Buscar
viernes, 12 de agosto de 2022 12:39h.

Máquinas de hacer dinero - por Francisco González Tejera

 

F TJ

Máquinas de hacer dinero - por Francisco González Tejera, Viajando entre la tormenta

 

«Los animales no son propiedades o cosas, sino organismos vivientes, sujetos de una vida, que merecen nuestra compasión, respeto, amistad y apoyo».

Marc Bekoff

Quizá no sea importante para ustedes que un Ayuntamiento construya un refugio para un lagarto endémico en extinción, asesinados por miles bajo las palas de las excavadoras y la dinamita para la construcción de un centro comercial, para luego en ese mismo enclave pagado con nuestro dinero de los impuestos autorizar que las motos con su ruido, su contaminación, su capacidad de aplastamiento, pasen por encima del absurdo refugio tras la destrucción y la muerte, el hábitat donde parte de esta frágil especie ha vivido durante millones de años.

¿En qué piensan los políticos que ocupan cargos públicos aparte de cómo amasar más dinero en sus cuentas corrientes?

Tal vez para mucha gente esta nueva aberración no sea importante:

-Son cuatro lagartos- dirán.

-Ecologistas locos defendiendo lo indefendible, primero el humo del combustible, la música estridente en un lugar de silencio, el glamour, las ruedas moviendo piedras donde se refugian los supervivientes de la masacre-

Con los años he ido perdiendo mi capacidad de asombro, con mis manos saqué lagartos gigantes de Gran Canaria en Tamaraceite durante las obras, algunos todavía vibraban con sus cuerpos parcialmente aplastados, simplemente parecían mirar y ver mi rostro de tristeza, la infinita incertidumbre de saber que nos gobiernan máquinas de hacer dinero.

De nuevo ayer domingo se consumó otro esperpento, nadie lo evitó aunque les avisáramos: ni Seprona, ni Ayuntamiento, ni Cabildo, ni Gobierno de Canarias; tan solo había que desviar el recorrido, apenas doscientos metros, evitar que pasaran por el pequeño santuario, pero nada de nada, solo silencio aunque sea una especie amenazada, dio igual, ninguna autoridad se dio por aludida, como si este animal único en el mundo no existiera en los tristes parámetros mentales de los guardianes de la especulación y la miseria humana.

MOTORISTA ARROLLANDO LAGARTOS
MOTORISTA  ARROLLANDO LAGARTOS

 

* La casa de mi tía agradece la gentileza de Francisco González Tejera

https://viajandoentrelatormenta.com/maquinas-de-hacer-dinero/

FRANCISCO GONZÁLEZ TEJERA
FRANCISCO GONZÁLEZ TEJERA
viajando entre la tormenta
MANCHETA MAYO 22