Buscar
20:10h. Jueves, 21 de noviembre de 2019

París, la capital de los dos fuegos - por Micaela Sagaseta Paradas

 

FRASE MICAELA

París, la capital de los dos fuegos - por Micaela Sagaseta Paradas *

El mundo entero, en un acto colectivo de "amor burgués por el arte", ha temblado viendo arder Notre Dame, ese símbolo del gótico, enclavado en la Ile de la Cité, porque es la historia misma de París. 

Todo ha resultado extrañamente fatídico y surrealista. Impresionaba ver la caída de la aguja de Viollet le Duc de 90 metros, perdiendo su perfecto equilibrio El fuego podía con todo. Techumbres, crucero y cuanto se le pusiera por delante. 

Como historiadora y amante del arte, no dejo de reconocer que Notre Dame, era una obra magnífica, donde miles de manos artesanas levantaron ese edificio único y mas de uno, dejó entre sus piedras y sus alturas, la vida misma. 

Ahora toca analizar. 

París vive entre el fuego de la rebelión de los chalecos amarillos, desde hace 23 semanas, sostenidas en un permanente enfrentamiento entre pueblo y policía.

Macron es incapaz de sortear la crisis porque no es suya, sino de un sistema que se pudre, que es incapaz de sostenerse en pie, que mantiene a las mayorías en una precariedad vital cada día más acusada. 

Este "incendio de los ricos", de inmediato ha "ablandado" las conciencias de grandes empresarios que "bondadosamente" en menos de lo que han tardado en apagar el fuego, han "donado" mil millones de euros. Ya irá por mucho más.

Esto significa, varias cosas: efectivo fresco, que buena falta le hace a Macron en estos momentos de ultimátum con los chalecos; también una exoneración de impuestos inmensa para los empresarios por dichas donaciones y por lo tanto una merma muy importante de ingresos para las arcas del Estado.

El capitalismo francés, neoliberal hasta los tuétanos de sus entrañas, en su angustia agonizante, con las exigencias económicas de la OTAN en la nuca y con unas pérdidas cuantiosas en concepto de turismo y como consecuencia de los paros en la actividad productiva y de servicios del país, ve que se estrangula su economía día a día y, ya que aquel atentado de falsa bandera de diciembre, no dio resultado, han "tirado" de la Notre Dame, que a fin de cuentas, "en 4 años decimos que la restauramos y encima dará trabajo".

La imagen puede contener: texto

Toda una falacia, porque Francia bien ocupada está en sus guerras en el mundo y, mira por donde, que cuando contribuyeron muy en primera fila en la destrucción de Siria, por ejemplo, nadie se "ablandó" ni dió un euro por los daños ocasionados. La doble moral y la hipocresía del sistema, funcionan a la perfección. 

Mientras, el "fuego de los pobres" se limita a hogueras y bengalas que tiran los chalecos amarillos cada sábado contra la policía y que acaban, como hoy, con 200 arrestados, Ya se me perdió la cuenta de las personas que han perdido un ojo, una mano... o han sufrido daños importantes, con secuelas de por vida, a lo largo de estos enfrentamientos. 

Mientras los ricos queman para no pagar y quien sabe si para capitalizar, nunca mejor dicho, ese fuego para su beneficio, el fuego de los pobres, por lo pronto hoy ha vuelto a correr por todo París y en otras poblaciones, como en Toulousse, a pesar de las prohibiciones; y todo apunta a que la cólera del pueblo francés no cede ni aún viendo su Notre Dame en llamas. 

El poeta, periodista y escritor ruso, Ilia Eherenburg, en su libro de memorias, nos deja una nota de su colega poeta, ruso también, Baratinski, al que leía a las orillas del Sena, durante sus largas temporadas parisinas. Observando la catedral de Notre Dame. Baratinski escribió: " Una vaga reflexión embarga al forastero. ¿Acaso esas piedras sombrías que tiene ante él, no son las ruinas de un mundo antiguo?".

Definitivamente, el mundo capitalista arde en su propio infierno. Veremos sus cenizas.

¡¡Fuerza pueblo francés, fuerza pueblo venezolano, fuerza pueblo sirio, fuerza pueblo palestino, fuerza pueblo saharaui!!

* La casa de mi tía agradece la gentileza de Micaela Sagaseta

MICAELA SAGASETA PARADAS

 

mancheta 10