Buscar
13:47h. Domingo, 24 de Junio de 2018

Una selva singular bañada por el Atlante... - por Cecilia Domínguez Luis

 

FRASE CECILIA

Una selva singular bañada por el Atlante... - por Cecilia Domínguez Luis, Premio Canarias de Literatura 2015

Buenos días, amigos: me preocupa que este Gobierno (me refiero al de las islas) ponga cada vez excusas menos creíbles para no apostar totalmente por las energías renovables. ¿Sabrán sus señorías eso del cambio climático, o es que se las trae al pairo? Bueno, pues de eso va mi opinión de hoy

Una selva singular, 
bañada por el Atlante 
y que tiene, a cada instante, 
sol para dar y tomar, 
tiene un gobierno sin par 
que no sabe o no contesta 
cuando, desde la floresta, 
se quejan de que no llueve, 
de que ninguno se mueve 
y que la tierra protesta.

De que hay mucha polución, 
de que las torres marinas 
de petróleo dejan tinas 
de grasa, y la solución 
es pujar, sin dilación, 
por las fuerzas renovables, 
energías indudables 
que harán que vuelva el ambiente 
a ser limpio y reluciente, 
sin basuras deleznables.

Mas, el gobierno, en la inopia 
o en la dejadez supina, 
va, de una esquina a otra esquina, 
diciendo que solo copia
- y no por voluntad propia- 
lo que hace el mundo mundial: 
Ni caso. Y se queda igual.
Hasta que “el otro” no empiece, 
Él permanece en sus trece, 
aunque dice que está mal.

O sea que, “mea culpa”, 
pero, ¿Qué quieren que se haga, 
si la petrolera paga 
y el gas trae mucha “pulpa”?
Así que, si lo disculpa 
el pueblo y, con su permiso, 
seguirá en su compromiso 
con los fósiles y el gas.
No es de ellos la culpa. Es más 
de ese mundo olvidadizo.

Y nada de preocuparse 
por eso del medio ambiente.
Aquí todo es diferente 
y nadie debe alarmarse.
Que lo mejor es marcharse, 
cual la rubia pizpireta, 
con vino y una chuleta, 
a la playa y olvidar, 
que ya se encargará el mar 
de calmar cualquier rabieta.

Y no se les cae la cara 
de vergüenza a estos señores 
que, sabiendo los temores 
de un clima que se dispara 
a cambiar y no se para 
en dejar todo arrasado, 
se mantiene en el tinglado, 
echando pelotas fuera, 
sin ver que la más artera, 
ha caído en su tejado.

¡Salud y República!

* Del muro en FACEBOOK  de Cecilia Domínguez Luis

cecilia domínguez luisLA PASIÓN DE LOS DÍAS  CECILIA DOMÌNGUEZ LUIS

http://ceciliadominguezluis.com/