Buscar
06:43h. lunes, 10 de agosto de 2020

Lo de la implicación real en el 23-F, ¿cada vez más evidente? - por Erasmo Quintana

 

FRASE ERASMO 23 F

 

juan carlos suárez tejerio armada

Lo de la implicación real en el 23-F, ¿cada vez más evidente? - por Erasmo Quintana *

SOCRATES PLATO ARSTOTLETodos estamos de acuerdo en que Sócrates fue el maestro de Platón y éste de Aristóteles. El segundo de la tríada es con toda seguridad uno de los filósofos más notables y profundos de la historia de la humanidad; procedente de la antigua Grecia, además de razonar sobre el hombre en su dimensión humana e íntima, también en su Timeo trató de la cosmología en uno de sus últimos comentarios. Ya anciano y con ideas pitagóricas, puso en boca de Timeo de Lócride la descripción del Universo como un perpetuo devenir, relacionando a los elementos que lo conforman como TIMEO PLATÓNfiguras geométricas. Según su teoría, la Tierra “se compone de corpúsculos cuyas caras son cuadrados formados por cuatro triángulos isósceles unidos por el vértice de los catetos.” En un reciente trabajo en las Actas de la Academia Nacional de Ciencias, un equipo formado por la Universidad de Pensilvania, la Universidad de Tecnología Económica de Budapest y la Universidad de Debrecen, emplearon matemáticas, geología y física para demostrar que la forma promedio de las rocas en la Tierra es como afirma el filósofo. En resumen, es correcto que Platón describa como cubos los átomos de la materia que forman la Tierra. Platón tiene razón: la Tierra está hecha de cubos

Nuestro parco y débil conocimiento no es el suficiente para ver, como Platón, cubos, donde nuestros ojos solo perciben montones de tierra (amasada o suelta) que hollamos en el suelo cuando pisamos. Platón es pues sobradamente reconocido como la primera persona en desarrollar el concepto de un átomo, o sea, la idea de que la materia está formada de algún componente indivisible en la escala más pequeña, y seamos sinceros, el raciocinio que nos falta para comprender a Platón, sin embargo nos sobra para entender lo que afirma un historiador militar sobre el supuesto ficticio golpe de Estado del 23-F. El AMADEO MARTÍNEZ INGLÉSciudadano español Amadeo Martínez Inglés, coronel del Ejército, en su condición de escritor e historiador militar, se ha dirigido a su autoridad como defensor y garante de la Ley del Estado de Derecho en los siguientes términos: “En el año 1983, dada mi condición y mis antiguos destinos en puestos de responsabilidad de la cúspide militar, mis relaciones con los servicios de inteligencia del Ejército y mi negativa a dar por buenas las resoluciones de un juicio militar (el de Campamento) llevado a cabo sin las debidas garantías jurídicas e inmerso desde el principio en continuas irregularidades procesales, decidí emprender una exhaustiva investigación en todos los campos (castrense, político, periodístico…) relacionados con la atípica intentona militar llevada a cabo en España en la tarde/noche del 23 de febrero de 1981.”

armada milans del bosch“Para poder llegar al fondo de unas responsabilidades que evidentemente no terminaban (y de eso éramos conscientes amplios sectores militares, políticos y sociales) con las de los generales monárquicos Alfonso Armada y Milán del Bosch y, mucho menos, con los de toda la serie de personajes de segundo y tercer nivel que pagaron con amplias condenas la mera obediencia debida a órdenes que venían, según nuevos indicios, de lo más alto de la jerarquía del Estado.” Todo esto dicho ad pedem litterae (al pie de la letra). Queda claro aquí la queja de que Guardias Civiles de distinto rango, pagaron por el simple hecho de estar en la asonada acatando órdenes de alguien que era “la más alta jerarquía del Estado.” Pónganle mis amigos lectores el nombre.

GUARDIAS CIVILES 23 F

Fue siempre un secreto a voces que el Emérito estaba “en el secreto” de la asonada y nada se hizo que no contara con su aquiescencia. Lo atribuíamos a que era una manera de “ganarse” la Corona que heredaba directamente del Dictador, siendo todos los acontecimientos y desenlace satisfactorios, erigiéndose como el que detuvo el golpe de Estado y salvando la Democracia. Pero la verdad es que esto no fue así exactamente: En el más alto estamento militar había dos sectores, los partidarios incondicionales de Juan Carlos I y los no afectos, más duros y cercanos al Dictador. 

 

TEJERO JUAN CARLOS 23 F

Tejero: "El 23-F seguí las órdenes del Rey”

Con la intentona de Tejero la suerte del monarca era la misma -aunque con otras exigencias-, pues con independencia del sector militar que resultara ganador, la apuesta por el Borbón continuaba  siendo la misma. Lo cierto es que la Jefatura del Estado no le llegó por méritos propios, y el simulacro de intentona golpista y su postura en contra, lo legitimó como Jefe del Estado.

juan carlos ejército

* La casa de mi tía agradece la gentileza de Erasmo Quintana

erasmo quintana reseña

 

mancheta neoliberalismo