Buscar
jueves, 07 de julio de 2022 07:20h.

Irresponsabilidad de los parlamentarios canarios ante la nueva Ley Electoral - por Antonio Aguado

 

f AAS

Irresponsabilidad de los parlamentarios canarios ante la nueva Ley Electoral - por Antonio Aguado, coherente veterano militante socialista *

 

El Parlamento de Canarias tenía un mandato emanado por el del Estado a través de una Ley Orgánica, para que en el plazo de tres años, contados desde el 6 de noviembre de 2018, tuviera redactada y aprobada una nueva Ley Electoral. O sea, que desde el pasado 6 de noviembre del 2021 los parlamentarios canarios han venido incumpliendo con la referida ley. Las excusas esgrimidas han sido las de la pandemia y el volcán de La Palma, ninguna sin la suficiente consistencia. Habría sido así, en caso de que gran parte de ellos hubieran estado afectados. El caso es qué, la vida para la mayoría de la población ha discurrido cumpliendo con el precepto laboral y en consecuencia, los parlamentarios regionales no deberían ser una excepción y menos, debido a la labor sin tanto riesgo que desempeñan.

Cuanto tiempo mal gastado para prácticamente nada, pues no han tenido que esforzarse mucho para redactar y consensuar entre ellos un acuerdo unánime y sino se remedia, nos impondrán una  nueva Ley Electoral, que es prácticamente igual a la existente que había reformado a la original, sólo con la ampliación del número de diputados de 60 a 70, incluyendo una circunscripción electoral regional de 9 parlamentarios y 1 más que para completar los referidos 70, se adscribió por el factor poblacional a Fuerteventura. E igualmente la bajada de los topes insulares del 30 al 15% y regional del 6 al 4%. 

Semejante bodrio fue el que nos rigió en las pasadas elecciones autonómicas, siendo peor el hipotético remedio que la enfermedad y es qué, con esa bajada del tope insular, se les ofrece la oportunidad a populistas locales, de grandes zonas y barrios existentes en Gran Canaria y Tenerife, que en población duplican o triplican a islas menores como las de El Hierro y La Gomera, para configurar sus organizaciones políticas y obtener representación parlamentaria, haciendo que Canarias sea aún más ingobernable.  

Está visto que vamos a tener qué, seguir soportando el insolidario e injusto insularismo, que tanto daño nos ha venido causando, dividiéndonos y en ocasiones enfrentándonos, en menoscabo de nuestra unidad. Las oligarquías insulares seguirán de enhorabuena, practicando el divide y vencerás. Cada una de ellas defendiendo sus propios intereses, en connivencia y complicidad con sus organizaciones políticas y en este caso, igualmente con el apoyo de los parlamentarios canarios

La sensibilidad de los parlamentarios canarios brilla por su ausencia. Lógico, teniendo en cuenta que tienen su vida garantizada. Acceden a los cargos sin grandes o ningún mérito, pero pueden perpetuarse en los mismos, ya que no hay nada que se lo impida a través de una adecuada ley electoral y de partidos políticos, que contemplen de forma natural la regeneración y renovación de la vida política. De entre todos los casos, se puede contemplar como uno de los ejemplos más significativos, el del presidente del propio Parlamento de Canarias, que con apenas 48 años de edad, lleva 23 desempeñando cargos institucionales.

 El deterioro y degradación de la vida política, es cada vez más evidente, como se demuestra por el incumplimiento del articulo 6 de la Constitución: “los partidos políticos expresan el pluralismo político, concurren a la formación y manifestación de la voluntad popular y son instrumento fundamental para la participación política. Su creación y el ejercicio de su actividad son libres dentro del respeto a la Constitución y a la ley. Su estructura interna y funcionamiento deberán ser democráticos”.

Canarias tiene las mejores condiciones para estar a la cabeza de todo lo bueno, de entre las regiones o nacionalidades de España, e incluso de gran parte de Europa: el mejor de los climas, paisajes y playas extraordinarias, situación geoestratégica entre tres continentes, Europa, África y América, posibilidad de autoabastecernos al cien por cien de energía alternativa que, en la actualidad no llega su desarrollo  al 18% y de una suficiente agricultura, para el pleno consumo de los canarios y residentes en Canarias y de los turistas que nos visitan, sin tener que disponer de productos mayoritariamente importados (más del 80%), haciendo que la nuestra sea la cesta de la compra más cara y de peor calidad, en relación a los que desde aquí podríamos producir, aun teniendo el instrumento del REA (Régimen Especial de Abastecimiento), que en teoría fue creado para abaratar los productos importados, pero en la practica está sirviendo para la especulación y el enriquecimiento de los importadores. Disponemos de un REF (Régimen Económico y Fiscal), que nos debería posibilitar diversificar nuestra economía, haciéndola más competitiva y con una mejor redistribución de la riqueza generada, redundar en un mayor Estado del Bienestar.

Sin embargo, estamos a la cabeza pero en lo malo: paro, mayor precarización en el empleo y salarios más bajos, con la mayor cota de pobreza y exclusión social, alto índice de absentismo y fracaso escolar, mayores listas de espera para intervenciones quirúrgicas, atenciones médicas y pruebas radiodiagnósticas y analíticas, los peores servicios sociosanitarios, embarazos no deseados de adolescentes y así un largo etc. 

Parecería que Canarias es una tierra gafada y sin soluciones, pero sí las hay aunque siempre es más fácil recurrir al victimismo de afuera con Madrid y su Gobierno Central y no asumir propias responsabilidades. Todo se complicó con el originario modelo autonómico impuesto de la triple paridad, por circunscripciones insulares muy desigual e injusto. Para acabar con todo ese esperpento y atraso, la «solución» fue reformar la Ley Electoral y no hacer con todas las consecuencias y garantías una nueva, con circunscripción regional única, complementada con la representación unipersonal y por distritos, lo que obligaría a los partidos políticos a presentar como candidatos y candidatas, a las personas mas valoradas y apreciadas por sus vecinos. 

* La casa de mi tía agradece la gentileza de Antonio Aguado Suárez

ANTONIO AGUADO RESEÑA

 

 

 

MANCHETA FEBRERO22