Buscar
13:50h. Sábado, 23 de Septiembre de 2017

También quiero una república, pero canaria - por JC Martín

 

JC MARTÍNSe perfectamente la diferencia entre República y Monarquía. Entiendo perfectamente el carácter más democrático de la primera forma de gobierno y el déficit de base de la que ya parte la segunda, por muy revestida de modernidad y parlamentarismo con que la adornen.

También quiero una república, pero canaria - por JC Martín *

Se perfectamente la diferencia entre República y Monarquía.

Entiendo perfectamente el carácter más democrático de la primera forma de gobierno y el déficit de base de la que ya parte la segunda, por muy revestida de modernidad y parlamentarismo con que la adornen.

Tengo estudios y muchas horas de lectura como para saber qué significó la Segunda República en España, la dictadura posterior y lo atado y bien atado que ésta dejó al régimen del 78.

Sé que una nueva República en España acabaría con una estructura caduca y residual de Jefatura del Estado que hoy por hoy es sólo una pantalla de contención para tranquilizar a las élites y que tengan claro que el verdadero poder sigue en las mismas manos.

Pero dicho todo esto y pudiendo argumentar otras que quienes hoy celebran la efeméride republicana y aspiran a otra, también quería decir que PARA CANARIAS está también demostrado que con una y otra forma de gobierno en el estado español, el HECHO COLONIAL ha perdurado. Que en eso de los derechos de autodeterminación Repúblicas como la francesa han sido si cabe tanto o más colonialistas o que, entre quiénes se han declarado y declaran republicanos españoles, los ha habido tan enemigos del anticolonialismo canario como el mismísimo franquismo.

El nuevo republicanismo español tendría que aclarar si es tan democrático como para aceptar el carácter colonial de Canarias y por tanto su no consideración como una autonomía o nación dentro de ese nuevo país que reivindica, porque si no, estaría repitiendo para Canarias un más de lo mismo, un punto y seguido, de otras formas de gobierno viejas y nuevas que dan a este archipiélago el mismo trato que a territorios que son continentales.

Si realmente una República rompe con las élites y los statu quo económicos de base antidemocrática, el satus de colonia para Canarias también debe desaparecer. Otra cosa sería lo que la bandera, que siendo españolas las dos, se cambia sólo un color y la corona y me imagino que, esta vez sí, aspiraràn a más.

banderas monarquía república

* En La casa de mi tía por gentileza de JC Martín

jc martín