los genocidios palestino y saharaui.

Rememorando a Bertolt Brecht: “Los que  no saben o desconocen  son ignorantes, los que saben y callan son criminales”

* La casa de mi tía agradece la gentileza de Maribel Santana

 

 

mancheta 33