Buscar
10:51h. domingo, 25 de octubre de 2020

todavía queda un nada despreciable número de necesitados

 Un Parlamento de espaldas al pueblo  - por Erasmo Quintana

 

FRASE ERASMO

 Un Parlamento de espaldas al pueblo  - por Erasmo Quintana *

imv erte pobresNo se puede llamar a un sistema “democrático” si éste no se provee de leyes que eliminen barreras que impidan que todos puedan ser iguales en derechos a la hora de beneficiarse de los resultados del esfuerzo colectivo, de la fraternidad del conjunto de la sociedad. El gobierno de coalición PSOE-Unidas Podemos ha puesto en marcha los ERTE y la ayuda que supone el Ingreso Mínimo Vital para las familias que lo han perdido todo por la aparición de la pandemia de la covid-19, viniendo a trastocar la vida de un importante número de españoles, los cuales, de tener lo justo para ir tirando, ahora carecen de lo mínimo y elemental para una vida digna. Esta modalidad de ayuda ha empezado a percibirse, pero todavía queda un nada despreciable número de necesitados que todavía no lo han conseguido, siendo algo sumamente importante para la supervivencia más perentoria. Se echa de menos un manual de buenas prácticas para el desarrollo de esta necesaria política, demandando se aprueben niveles de inversión que puedan acordarse en cada una de las Comunidades.

JUAN CARLOS FELIPE LEONORHemos venido asistiendo en los últimos días al gran teatro que es la política nacional, muy lejos ya de aquel espíritu serio y responsable de los últimos tiempos y la Transición, aquella que nos vendieron como ejemplo al mundo del paso de una dictadura a la democracia, cuando en realidad fue una continuidad del franquismo, porque la imposición de la Corona (Jefatura del Estado, que se sucede de padres a hijos primogénitos ad infinitum) es su extensión, así como la derecha está armada por exministros de Franco. Los miembros de la oposición conservadora, bastante jorobados por los innumerables casos de corrupción que les afectan (el Supremo acaba de sentenciar al PP por el “caso Gürtel”, a rajoy gurtelRajoy, Bárcenas, Correa, Sepúlveda, Crespo, el Bigotes, etc,) no dudan en criticar hasta la caricatura la acción del Gobierno de coalición en aquello que “ha hecho mal”, según su peregrino criterio, o en lo que se inventan. La principal acusación de Casado es que no se hace nada; y lo más relevante de todo, las peleas y la descoordinación en el seno del Gobierno. Pero lo más relevante, es la lucha política descarnada de la Comunidad de Madrid, la Ayuso contra Sánchez del Ejecutivo nacional, pulso político que le está echando, cuando lo más importante para ella debería ser la salud de todos sus madrileños. 

DÍAZ AYUSO SÁNCHEZ

PP CS VOXEn las sesiones parlamentarias de los miércoles, PP, Vox y Cs, convierten el Hemiciclo en un gallinero donde solo se ven cruentas peleas de gallos, pensando únicamente en los votos, como si estuviéramos a las puertas de nuevas elecciones, y, sin tener en cuenta una vieja conseja de la abuela, la cual dice: que bien está lo que bien acaba, como pudiera ser el éxito cada vez más deseado: el derrotar al coronavirus. Allí no se habla de los COVID 19estragos que viene causando la Covid-19 en su segunda oleada. No se tiene como tema principal los datos sobre nuevos contagios y comunidades que han declarado el Confinamiento o el Estado de Alarma y otras con el cierre temporal contra las celebraciones privadas de los jóvenes, epicentro de los nuevos contagios. Hay record de los mismos en España, que exige un nuevo plan sanitario contra los contagios del virus, y se aplicarán medidas mínimas con cuatro niveles de alerta. 

Los debates en el Parlamento sonrojan a toda la nación bienpensante, que paga con sus impuestos una gran millonada a unos políticos que no están a la altura del más humilde de los ciudadanos. Es para cerrar directamente el Parlamento de los Diputados, y sobre todo el Senado, que ambas instituciones de la Democracia no sirven para nada edificante. Todos, al barranco. Unos porque lo suyo es el insulto barriobajero, la provocación y medrar agenciándose el bienestar económico personal; y los otros, porque CGPJ CADUCADOles entran al trapo, que es lo que desean aquéllos desde el primer momento, para seguir insistiendo en lo mismo. Hay algo que me huele a cuerno quemado: ¿Por qué Bruselas no ha levantado su voz ante el descarado bloqueo del Partido Popular al mandato de la Constitución, que obliga la renovación, sin posibilidad de repetir, de los miembros del CGPJ cada cinco años? En esto tan grave calla, y se pronuncia (en contra) cuando se quiere buscar una solución al bloqueo. Lo que digo: el Gran Poder lo quiere todo, aunque sea con procedimientos tramposos. 

* La casa de mi tía agradece la gentileza de Erasmo Quintana

 

 

MANCHETA 21